Pulse para abrir y leer la Coronilla de la Misericordia Divina
 

Primer Domingo de Cuaresma - Evangelio de San Mateo 4: 1-11
La Tentación de Cristo - el Conflicto Cósmico en Curso
La Tentación de Cristo - el Conflicto Cósmico en Curso
La Tentación de Cristo - el Conflicto Cósmico en Curso
 
 
 

 
 

Cristo tentado por el diablo de John Ritto Penniman (1782-1841); 1818; Museo Smithsonian de Arte Americano, Washington, DC, Estados Unidos; commons.wikimedia.org

 
 

Evangelio según san Mateo 4:1-11
ENTONCES Jesús fué llevado del Espíritu al desierto, para ser tentado del diablo.
Y habiendo ayunado cuarenta días y cuarenta noches, después tuvo hambre.
Y llegándose á él el tentador, dijo: Si eres Hijo de Dios,
di que estas piedras se hagan pan.
Mas él respondiendo, dijo: Escrito está: No con solo el pan vivirá el hombre,
mas con toda palabra que sale de la boca de Dios.
Entonces el diablo le pasa á la santa ciudad, y le pone sobre las almenas del templo,
Y le dice: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; que escrito está:
A sus ángeles mandará por ti, Y te alzarán en las manos,
Para que nunca tropieces con tu pie en piedra.
Jesús le dijo: Escrito está además: No tentarás al Señor tu Dios.
Otra vez le pasa el diablo á un monte muy alto,
y le muestra todos los reinos del mundo, y su gloria,
Y dícele: Todo esto te daré, si postrado me adorares.
Entonces Jesús le dice: Vete, Satanás, que escrito está:
Al Señor tu Dios adorarás y á él solo servirás.
El diablo entonces le dejó:
y he aquí los ángeles llegaron y le servían.
Así termina el Santo Evangelio.

De la Biblia Reina-Valera Antigua (1602) - bajo dominio público


Primer domingo de Cuaresma: Homilía del Padre Charles Jeremiah Higgins basada en el Evangelio según San Mateo 4:1-11, Misa Tridentina en Latín, María Inmaculada de la Parroquia de Lourdes, Newton, Massachusetts; 10 de Marzo de 2019


Primer Domingo de Cuaresma

Tomo para mi texto del Salmo 90, que es el Salmo cuyos versos llenan a nuestros Própios de la Misa de hoy. El Salmo es el motivo de este Primer domingo de Cuaresma.

"El que vive en la ayuda del Altísimo, morará bajo la protección del Dios del cielo. Dirás al Señor: Tú eres mi protector y mi refugio: Dios mío, en Él confiaré. Porque Él me ha librado de la trampa de los cazadores, y de la palabra cortante".

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

El Miércoles de Ceniza proporciona un abridor dramático para el Santo Ayuno de Cuaresma y los tres días siguientes nos ofrecen exhortaciones sobre la manera correcta de llevar a cabo un ayuno que sea agradable a Dios.

Y ahora, en este primer Domingo de Cuaresma, la intensidad aumenta a medida que nos llevan al frente de la guerra espiritual. En la tentación de Cristo tenemos una imagen que nos permite ver lo que de otra manera no se ve, el conflicto cósmico entre Cristo y Satanás. La revelación Cristiana nos ha dado un esquema claro, tanto de la existencia como de la naturaleza de este conflicto. Pero, de no haber tal revelación, los humanos nunca lo hubiéramos descubierto.

Usted ve, no somos los héroes de esta historia, somos más los jugadores en el medio de todo. Está la Santísima Trinidad de Dios y está el Satanás, el adversario. El maligno que ahora es Satanás fue una vez bueno, el ángel de luz creado por Dios junto con todas las otras criaturas espirituales puras que llamamos ángeles. Pero en lugar de amar a Dios, su Creador, este ángel pensó que se convertiría en su propio dios. El lema de Satanás es: "No serviam" (no serviré). Un poeta puritano Inglés, John Milton, en su poema épico, "Paraíso perdido" tiene el mismo razonamiento: era mejor gobernar en el infierno que servir en el cielo.

Por su rebelión, Satanás fue arrojado al infierno eternamente, separado de Dios junto con todos los otros ángeles que lo siguieron. La caída de los ángeles no nos habría preocupado si Satanás no hubiera logrado tentar a Adán y Eva, los primeros padres de la raza humana, a que lo imitaran en su rebelión contra Dios deshaciendo el claro mandato de Dios y comiendo el prohibido fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal.

¿Por qué Dios permitió que tal tentación tuviera lugar? Eso es parte del misterio de la inequidad: realmente no sabemos la respuesta a esa pregunta. Podemos especular que Dios le debió a su justicia permitir, y luego, una vez que Satanás tuvo éxito, Dios también en su justicia tuvo que conceder al diablo Satanás cierto derecho de conquista sobre la tierra.

Por lo tanto, Dios se encarnó en Jesucristo para anular este derecho de conquista. Jesucristo, el segundo Adán, deshace con su sufrimiento obediente lo que el primer Adán había hecho con su desobediencia. El ser absoluto de Cristo vaciado en la Cruz vence el poder de Satanás. Esto es lo que la liturgia nos muestra continuamente. El malvado es golpeado de una vez por todas las veces.

Lo que queda de esta última etapa del mundo antes del segundo advenimiento es que Satanás está tratando de hacer ataques de represalia contra Cristo, su conquistador, antes de que se quede encerrado en el infierno para siempre. El diablo no puede impedir que toda la raza humana entre por las puertas del cielo. Todo lo que puede hacer es eliminar las almas humanas individuales que se extravían y fermentan tantas luchas sociales humanas como él puede, particularmente con las guerras.

Pero nosotros, los pequeños humanos, solo somos peones en el juego. No somos nada para Satanás. Solo le importamos porque somos amados por Dios y preciosos para Dios. El diablo, como un verdadero cobarde y matón, nos persigue porque no puede vencer a Dios; lo que nos debería hacer que, como Cristianos, pensemos bien en nuestra situación existencial.

Si mantengo la fe con Cristo en mis votos bautismales, si guardo los mandamientos morales; si me esfuerzo por perseverar en la iglesia a lo largo de mi vida, entonces Jesucristo me protegerá contra Satanás. Se me evitarán muchas cosas. Estaré protegido contra muchas cosas. Y al final de mi vida moriré e iré al cielo. Puede ser que tenga que sufrir al compartir la Cruz, pero no seré un esclavo de Satanás, que es el amo más cruel de los esclavos (sometidos a el).

Por otro lado, si yo, como Cristiano bautizado, elijo no creer lo que Dios nos ha revelado sobre el conflicto cósmico entre Cristo y Satanás, o si me vuelvo indiferente a esta peligrosa realidad espiritual, o vacilo en hacerlo, entonces no lo haré. No seré protegido y mi propia salvación individual estará muy en riesgo.

Entonces, tomemos en serio la lección que la Madre Iglesia nos da en este Primer domingo de Cuaresma sobre la verdadera naturaleza del conflicto subyacente en el mundo. No subestimemos ni exageremos la amenaza que Satanás representa para nosotros. La protección prometida por Cristo, místicamente, son las palabras del Salmo 90, su promesa a nosotros también y a sus fieles.

"El Señor te cubrirá con sus hombros y debajo de sus alas confiarás. Su verdad te rodeará con un escudo".

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.



 

Evangelio según san Mateo 4:1-11
ENTONCES Jesús fué llevado del Espíritu al desierto, para ser tentado del diablo.
Y habiendo ayunado cuarenta días y cuarenta noches, después tuvo hambre.
Y llegándose á él el tentador, dijo: Si eres Hijo de Dios,
di que estas piedras se hagan pan.
Mas él respondiendo, dijo: Escrito está: No con solo el pan vivirá el hombre,
mas con toda palabra que sale de la boca de Dios.
Entonces el diablo le pasa á la santa ciudad, y le pone sobre las almenas del templo,
Y le dice: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; que escrito está:
A sus ángeles mandará por ti, Y te alzarán en las manos,
Para que nunca tropieces con tu pie en piedra.
Jesús le dijo: Escrito está además: No tentarás al Señor tu Dios.
Otra vez le pasa el diablo á un monte muy alto,
y le muestra todos los reinos del mundo, y su gloria,
Y dícele: Todo esto te daré, si postrado me adorares.
Entonces Jesús le dice: Vete, Satanás, que escrito está:
Al Señor tu Dios adorarás y á él solo servirás.
El diablo entonces le dejó:
y he aquí los ángeles llegaron y le servían.
Así termina el Santo Evangelio.

De la Biblia Reina-Valera Antigua (1602) - bajo dominio público


Primer domingo de Cuaresma: Homilía del Padre Charles Jeremiah Higgins basada en el Evangelio según San Mateo 4:1-11, Misa Tridentina en Latín, María Inmaculada de la Parroquia de Lourdes, Newton, Massachusetts; 10 de Marzo de 2019


Primer Domingo de Cuaresma

Tomo para mi texto del Salmo 90, que es el Salmo cuyos versos llenan a nuestros Própios de la Misa de hoy. El Salmo es el motivo de este Primer domingo de Cuaresma.

"El que vive en la ayuda del Altísimo, morará bajo la protección del Dios del cielo. Dirás al Señor: Tú eres mi protector y mi refugio: Dios mío, en Él confiaré. Porque Él me ha librado de la trampa de los cazadores, y de la palabra cortante".

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

El Miércoles de Ceniza proporciona un abridor dramático para el Santo Ayuno de Cuaresma y los tres días siguientes nos ofrecen exhortaciones sobre la manera correcta de llevar a cabo un ayuno que sea agradable a Dios.

Y ahora, en este primer Domingo de Cuaresma, la intensidad aumenta a medida que nos llevan al frente de la guerra espiritual. En la tentación de Cristo tenemos una imagen que nos permite ver lo que de otra manera no se ve, el conflicto cósmico entre Cristo y Satanás. La revelación Cristiana nos ha dado un esquema claro, tanto de la existencia como de la naturaleza de este conflicto. Pero, de no haber tal revelación, los humanos nunca lo hubiéramos descubierto.

Usted ve, no somos los héroes de esta historia, somos más los jugadores en el medio de todo. Está la Santísima Trinidad de Dios y está el Satanás, el adversario. El maligno que ahora es Satanás fue una vez bueno, el ángel de luz creado por Dios junto con todas las otras criaturas espirituales puras que llamamos ángeles. Pero en lugar de amar a Dios, su Creador, este ángel pensó que se convertiría en su propio dios. El lema de Satanás es: "No serviam" (no serviré). Un poeta puritano Inglés, John Milton, en su poema épico, "Paraíso perdido" tiene el mismo razonamiento: era mejor gobernar en el infierno que servir en el cielo.

Por su rebelión, Satanás fue arrojado al infierno eternamente, separado de Dios junto con todos los otros ángeles que lo siguieron. La caída de los ángeles no nos habría preocupado si Satanás no hubiera logrado tentar a Adán y Eva, los primeros padres de la raza humana, a que lo imitaran en su rebelión contra Dios deshaciendo el claro mandato de Dios y comiendo el prohibido fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal.

¿Por qué Dios permitió que tal tentación tuviera lugar? Eso es parte del misterio de la inequidad: realmente no sabemos la respuesta a esa pregunta. Podemos especular que Dios le debió a su justicia permitir, y luego, una vez que Satanás tuvo éxito, Dios también en su justicia tuvo que conceder al diablo Satanás cierto derecho de conquista sobre la tierra.

Por lo tanto, Dios se encarnó en Jesucristo para anular este derecho de conquista. Jesucristo, el segundo Adán, deshace con su sufrimiento obediente lo que el primer Adán había hecho con su desobediencia. El ser absoluto de Cristo vaciado en la Cruz vence el poder de Satanás. Esto es lo que la liturgia nos muestra continuamente. El malvado es golpeado de una vez por todas las veces.

Lo que queda de esta última etapa del mundo antes del segundo advenimiento es que Satanás está tratando de hacer ataques de represalia contra Cristo, su conquistador, antes de que se quede encerrado en el infierno para siempre. El diablo no puede impedir que toda la raza humana entre por las puertas del cielo. Todo lo que puede hacer es eliminar las almas humanas individuales que se extravían y fermentan tantas luchas sociales humanas como él puede, particularmente con las guerras.

Pero nosotros, los pequeños humanos, solo somos peones en el juego. No somos nada para Satanás. Solo le importamos porque somos amados por Dios y preciosos para Dios. El diablo, como un verdadero cobarde y matón, nos persigue porque no puede vencer a Dios; lo que nos debería hacer que, como Cristianos, pensemos bien en nuestra situación existencial.

Si mantengo la fe con Cristo en mis votos bautismales, si guardo los mandamientos morales; si me esfuerzo por perseverar en la iglesia a lo largo de mi vida, entonces Jesucristo me protegerá contra Satanás. Se me evitarán muchas cosas. Estaré protegido contra muchas cosas. Y al final de mi vida moriré e iré al cielo. Puede ser que tenga que sufrir al compartir la Cruz, pero no seré un esclavo de Satanás, que es el amo más cruel de los esclavos (sometidos a el).

Por otro lado, si yo, como Cristiano bautizado, elijo no creer lo que Dios nos ha revelado sobre el conflicto cósmico entre Cristo y Satanás, o si me vuelvo indiferente a esta peligrosa realidad espiritual, o vacilo en hacerlo, entonces no lo haré. No seré protegido y mi propia salvación individual estará muy en riesgo.

Entonces, tomemos en serio la lección que la Madre Iglesia nos da en este Primer domingo de Cuaresma sobre la verdadera naturaleza del conflicto subyacente en el mundo. No subestimemos ni exageremos la amenaza que Satanás representa para nosotros. La protección prometida por Cristo, místicamente, son las palabras del Salmo 90, su promesa a nosotros también y a sus fieles.

"El Señor te cubrirá con sus hombros y debajo de sus alas confiarás. Su verdad te rodeará con un escudo".

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.




 
 
 

 
 

Comida milagrosa de Jesús en el desierto de Joaquín Espalter y Rull (1809-1880); 1842; Academia Real de Bellas Artes de San Fernando, Madrid, España; commons.wikimedia.org

 
 
Salmo 90

Qui habitat. El justo está seguro bajo la protección de Dios..

EL que habita al abrigo del Altísimo, Morará bajo la sombra del Omnipotente.
Diré yo á Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en él confiaré.
Y él te librará del lazo del cazador: De la peste destruidora.
Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro: Escudo y adarga es su verdad.
No tendrás temor de espanto nocturno, Ni de saeta que vuele de día;
Ni de pestilencia que ande en oscuridad, Ni de mortandad que en medio del día destruya.
Caerán á tu lado mil, Y diez mil á tu diestra: Mas á ti no llegará.
Ciertamente con tus ojos mirarás, Y verás la recompensa de los impíos.
Porque tú has puesto á Jehová, que es mi esperanza. Al Altísimo por tu habitación,
No te sobrevendrá mal, Ni plaga tocará tu morada.
Pues que á sus ángeles mandará acerca de ti, Que te guarden en todos tus caminos.
En las manos te llevarán, Porque tu pie no tropiece en piedra.
Sobre el león y el basilisco pisarás; Hollarás al cachorro del león y al dragón.
Por cuanto en mí ha puesto su voluntad, yo también lo libraré:
Pondrélo en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.
Me invocará, y yo le responderé: Con él estare yo en la angustia:
Lo libraré, y le glorificaré.
Saciarélo de larga vida, Y mostraréle mi salud.

De la Biblia Reina-Valera Antigua (1602) - bajo dominio público


 
Salmo 90

Qui habitat. El justo está seguro bajo la protección de Dios..

EL que habita al abrigo del Altísimo, Morará bajo la sombra del Omnipotente.
Diré yo á Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en él confiaré.
Y él te librará del lazo del cazador: De la peste destruidora.
Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro: Escudo y adarga es su verdad.
No tendrás temor de espanto nocturno, Ni de saeta que vuele de día;
Ni de pestilencia que ande en oscuridad, Ni de mortandad que en medio del día destruya.
Caerán á tu lado mil, Y diez mil á tu diestra: Mas á ti no llegará.
Ciertamente con tus ojos mirarás, Y verás la recompensa de los impíos.
Porque tú has puesto á Jehová, que es mi esperanza. Al Altísimo por tu habitación,
No te sobrevendrá mal, Ni plaga tocará tu morada.
Pues que á sus ángeles mandará acerca de ti, Que te guarden en todos tus caminos.
En las manos te llevarán, Porque tu pie no tropiece en piedra.
Sobre el león y el basilisco pisarás; Hollarás al cachorro del león y al dragón.
Por cuanto en mí ha puesto su voluntad, yo también lo libraré:
Pondrélo en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.
Me invocará, y yo le responderé: Con él estare yo en la angustia:
Lo libraré, y le glorificaré.
Saciarélo de larga vida, Y mostraréle mi salud.

De la Biblia Reina-Valera Antigua (1602) - bajo dominio público


 
 
 
 
10 de Marzo de 2019 - Primer Domingo de Cuaresma - Misa Tridentina Latina, Evangelio según San Mateo 4:1-11 y Homilía por el Padre Charles Jeremiah Higgins, Pastor, Mary Immaculate de Lourdes Parish, Newton, MA


 
 

Este sitio es dedicado a Nuestro Señor Jesucristo
en la Santísima Virgen María
para la Gloria de Dios

  La Bendición Apostólica de la Santa Sede en Roma se imparta (28 de Octubre, 2013)
Cooperatores Veritatis
 
Omnia ad majoren Dei Gloriam!
(¡Todo para la mayor gloria de Dios!)

Contáctanos/escríbanos via email a info@verdadcatolica.net
El diseño y algunos materiales son ©2013-2019 por VerdadCatolica.Net - Todos los Derechos Reservados
Algunas obras rigen bajo licensia pública o abierta - otras están protegidas por derechos de propiedad intelectual de copyright de sus dueños.

   Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.  
 

   Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.  
 
top
CLOSE
NEXT
OUR FATHER

Our Father, Who Art In Heaven
Hallowed Be Thy Name.
Thy Kingdom come,
Thy Will be done
On earth as it is in Heaven.
Give us this day our daily bread
And forgive us our trespasses
As we forgive those who trespass against us.
Liberate us from all temptation[*]
And deliver us from all evil. Amen



[*] Liberate us is in keeping with the original Latin text.
       God usually does not "lead us" to temptation
       (unless we are tested),
       but gives us the grace to overcome and/or resist it
CLOSE
NEXT
HAIL MARY

Hail Mary, full of grace
The Lord is with thee.
Blessed art though among women,
And blessed is the fruit
Of thy womb, Jesus.
 
Holy Mary, Mary of God
Pray for us sinners
Now, and in the hour
Of our death. Amen


 
CLOSE
NEXT
APOSTLE'S CREED
I believe in God, the Father Almighty
Creator of Heaven and earth;
And in Jesus Christ, His Only Son, our Lord;
Who was conceived by the
[work and grace of the] Holy Ghost,[*]
Born of the Virgin Mary,
Suffered under Pontius Pilate,
Was crucified, died and was buried.
He descended into the Dead.[**]
On the third day, He rose again;
He ascended into Heaven,
And sits at the right hand of God,
the Father Almighty.
From thence he shall come to judge
the living and the dead.
 
I believe in the Holy Ghost,[*]
The Holy Catholic Church,
The communion of saints,
The forgiveness of sins.
The resurrection of the body,
And life everlasting. Amen

[*] Holy Ghost: may be substituted with the current Holy Spirit.
[**] the Dead: "inferi", the underworld or the dead in Latin.
X
GLORIA

Glory be to the Father, and to the Son,
and to the Holy Ghost[*],
as it was in the beginning, is now,
and ever shall be, world without end.
Amen

[*] Holy Ghost: may be substituted with the current Holy Spirit.
X
DE PROFUNDIS

Out of the depths I have cried to Thee, O Lord:
Lord, hear my voice.
Let Thine ears be attentive
to the voice of my supplication.

If thou, O Lord, wilt mark iniquities:
Lord, who shall abide it.
For with Thee there is merciful forgiveness:
and because of Thy law,
I have waited for Thee, O Lord.

My soul hath waited on His word:
my soul hath hoped in the Lord.
From the morning-watch even until night,
let Israel hope in the Lord.

For with the Lord there is mercy:
and with Him plenteous redemption.
And He shall redeem Israel
from all her iniquities.

Glory be to the Father, and to the Son,
and to the Holy Ghost[*],
as it was in the beginning, is now,
and ever shall be, world without end.
Amen

[*] Holy Ghost: may be substituted with the current Holy Spirit.
X
DE PROFUNDIS

Out of the depths I have cried to Thee, O Lord:
Lord, hear my voice.
Let Thine ears be attentive to the voice
of my supplication.

If thou, O Lord, wilt mark iniquities:
Lord, who shall abide it.
For with Thee there is merciful forgiveness:
and because of Thy law,
I have waited for Thee, O Lord.

My soul hath waited on His word:
my soul hath hoped in the Lord.
From the morning-watch even until night,
let Israel hope in the Lord.

For with the Lord there is mercy:
and with Him plenteous redemption.
And He shall redeem Israel
from all his iniquities.

V. Eternal rest give unto them, O Lord.
R. And let perpetual light shine upon them.
V. From the gate of hell.
R. Deliver their souls, O Lord.
V. May they rest in peace.
R. Amen.
V. O Lord, hear my prayer.
R. And let my cry come unto Thee.
V. The Lord be with you.
R. And with Thy Spirit.

(50 days indulgence to all who pray the De Profundis with V. and R.
"Requiem aeternam" (Eternal Rest) three times a day.
Pope Leo XIII, February 3, 1888)


Let us pray:
O God, the Creator and Redeemer of all
the faithful, we beseech Thee to grant
to the souls of Thy servants the remission
of their sins, so that by our prayers
they may obtain pardon for which they long.
O Lord, who lives and reigns,
world without end. Amen

May they rest in peace. Amen

CLOSE
NEXT
PADRE NUESTRO

Padre Nuestro,
que estas en los Cielos
Santificado sea Tu Nombre;
Venga a nosotros tu Reino;
Hágase Tu Voluntad
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
Perdona nuestras ofensas,
Como también nosotros
perdonamos a los que nos ofenden,
No nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal. Amén
 
CLOSE
NEXT
AVE MARÍA

Dios te salve, María,
llena eres de gracia;
El Señor es Contigo;
Bendita Tú eres
entre todas las mujeres,
Y bendito es el fruto
De tu vientre, Jesús.
 
Santa María,
Madre de Dios,
Ruega por nosotros
pecadores,
Ahora y en la hora
De nuestra muerte.
Amén
 
CLOSE
NEXT
CREDO
Creo en Dios, Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo,
Su único Hijo, Nuestro Señor,
Que fue concebido por obra
y gracia del Espíritu Santo,
Nació de la Santa María Virgen;
Padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
Fue crucificado, muerto y sepultado,
Descendió a los infiernos,
Al tercer día resucitó de entre los muertos,
Subió a los cielos
Y está sentado a la derecha de Dios,
Padre Todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar
a los vivos y a los muertos.

Creo en el Espíritu Santo,
La Santa Iglesia Católica,
La comunión de los santos,
El perdón de los pecados,
La resurrección de la carne
Y la vida eterna. Amén
 
 
CERRAR
DE PROFUNDIS

Desde lo hondo a Ti grito, Señor; Señor,
escucha mi voz;
Estén Tus oidos atentos
a la voz de mi súplica.

Si llevas cuenta de los delitos, Señor,
¿quién podrá resistir?
Pero de ti procede el perdón,
y así infundes respeto.
Mi alma espera en el Señor.

Espera en su palabra;
mi alma aguarda al Señor,
más que el centinela la aurora.
Aguarda Israel al Señor.

Como el centinela la aurora;
porque del Señor viene la misericordia.
la redención copiosa;
y Él redimirá a Israel de todos sus delitos.

Gloria al Padre, al Hijo y al
Espíritu Santo,
como es desde el principio,
es ahora y será por los siglos de los siglos.
Amén

X
GLORIA

Gloria al Padre, al Hijo y al
Espíritu Santo,
como es desde el principio,
es ahora y será por los siglos de los siglos.
Amén

CERRAR
DE PROFUNDIS y QUE DESCANSEN EN PAZ

Desde lo hondo a Ti grito, Señor;
Señor, escucha mi voz;
Estén Tus oidos atentos a
la voz de mi súplica.

Si llevas cuenta de los delitos, Señor,
¿quién podrá resistir?

Pero de ti procede el perdón,
y así infundes respeto.
Mi alma espera en el Señor.

Espera en su palabra;
mi alma aguarda al Señor,
más que el centinela la aurora.
Aguarda Israel al Señor.

Como el centinela la aurora;
porque del Señor viene la misericordia,
la redención copiosa;
y Él redimirá a Israel de todos sus delitos.

V. Dadles, Señor, a todas las almas
el descanso eterno.
R. Y haced lucir sobre ellas
vuestra eterna luz.
V. Que en paz descansen.
R. Amén.