HOME   |   REGRESAR AL ARCHIVO   |   ENGLISH
 
Pulse para abrir y leer la Coronilla de la Misericordia Divina
 
Relevant Catholic Divine Inspirations and Holy Lights
La Pérdida de Jesús en el
Templo durante Tres Días
Cada año sus padres viajaban a Jerusalén para la fiesta de la Pascua, y cuando tuvo doce años, subieron como de costumbre a la fiesta.

Después de haber terminado sus días, cuando volvían, el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que sus padres se dieran cuenta.

Pensando que estaba en la caravana, hicieron un día de camino, y lo buscaron entre los parientes y conocidos, pero al no encontrarlo, volvieron a Jerusalén en su busca.

Al cabo de tres días lo encontraron en el templo, sentado en medio de los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas, y todos los que le oían, estaban estupefactos por su inteligencia y sus respuestas.

Cuando sus padres le vieron, se quedaron atónitos y su madre le dijo: "Hijo, ¿por qué nos has hecho esto? Tu padre y yo te hemos estado buscando llenos de angustia." Y él les dijo: "¿Por qué se me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en la casa de mi Padre?"

Pero ellos no entendieron lo que él les dijo. Bajó con ellos y vino a Nazaret, obediente a ellos, y su madre guardó todas estas cosas en su corazón.
Lucas 2:41-51
Ora un Padre Nuestro y 7 Ave Marias después de cada Dolor
Algunos autores afirman, y no sin razón, que este dolor no sólo fue uno de los más grandes, pero que fue el más grande y más doloroso de todos. Pues, en primer lugar, María en sus otros dolores lo tenía Jesús a su lado. Ella sufrió cuando San Simeón pronunció la profecía en el templo. Sufrió tambien en la huida a Egipto, pero siempre, en ambos casos, con Jesús. En este dolor ella sufrió distante de Jesús, sin saber donde estaba. "Y la luz de mis ojos misma no está conmigo" Así, con lágrimas, luego exclamó: Ah, la luz de mis ojos, mi querido Jesús, no está más conmigo sino que está lejos de mí. No sé dónde está!
El Señor es bueno para el alma que le busca. Hazme buscarlo como debo buscarlo. Tú eres la puerta por la que todos encuentran a Jesús, por medio de ti yo también espero encontrarlo.
Cantar de los Cantares 3:3
Descontentas y verdaderamente miserables son aquellas almas que han perdido a Dios. Si María lloró por la ausencia de su hijo durante tres días, ¿como deben llorar los pecadores que han perdido la gracia divina, a quien Dios les dice: " Vosotros no sois mi pueblo, ni yo seré tuya". Porque esto es lo que el pecado logra, es decir, separa al alma de Dios. "Vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios" por lo tanto, si también los pecadores poseen todos los bienes de la tierra y han perdido a Dios, todas las cosas en la tierra se convierten en vanidad y aflicción a ellos, como Salomón confesó : "He aquí, todo es vanidad y aflicción de espíritu." Pero, como dice San Agustín: La mayor desgracia de estas pobres almas ciegas es, que si pierden un buey, no dejan de ir en busca de él, y si se pierde una oveja, utilizan toda diligencia para encontrarla, y si pierden una bestia de carga, no pueden quedarse quietos. Pero pierden el bien supremo, que es Dios y sin embargo, comen y beben y toman su descanso.
Todos los extractos de Las Glorias de María, Cap. IX, der San Alfonsos María de Ligorio; tr. P.J. Kenedy & Sons, N.Y. https://www.themostholyrosary.com/catholic-books-virgin-mary.htm
V. Inclínate a mi ayuda, oh Dios
R. Oh Señor, ¡date prisa en ayudarme!

Ora Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, es ahora y será para siempre por todos los siglos, Amén

Soy compasivo a ti, oh triste Madre María, a causa de que la ansiedad que tu corazón preocupado sufrió en la pérdida de tu amado hijo Jesús. ¡Oh querida Madre, a través de tu corazón sumamente preocupado, implora para mí la Virtud de la Castidad y el Don del Conocimiento.
Ora un Ave María
Jesús con los Doctores, de Gustave Doré, La Galería de la Biblia Doré, xilografías; 1832-1883 https://catholic-resources.org
Pasos sur del Monte del Templo, en Jerusalén; https://en.wikipedia.org
Los Siete Dolores de la Santísima Virgen María - Tercer Dolor - La Pérdida de Jesús en el Templo durante Tres Días
 
Este sitio está dedicado a Nuestro Señor Jesucristo
en la Santísima Virgen María
para la Gloria de Dios

se imparta (28 de Octubre, 2013)
Cooperatores Veritatis
Omnia ad majoren Dei Gloriam!
(¡Todo para la mayor gloria de Dios!)
Contáctanos/escríbenos via email a info@verdadcatolica.net
El diseño y algunos materiales son ©2013-2018 por VerdadCatolica.Net - Todos los Derechos Reservados
Algunas obras rigen bajo licencia pública o abierta - otras están protegidas por derechos de propiedad intelectual de copyright de sus dueños.        top
 
 

Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.