HOME   |   REGRESAR AL ARCHIVO   |   ENGLISH
 
Pulse para abrir y leer la Coronilla de la Misericordia Divina
 
Relevant Catholic Divine Inspirations and Holy Lights
Oh REY DE LAS NACIONES, ¡Sí!, y el deseo
    proveniente de ellas, que hace de dos, uno:
            Ven a salvar al hombre, a quien
            has creado del polvo de la tierra!
Una Novena para la Navidad basada en los "Oh" Antífonas de Adviento por Diciembre 22
Isaías 45:8
Lucas 1:28, 42
En el tiempo cuando, sin que ella se diera cuenta, la embajada del cielo se acercaba, estaba absorbida en ma más alta contemplación sobre los misterios que el Señor había renovado dentro de ella, con ¡tántos! favores durante los nieve dias anteriores. El Señor mismo la había asegurado que su Hijo unigénito pronto descendería para asumir forma humana.
Esta grandiosa Reina esta llena de fervor y afecto jubiloso en la expectativa de su ejecución y se encontraba llena de humilde amor, pues discursón en su corazón:

"¿Es posible que el momento beato ha llegado, en el cual el Verbo del Eterno Padre ha de hacer y de conversar con los hombres? (Baruch 10, 38).

¿Que el mundo lo ha de poseer? Que los hombres han de verlo en la carne? (Is. 40, 5 ). ¿Que esta luz inaccesible ha de brillar para iluminar a quienes están en la oscuridad? (Is. 9, 2).

On ¡quien ha de ser digno de verlo y conocerlo! Oh, ¡quien ha de ser permitido besar la tierra tocada por sus pies!

Regocíjate, cielos, y consuélate, o tierra
(Ps. 95, 11); que todas las cosas lo bendigan y exalten, ya que ¡su eterna felicidad está cerca!

Oh hijos de Adán, afligidos con el pecado, pero aún así criaturas de mi Amado, ahora ¡alzarán sus cabezas y descartarán su yugo de vuestra anciana servitud!
(Is. 14,25)

Oh, los ancianos antepasados y profetas, y todos los justos, detenidos en el limbo y esperando en al vientre de Abrahám, Ahora serán consolados y tu ¡tan! deseado y prometido Redentor ¡ya no tardará más en venir! (Agg. 2, 8).

¡Magnifiquémoslo y cantemosle himnos de alabanza! Oh, quien ha de ser su esclavo, quien Isaias señala ser como su madre (Is. 7, 4);

Oh Emanuel, ¡verdadero Dios y Hombre! O rey de David, quien ¡ha de abrir el cielo (Is. 22, 22). Oh ¡Sabiduría Eterna! Oh ¡Legislador de la nueva Iglesia!

Ven, ven a nosotros, Oh Señor, y termina la captura de tu pueblo; ¡que toda carne vea Tu salvación!"
(Is. 40, 5).
En estas peticiones y aspiraciones, la Santísima María estaba intrometida a esta hora, cuando el santo ángel Gabriel llegó. La más pura del alma era ella; la más perfecta en cuerpo, la más noble en sus sentimientos; la mas exaltada en la santidad, llena de gracia y tan deificada y agradable ante la vista de Dios, que era perfecta para ser su Madre; mas, un instrumento adaptado perfectamente para atraer del vientre del Padre a su vientre virginal.

Ella fue el método poderoso de nustra Redención y para Ella se lo debemos de muchas maneras. Por lo tanto es justo que todas las generaciones y todas las naciones la bendigan y exalten, para siempre.
(San Lucas 1, 48).
Extracto de la Mística Ciudad de Dios, Vol. II, manifestado por Nuestra Señora a la Hermana María de Jesús (María de Agreda)
https://themostholyrosary.com/mystical-city.htm
Isaías 7:14
Cuando, como su madre, María, estaba desposada con José y, antes de que se juntasen, se halló que había concebido por obra del Espíritu Santo.

Su marido José, como era justo, no quiso denunciarla a ella, sino quiso dejarla secretamente.

Y pensando él en esto, he aquí el ángel del Señor se le apareció en sueños, diciendo:
  José, hijo de David, no temas tomar contigo
  María tu mujer, porque lo engendrado en ella,
  es de el Espíritu Santo. Y dará a luz un hijo:
  y lo llamarás JESÚS. Porque él salvará a su
  pueblo de sus pecados.


Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que el Señor habló por medio del profeta, diciendo:
  He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz
  a un hijo, y llamarás su nombre Emanuel,
  que traducido es: Dios con nosotros.


Despertado José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer.
Mateo 1:18-24
Niño Jesús, que quiso nacer pobre
  y en un establo en Belén,
  Haz de mi corazón su casa esta Navidad.
Tómalo y la reciben, de modo que pueda ofrecer
  hospitalidad a los que nacen hoy en nuestra
  mundo bajo las mismas circunstancias que
  que hace 2.000 años.
Dame tu amor y tu gracia,
  y ayúdame a ser solidarios con los demás,
  especialmente a los que más lo necesitan. Amén
Padre Manuel Dorantes, Catholic Relief Services https://crs.org
La Anunciación de Bartolomé Esteban Murillo; 1655-1660; El Hermitage, San Petersburgo; https://en.wikipedia.org
El sueño de José de Gaetano Gandolfi; 1790; https://www.wga.hu
Das Christuskind (El Niño Jesús) de Melchior-Paul von Deschwanden; 1881; https://commons.wikimedia.org
22 Diciembre - Cuarto Domingo de Adviento - Ven, oh Rey de las naciones, O Rex Gentium!
 
Este sitio está dedicado a Nuestro Señor Jesucristo
en la Santísima Virgen María
para la Gloria de Dios

se imparta (28 de Octubre, 2013)
Cooperatores Veritatis
Omnia ad majoren Dei Gloriam!
(¡Todo para la mayor gloria de Dios!)
Contáctanos/escríbenos via email a info@verdadcatolica.net
El diseño y algunos materiales son ©2013-2021 por VerdadCatolica.Net - Todos los Derechos Reservados
Algunas obras rigen bajo licencia pública o abierta - otras están protegidas por derechos de propiedad intelectual de copyright de sus dueños.        top
 
 

Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.