Pulse para abrir y leer la Coronilla de la Misericordia Divina
 

San Gerardo Mayela - Confía en el Amor y la Compasión de Dios
San Gerardo Mayela - Confía en el Amor y la Compasión de Dios
San Gerardo Mayela - Confía en el Amor y la Compasión de Dios
San Gerardo Mayela - Confía en el Amor y la Compasión de Dios
 
 
 










































































































































































































 
Gerardo Mayela nació en Muro Lucano, Italia, el 6 de abril de 1726, en una familia de circunstancias humildes. De sus padres Gerardo aprendió el amor de la oración y el sacrificio. Cuando su padre murió, Gerard, siendo el único hijo, tuvo que cuidar a su familia trabajando como sastre. A la edad de catorce años intentó ingresar al convento de los Capuchinos, pero fue rechazado por su pobre salud. Después de un corto tiempo como sirviente doméstico del obispo de Lacedonia, regresó a la sastrería, pero obtuvo un ingreso mínimo.

En abril de 1749, después de asistir a una misión redentorista en Muro, Gerardo logró ser aceptado por la congregación. Después de un período de prueba y un año de noviciado en la casa de Deliceto, profesó votos religiosos el 16 de julio de 1752.

Gerardo se destacó por su observancia del gobierno redentorista y la recaudación de dinero para las necesidades materiales de la comunidad. Su presencia ante personas que estaban agobiadas por la pobreza y el analfabetismo era un signo de esperanza para ellos. Gerardo tuvo una gran empatía y testificó confiar en el amor y la compasión de Dios.

Durante sus cinco años como hermano laico en la Congregación, Gerardo fue notable por su celo apostólico, su paciencia en la enfermedad, el amor por los pobres, su profunda humildad ante la falsa acusación, la obediencia heroica, el espíritu de penitencia y su constancia en la oración. Escribió numerosas cartas sobre la dirección espiritual. El Señor lo favoreció con muchos dones espirituales, incluyendo la profecía, la lectura de los corazones de las personas y el don de los milagros. Murió en Materdomini el 16 de octubre de 1755. Gerardo fue beatificado por León XIII el 29 de enero de 1893 y canonizado por San Pío X el 11 de diciembre de 1904. Es invocado como patrón de las madres, especialmente en la época del embarazo. Las parejas que esperan tener un hijo también buscan la intercesión de San Gerardo. El santuario de San Gerardo Mayela se encuentra en la basílica de Materdomini, Italia.



Poderosa Oración de Intercesión

Dios Todopoderoso y Eterno, te agradecemos por el don de San Gerardo y el ejemplo de su vida. Debido a que San Gerardo siempre tuvo total fe y confianza en ti, lo bendijiste con grandes poderes de auxilio y sanación. A través de él, demostró su amorosa preocupación por todos aquellos que sufrieron o estuvieron en necesidad. Nunca dejaste de escuchar su oración en su nombre. Hoy, a través de la poderosa intercesión de San Gerardo, continúas mostrando tu amor por todos aquellos que confían en ti. Y así, Padre, lleno de fe y confianza, y en acción de gracias por todas las cosas maravillosas que has hecho por nosotros, nos colocamos ante ti hoy. A través de la intercesión de San Gerardo, escucha nuestras peticiones, y si es tu santa voluntad, concédelas. Amén



Oraciones a San Gerardo Mayela

Para la Maternidad

Oh, buen San Gerardo, poderoso intercesor ante Dios y Maravilla de nuestros días, te invoco y busco tu ayuda. Tú que en la tierra siempre cumpliste los designios de Dios, ayúdame a hacer la santa Voluntad de Dios. Pídale al Maestro de la Vida, de quien procede toda paternidad, que me haga fructífero en mi descendencia, para que pueda criar hijos para Dios en esta vida y sean herederos del Reino de Tu Gloria en el mundo venidero. Amén


Para Madre con Niño

Oh Dios Todopoderoso y Eterno que, a través de la operación del Espíritu Santo, preparó el cuerpo y el alma de la gloriosa Virgen María para que sea un lugar digno de morada de tu divino Hijo; y, a través de la operación del mismo Espíritu Santo, santificó a San Juan Bautista mientras estaba en el vientre de su madre; escucha las oraciones de tu humilde servidor que te implora, a través de la intercesión de San Gerardo, para protegerla (protegerme) en medio de los peligros de la maternidad y para vigilar al niño con el cual me has bendecido. Que este niño sea limpiado por el agua salvadora del bautismo y, después de una vida cristiana en la tierra, podamos alcanzar la felicidad eterna en el Cielo. Amén


Para un Niño Enfermo

Oh San Gerardo, quien, como el Salvador, amaba a los niños con tanta ternura y con tus oraciones liberó a muchos de la enfermedad e incluso de la muerte; mira gentilmente a los padres angustiados que le suplican por la salud de su hijo si tal es la Voluntad de Dios. Presenta la promesa a Dios de criar al niño como un buen cristiano y de protegerlo con palabras y ejemplos contra la lepra fatal del pecado. Este favor te imploramos, oh santo hermano, a través del tierno amor con el que Jesús y María bendijeron tu propia infancia inocente. Amén


En Tiempo de Prueba

O San Gerardo, cuyo corazón se conmovió hacia los desafortunados; quien alivió a tantos pobres, sanó a tantos enfermos, consoló a tantos afligidos; Mmra que estoy preocupado cuando me arrodillo a tus pies. En vano me dirijo a los hombres para buscar consuelo y ayuda, y no he encontrado ninguno; por eso recurro a ti, que eres tan poderoso en el Cielo. Ayúdame gentilmente, San Gerardo, a ser liberado de esta prueba o fortalecido para soportarla por el amor de Dios, para así poder alabar y agradecer a Dios y servirlo con mayor amor y fervor. Amén


Para las Bendiciones Especiales

Querido san Gerardo, nos regocijamos en tu felicidad y gloria; bendecimos al Señor que te ha dotado de los dones más selectos de Su Gracia; Te felicitamos por mantenerte fielmente con ellos. Obtén para nosotros, te rogamos, una parte de tu pureza angelical, tu amor ardiente por Jesús en el Tabernáculo, tu tierna devoción a María Inmaculada. En tu amor fraternal que te hizo el apoyo de los pobres, el consolador de los afligidos y el apóstol de las almas más abandonadas, concédeme los favores por los cuales ahora rezo.

(Aquí menciónalas en privado)

Oh, el patrón más poderoso, que siempre has ayudado a aquellos que te rezaban a interceder por mí ante el Trono de Dios. Oh benignísimo Santo, a ti confío mis fervientes oraciones; acéptalas gentilmente y, antes del final de estos días de oración, déjame experimentar de alguna manera los efectos de tu poderosa intercesión. Amén


Para Obtener Paciencia

Oh Dios poderoso y eterno, quien dotó a tu fiel siervo San Gerardo con una paciencia invencible en medio de las contradicciones y persecuciones, calumnias y enfermedades, y por lo tanto lo convertiste en una imagen de tu sufrimiento y Hijo crucificado; Te ruego, te rogamos que, al fijar nuestros ojos en el crucifijo, como él lo hizo, podamos, mediante la paciencia, expiar nuestros pecados y conprobar nuestro amor. A Través de Jesucristo nuestro Señor. Amén


Para una Persona Enferma

Oh Dios, quien otorgó a San Gerardo el poder de curar todo tipo de enfermedades, se digna glorificar a tu Siervo, que fue tan misericordioso con la miseria humana, librándome de mi enfermedad actual. Concédeme también que, fortaleciéndome en el cuerpo, puedo cuidarme más para evitar el pecado y vencer mis pasiones malignas, las enfermedades espirituales que nos arrastran a la muerte eterna. A través de Cristo nuestro Señor. Amén


En las Necesidades Temporales

Oh Dios, quien tan a menudo le dio a San Gerardo el poder para suplir las necesidades de los pobres, concédenos la gracia que te imploramos (menciona aquí tu necesidad), a través de la intercesión de Tu Siervo más caritativo que, recibiendo la ayuda en nuestra Necesidad presente, podamos con todo nuestro corazón amarte y servirte, nuestro único tesoro en el tiempo y la eternidad. Amén


"El Santo de las Madres"

San Gerardo, apasionado amante de Jesús crucificado y su madre María, pasaste tu corta vida ayudando a innumerables almas con tus poderosas oraciones, especialmente las madres y las familias, y así obtuviste el título de "El Santo de las Madres". Ruega por mí para que pueda obtener lo que pido sinceramente en el nombre de Jesús, y concédeme la gracia de aceptar de todo corazón la voluntad de Dios en mi vida. Amén


Para los Pobres

San Gerardo, durante tu vida, extendiste tu ayuda a los desafortunados y pobres que te rodean. Ayúdame en mi necesidad presente. Concédeme la vision interior para reconocer la presencia de Jesús en los sufrimientos y problemas de los demás. No dejes que mi urgente necesidad de ayuda me haga pensar solo en mí mismo. Siguiendo tu ejemplo, uniendo mis oraciones y sufrimientos con Jesús en la cruz, rezo que pueda ser transformado en una persona de amor y compasión. San Gerardo, ruega por nosotros. Amén



"Es cierto que a veces nos encontramos confundidos y débiles. Pero no hay confusión con Dios, no hay debilidad con el poder de Dios, porque es cierto que en nuestras batallas la Divina Majestad nos ayuda con Su Poderoso Brazo. Y así podemos estar felices y crecer en fortaleza [aceptando] la voluntad de Dios. Y bendecimos sus obras más santas por toda la eternidad."

De una carta de san Gerardo, 22 de Enero de 1752



 
 




16 de Octubre (Fiesta Redentorista) - San Gerardo Mayela , Religioso (1726-1755) - Confía en el amor y la compasión de Dios
 
 
 
 

Este sitio es dedicado a Nuestro Señor Jesucristo
en la Santísima Virgen María
para la Gloria de Dios

  La Bendición Apostólica de la Santa Sede en Roma se imparta (28 de Octubre, 2013)
Cooperatores Veritatis
 
Omnia ad majoren Dei Gloriam!
(¡Todo para la mayor gloria de Dios!)

Contáctanos/escríbanos via email a info@verdadcatolica.net
El diseño y algunos materiales son ©2013-2018 por VerdadCatolica.Net - Todos los Derechos Reservados
Algunas obras rigen bajo licensia pública o abierta - otras están protegidas por derechos de propiedad intelectual de copyright de sus dueños.

   Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.  
 

   Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.  
 
top
CLOSE
NEXT
OUR FATHER

Our Father, Who Art In Heaven
Hallowed Be Thy Name.
Thy Kingdom come,
Thy Will be done
On earth as it is in Heaven.
Give us this day our daily bread
And forgive us our trespasses
As we forgive those who trespass against us.
Liberate us from all temptation[*]
And deliver us from all evil. Amen



[*] Liberate us is in keeping with the original Latin text.
       God usually does not "lead us" to temptation
       (unless we are tested),
       but gives us the grace to overcome and/or resist it
CLOSE
NEXT
HAIL MARY

Hail Mary, full of grace
The Lord is with thee.
Blessed art though among women,
And blessed is the fruit
Of thy womb, Jesus.
 
Holy Mary, Mary of God
Pray for us sinners
Now, and in the hour
Of our death. Amen


 
CLOSE
NEXT
APOSTLE'S CREED
I believe in God, the Father Almighty
Creator of Heaven and earth;
And in Jesus Christ, His Only Son, our Lord;
Who was conceived by the
[work and grace of the] Holy Ghost,[*]
Born of the Virgin Mary,
Suffered under Pontius Pilate,
Was crucified, died and was buried.
He descended into the Dead.[**]
On the third day, He rose again;
He ascended into Heaven,
And sits at the right hand of God,
the Father Almighty.
From thence he shall come to judge
the living and the dead.
 
I believe in the Holy Ghost,[*]
The Holy Catholic Church,
The communion of saints,
The forgiveness of sins.
The resurrection of the body,
And life everlasting. Amen

[*] Holy Ghost: may be substituted with the current Holy Spirit.
[**] the Dead: "inferi", the underworld or the dead in Latin.
X
GLORIA

Glory be to the Father, and to the Son,
and to the Holy Ghost[*],
as it was in the beginning, is now,
and ever shall be, world without end.
Amen

[*] Holy Ghost: may be substituted with the current Holy Spirit.
X
DE PROFUNDIS

Out of the depths I have cried to Thee, O Lord:
Lord, hear my voice.
Let Thine ears be attentive
to the voice of my supplication.

If thou, O Lord, wilt mark iniquities:
Lord, who shall abide it.
For with Thee there is merciful forgiveness:
and because of Thy law,
I have waited for Thee, O Lord.

My soul hath waited on His word:
my soul hath hoped in the Lord.
From the morning-watch even until night,
let Israel hope in the Lord.

For with the Lord there is mercy:
and with Him plenteous redemption.
And He shall redeem Israel
from all her iniquities.

Glory be to the Father, and to the Son,
and to the Holy Ghost[*],
as it was in the beginning, is now,
and ever shall be, world without end.
Amen

[*] Holy Ghost: may be substituted with the current Holy Spirit.
X
DE PROFUNDIS

Out of the depths I have cried to Thee, O Lord:
Lord, hear my voice.
Let Thine ears be attentive to the voice
of my supplication.

If thou, O Lord, wilt mark iniquities:
Lord, who shall abide it.
For with Thee there is merciful forgiveness:
and because of Thy law,
I have waited for Thee, O Lord.

My soul hath waited on His word:
my soul hath hoped in the Lord.
From the morning-watch even until night,
let Israel hope in the Lord.

For with the Lord there is mercy:
and with Him plenteous redemption.
And He shall redeem Israel
from all his iniquities.

V. Eternal rest give unto them, O Lord.
R. And let perpetual light shine upon them.
V. From the gate of hell.
R. Deliver their souls, O Lord.
V. May they rest in peace.
R. Amen.
V. O Lord, hear my prayer.
R. And let my cry come unto Thee.
V. The Lord be with you.
R. And with Thy Spirit.

(50 days indulgence to all who pray the De Profundis with V. and R.
"Requiem aeternam" (Eternal Rest) three times a day.
Pope Leo XIII, February 3, 1888)


Let us pray:
O God, the Creator and Redeemer of all
the faithful, we beseech Thee to grant
to the souls of Thy servants the remission
of their sins, so that by our prayers
they may obtain pardon for which they long.
O Lord, who lives and reigns,
world without end. Amen

May they rest in peace. Amen

CLOSE
NEXT
PADRE NUESTRO

Padre Nuestro,
que estas en los Cielos
Santificado sea Tu Nombre;
Venga a nosotros tu Reino;
Hágase Tu Voluntad
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
Perdona nuestras ofensas,
Como también nosotros
perdonamos a los que nos ofenden,
No nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal. Amén
 
CLOSE
NEXT
AVE MARÍA

Dios te salve, María,
llena eres de gracia;
El Señor es Contigo;
Bendita Tú eres
entre todas las mujeres,
Y bendito es el fruto
De tu vientre, Jesús.
 
Santa María,
Madre de Dios,
Ruega por nosotros
pecadores,
Ahora y en la hora
De nuestra muerte.
Amén
 
CLOSE
NEXT
CREDO
Creo en Dios, Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo,
Su único Hijo, Nuestro Señor,
Que fue concebido por obra
y gracia del Espíritu Santo,
Nació de la Santa María Virgen;
Padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
Fue crucificado, muerto y sepultado,
Descendió a los infiernos,
Al tercer día resucitó de entre los muertos,
Subió a los cielos
Y está sentado a la derecha de Dios,
Padre Todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar
a los vivos y a los muertos.

Creo en el Espíritu Santo,
La Santa Iglesia Católica,
La comunión de los santos,
El perdón de los pecados,
La resurrección de la carne
Y la vida eterna. Amén
 
 
CERRAR
DE PROFUNDIS

Desde lo hondo a Ti grito, Señor; Señor,
escucha mi voz;
Estén Tus oidos atentos
a la voz de mi súplica.

Si llevas cuenta de los delitos, Señor,
¿quién podrá resistir?
Pero de ti procede el perdón,
y así infundes respeto.
Mi alma espera en el Señor.

Espera en su palabra;
mi alma aguarda al Señor,
más que el centinela la aurora.
Aguarda Israel al Señor.

Como el centinela la aurora;
porque del Señor viene la misericordia.
la redención copiosa;
y Él redimirá a Israel de todos sus delitos.

Gloria al Padre, al Hijo y al
Espíritu Santo,
como es desde el principio,
es ahora y será por los siglos de los siglos.
Amén

X
GLORIA

Gloria al Padre, al Hijo y al
Espíritu Santo,
como es desde el principio,
es ahora y será por los siglos de los siglos.
Amén

CERRAR
DE PROFUNDIS y QUE DESCANSEN EN PAZ

Desde lo hondo a Ti grito, Señor;
Señor, escucha mi voz;
Estén Tus oidos atentos a
la voz de mi súplica.

Si llevas cuenta de los delitos, Señor,
¿quién podrá resistir?

Pero de ti procede el perdón,
y así infundes respeto.
Mi alma espera en el Señor.

Espera en su palabra;
mi alma aguarda al Señor,
más que el centinela la aurora.
Aguarda Israel al Señor.

Como el centinela la aurora;
porque del Señor viene la misericordia,
la redención copiosa;
y Él redimirá a Israel de todos sus delitos.

V. Dadles, Señor, a todas las almas
el descanso eterno.
R. Y haced lucir sobre ellas
vuestra eterna luz.
V. Que en paz descansen.
R. Amén.