HOME   |   REGRESAR AL ARCHIVO   |   ENGLISH
 
Pulse para abrir y leer la Coronilla de la Misericordia Divina
 
Relevant Catholic Divine Inspirations and Holy Lights
La sepultura de Jesús
Había un hombre consejero llamado José, un hombre bueno y justo, de Arimatea, una ciudad en Judea, el cual también estaba en la busqueda del reino de Dios. Este fue a Pilato y le rogó obtener el cuerpo de Jesús. Y bajándolo de la Cruz, lo envolvió en lino fino, y lo colocó en un sepulcro cavado en la roca, donde nadie había sido sepultado. Era el día de la Preparación, y ya comenzaba el Sábado. Las mujeres que habían venido con Jesús desde Galilea lo siguieron a José, observaron el sepulcro, y vieron cómo había sido sepultado. Despues regresaron y prepararon especias y ungüentos, y en el día de reposo descansaron, conforme a la Ley.
San Lucas 23:50-56
Ora un Padre Nuestro y 7 Ave Marias después de cada Dolor
Revelado por María a santa Brígida de Suecia
Por último, agarran la piedra y encierran en el santo sepulcro el cuerpo de Jesucristo, el gran tesoro, más grande que cualquiera en el cielo y en la tierra.
María dejó su corazón enterrado con Jesús, porque Jesús era su tesoro:

"Donde está tu tesoro, allí estará tu corazón también."

¿Y dónde vamos a mantener nuestros corazones enterrados? ¿Con criaturas? ¿En el fango? ¿Y por qué no con Jesús, quien, a pesar de que ha subido al cielo, ha querido quedarse, no muerto, sino vivo, en el Santísimo Sacramento del altar?
Esta pobre madre se fue tan afligida y triste, según San Bernardo, que movió a muchos a las lágrimas, incluso en contra de su voluntad, ya que por donde ella pasaba, todos lloraban quien la veian y no podían contener sus lágrimas. Y agrega, que los santos discípulos, y las mujeres que la acompañaban, hicieron duelo por ella, incluso más que por su Señor.

San Buenaventura dice que sus dos hermanas la cubrieron con un manto de luto: las Hermanas de Nuestra Señora le envolvieron en un velo como de viuda, cubriendo así todo su rostro. Y también dice, que al pasar a su regreso ante la cruz, todavía mojada con la sangre de su Jesús, fue la primera en adorarla: Oh santa Cruz, exclamó, te beso y te adoro, porque tú ya no eres mas una madera infame, pero un trono de amor, y un altar de misericordia, consagrada por la sangre del Cordero Divino, que ha sido sacrificado sobre ti, para la salvación del mundo.
Todos los extractos de Las Glorias de María, Cap. IX, por San Alfonso María de Ligorio; tr. P.J. Kenedy & Sons, N.Y. https://www.themostholyrosary.com/catholic-books-virgin-mary.htm
V. Inclínate a mi ayuda, oh Dios
R. Oh Señor, ¡date prisa en ayudarme!

Ora Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, es ahora y será para siempre por todos los siglos, Amén

Soy compasivo a ti, oh triste Madre María, a causa de que la agonía de alma que se acumuló en tu corazón más amoroso, en el entierro de Jesús. ¡Oh, querida Madre, a través de este tormento extremo que llena tu corazón cargado, implora para mí la Virtud del Fervor y el Don de la Sabiduría!
Ora un Ave María
El Entierro de Cristo de Guercino; 1656; Instituto de Arte, Chicago; https://www.wga.hu/index1.html
Entierro de Fra Angelico; 1438-1440; Alte Pinakothek, Munich, Alemania; https://www.wga.hu/index1.html
Mater Dolorosa (detail) de Jusepe de Ribera; 1638; Museumslandschaft Hessen Kassel, Kassel, Alemania
https://www.wikipaintings.org
Los Siete Dolores de la Santísima Virgen María - Séptimo Dolor - El entierro de Jesús
 
Este sitio está dedicado a Nuestro Señor Jesucristo
en la Santísima Virgen María
para la Gloria de Dios

se imparta (28 de Octubre, 2013)
Cooperatores Veritatis
Omnia ad majoren Dei Gloriam!
(¡Todo para la mayor gloria de Dios!)
Contáctanos/escríbenos via email a info@verdadcatolica.net
El diseño y algunos materiales son ©2013-2018 por VerdadCatolica.Net - Todos los Derechos Reservados
Algunas obras rigen bajo licencia pública o abierta - otras están protegidas por derechos de propiedad intelectual de copyright de sus dueños.        top
 
 

Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.