HOME   |   REGRESAR AL ARCHIVO   |   ENGLISH
 
Pulse para abrir y leer la Coronilla de la Misericordia Divina
 
Relevant Catholic Divine Inspirations and Holy Lights
Fragmentos del Sermón XX: DOMINGO DE RAMOS
SOBRE LOS EFECTOS MALVADOS DE LOS MALOS HÁBITOS
por San Alfonoso Liguori (1696-1787)
"Vayan al pueblo que está enfrente, e inmediatamente encontrarán un asna atada" (Mat. 21, 2)
Primer Punto. Un mal hábito encegueze el entendimiento.
Segundo Punto. Un mal hábito endurece el corazón.
Tercer Punto. Un mal hábito disminuye nuestra fuerza.

TERCER Punto - UN MAL HÁBITO DISMINUYE NUESTRA FUERZA

"Abre en mí una brecha tras otra, arremete contra mí como un guerrero." (Job xvi, 15.) En este texto San Gregorio razona así: Una persona, atacada por un enemigo se rinde incapaz de defenderse por causa de su primera herida que recibe; pero, si acaba recibiendo una segunda y tercera herida, su fuerza será tan disminuida que su muerte será su inevitable consequencia.

Tal es así con el pecado: despues de la primera y segunda herida infligida a su alma, aun tendrá algo de fuerza, pero solo a través de la gracia Divína. Pero si continua dejandose enredar en el vicio, el pecado, tornandose habitual, se arremete contra su alma como un gerrero y lo deja sin ningun poder para resistirlo.

San Bernardo compara al pecador habitual a una persona que está aplastada bajo una enorme roca, de la cual no se puede mover. Una persona en este caso solamente se levantará con gran dificultad. "Con gran dificultad se levanta la persona sobre la cual el peso de un mal habito que la oprime". San Gregorio dice, "Lapis superpositus, cum consuetudine mens in peccato demoratur ut esti velid exsurgere, jam non possit quia moles desuper premit," (Moral, lib. 26, c. xxiv.)

Santo tomás de Villanova enseña que un alma que se depriva de la gracia de Dios no puede abstenerse por mucho tiempo de nuevos pecados. "Anima a gratia destituta diu evadered ulteriora peccata non potest." (Conc. 4 en los quadragios de Dom. 4.) En explayar las palabras de David, "Conviértelos, Dios mío, en hojarasca, en paja agitada por el viento." (Salmo lxxxii. 14.) San Gregorio nos dice que el hombre que luchó durante un tiempo antes de caer en el habito del pecado; una vez renddo a ese hábito, el se rinde una y otra vez mas a toda tentación, con la misma facilidad con la cual una paja se mueve con el soplido del viento mas mínimo.

Los pecadores habituales, de acuerdo con San Chrysostom, se tornan tan débiles en poder resistir los ataques del demonio que, arrastrados al pecado por su hábito malvado, son a veces llevados a pecar en contra de su propia inclinación. "Dura res est consuetudo, quæ nonnunquam nolentes committere cogit illicita. Si, porque, como dice San Agustín, un mal hábito, con el pasar del tiempo, trae una necesidad certera de caer en el pecar. "Dum consuetudini non resistitur, facta est necessitas."
San Bernardino de Siena dice que los malos hábitos se cambian para formar parte de la naturaleza interior de uno. "Usus veritur in natura." Por lo tanto, así como es necesario el respirar para los hombres, parece ser necesario el pecar para los pecadores habituales. Así se transforman en esclavos del pecado. Yo digo, los esclavos. En la sociedad hay sirvientes, que sirven a cambio de la recompensa y hay esclavos, que sirven a la fuerza, y sin renumeración.

Habiendose vendidos como esclavos al demonio, los pecadores habituales son reducidos a un grado tan bajo de esclavitud que a veces pecan sin placer, y aun algunas veces sin estar en la ocasión del pecado.

San Bernardino los compara a las alas de un molino, que continuan haciendo rodar al molino, aun cuando no hay mas grano para moler; es decir, continuan cometiendo pecados, o por lo menos siguen dandoles el gusto a malos pensamientos, aun cuando no se les presenta ninguna ocasión para pecar. Estos seres infelices, como dice San Chrysostom, habiendo perdido el auxilio divino, ya no hacen lo que quieren, sino lo que quiere el demonio. "Homo perdito Dei auxilio, non quod vult agit, sed quod diabolus."

¡Contempla el fin de los pecadores habituales! Hermanos, si tienen la desgracia de haber contraido el habito de pecar, hagan, lo mas pronto posible, una confesión general, ya que sus confesiones pasadas apenas han sido válidas. Vayanse inmediatamente de la esclavitud del demonio. Atiendan al consejo del Espíritu Santo. "No sea que entregues a otros tu honor y tus años, a un hombre cruel." (Proverbios v, 9.)

¿Por qué serviras al demonio, tu enemigo, un maestro ¡tan! cruel, el cual te lleva a conducir una vida tan miserable aquí, para así llevarte a una vida de aun mas grande miseria en el infierno para toda la eternidad? "Lazaro, ven aquí." Sal del pozo del pecadol dáte inmediatamente a Dios, quien te llama, y está listo para recibirte si te vuelcas a Él. ¡Tiembla! Este puede ser tu último llamado, al cual, si no respondes, podrías perderte.

Pulse aquí para volver al primer punto
Entrada a Jersulén artista Italino de Mosaicos; 1140-1170-; Cappella Palatina, Palermo, Italia; https://www.wga.hu
Entre Cristianos, el título "Socorro Perpetuo" es uno de los mas conocidos para la Madre de Dios, especialmente entre los mas necesitados y afligidos, quienes sienten la necesidad de recibir amor y protección. La pintura original es un Icono Oriental que representa la Virgen de la Pasión, pintada para inspirar la esperanza y la oración. Su mensaje espiritual sobrepasa su belleza plástica. Un icono es mucho mas que la repreesntación de una persona o evento histórico. El Icono del Socorro Perpetuo eleva nuestra conciencia de los misterios de la Redención en Cristo y de la intercesión de María en favor de aquellos que siguen a Cristo, aqui vistos en los brazos de su Santa Madre.

Solo con una actitud de fe y oración puede uno admirar este icono. La expresión de la cara de María es de una madre que conoce el dolor y aun así, extiende su auxilio con serenidad y ternura, mientras nos invita a obedecer la Voluntad de Dios, aun cuando la encontramos en el sufrimiento y la cruz, ofreciendo nuestras vidas en servicio a Él y a nuestro vecino, tal como Él hizo, hasta la muerte.
https://www.catholictradition.org
"Hazla conocer a través de todo el mundo"
Papa Pio IX, Enero, 1866, Iglesia de San Alfonso, Roma
Oración de Nuestra Señora del Socorro Perpetuo
Oh Madre del Perpetuo Socorro, concédeme la gracia de que pueda siempre invocar tu bellísimo nombre ya que él es el Socorro del que vive y Esperanza del que muere. Ah María dulcísima, María de los pequeños y olvidados, haz que tu nombre sea de hoy en adelante el aliento de mi vida. Cada vez que te llame, Madre mía, apresúrate a socorrerme, pues, en todas mi tentaciones, y en todas mis necesidades propongo no dejar de invocarte diciendo y repitiendo: María, María, Madre Mía. Oh qué consuelo, qué dulzura, qué confianza, qué ternura siente todo mi ser con sólo repetir tu nombre y pensar en ti, Madre Mía. Bendigo y doy gracias a Dios que te ha dado para bien nuestro ese nombre tan dulce, tan amable y bello. Mas no me contento con pronunciar tu bendito nombre, quiero pronunciarlo con amor, quiero que el amor me recuerde que siempre debo acudir a ti, Madre del Perpetuo Socorro. Amén
Nuestra Madre del Perpetuo Socorro: a su izquierda el Arcángel Miguel y a su derecha Rafael, ambos sujetando los implementos de la Pasión; icono Bizantino Mariano del Siglo XV; https://commons.wikimedia.org
Ápside con el Icono de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, Iglesia de San Alfonoso de Liguori, Roma; https://commons.wikimedia.org
Domingo de Ramos
 
Este sitio está dedicado a Nuestro Señor Jesucristo
en la Santísima Virgen María
para la Gloria de Dios

se imparta (28 de Octubre, 2013)
Cooperatores Veritatis
Omnia ad majoren Dei Gloriam!
(¡Todo para la mayor gloria de Dios!)
Contáctanos/escríbenos via email a info@verdadcatolica.net
El diseño y algunos materiales son ©2013-2019 por VerdadCatolica.Net - Todos los Derechos Reservados
Algunas obras rigen bajo licencia pública o abierta - otras están protegidas por derechos de propiedad intelectual de copyright de sus dueños.        top
 
 

Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.