HOME   |   REGRESAR AL ARCHIVO   |   ENGLISH
 
Pulse para abrir y leer la Coronilla de la Misericordia Divina
El Santo Sacrifício de la Misa de Gran Alcance para la Salvacióm del Mundo
"De todos los misterios sagrados otorgados a nosotros por Nuestro Señor como fuentes infalibles de gracia, no hay ninguno que pueda ser comparado con el Santísimo Sacramento de la Eucaristía."
Consejo de Catecismo de Trento, Parte II
Jesús le reveló a Santa Gertrudis:
"Si tú crees que soy ofrecido a Dios el Padre en la Cruz porque fue Mi voluntad el ser ofrecido de esta manera, cree entonces tambien y no dudes que cada día yo deseo, con el mismo amor y fuerz de deseo, ser sacrificado sobre el Altar para cada pecador, tal como me sacrifiqué en la Cruz para la salvación del mundo. Por lo tanto, no hay nadie, no importa cuan pesado sea la carga del pecado con la cual esté sometido, que pueda no tener la esperanza de su perdón, si le ofrece al Padre mi vida sin pecado y mi muerte, con tal que el o ella crea que así el lo ella obtendrán la fruta bendita del perdón."
77 Gracias y Frutos en beneficio de los
que oyen la Santa Misa
  1. Dios Padre envía a su Hijo a la tierra para nuestra salvación.
  2. Por obediencia a su Padre y por amor a nosotros, se humilla Jesucristo hasta ocultarse bajo las especies del pan y vino.
  3. El Espíritu Santo convierte el pan y el vino en el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo.
  4. Jesucristo se anonada al extremo de estar presente en la ms pequea partícula de cada Hostia consagrada.
  5. Jesucristo renueva allí el misterio de la Encarnación.
  6. Nace de nuevo por nosotros.
  7. En el altar da todas las pruebas de su amor que condedió a los hombres durante su vida terrena.
  8. Renueva su dolorosa Pasión y nos hace partícipe de sus frutos.
  9. Jesucristo muere espiritualmente y ofrece su vida.
  10. Ofrece su preciosa Sangre al Padre Eterno en favor nuestro.
  1. Riega nuestra alma con su Sangre adorable y la purifica de sus manchas.
  2. Se ofrece en holocausto por nosotros.
  3. Si tributs a Dios este honor en unión de Jesucristo, compensis todo el honor que os habis descuidado de rendirle.
  4. Jesucristo se hace vuestro sacrificio de alabanza y compensa las alabanzas que no habis querido rendir a Dios.
  5. Al ofrecer estas alabanzas del Hijo de Dios a su Padre Celestial, le procuráis más gloria de loq los mismos ángeles pueden darle.
  6. Jesucristo se inmolapor vosotros como sacrificio de reconocimiento, y s uple a vuestra ingratitud.
  7. Todos los beneficios de la ofrenda de este sacrificio de reconocmiento corresonden a Dios.
  8. Jesucristo se ofrece como víctima expiatoria y apacigua la cóolera de Dios.
  9. Os perdona los pecados veniales, con tal que tengáis el propósito de no volverlos a cometer.
  10. Compensa el bien que habéis omitido.
  1. Repara vuestras negligencias en el cumplimiento del bien.
  2. Perdona los pecados por inadvertencia: los que ignoráis o los que habéis olvidado de decir al confesor.
  3. Es vuestro sacrificio de satisfacción y extingue una parte de las deudas que habéis contraído con la Justicia Divina.
  4. Asistiendo a la Santa Misa, podéis expiar más pecados que con las mayores penitencias, porque:
  5. Jesucristo os comunica una parte de sus méritos que, a vuestra vez, podéis ofrecer a su Padre Celestial por vuestros pecados.
  6. Jesucristo ruega con tanta insistencia por vosotros en la Santa Misa, como lo hizo en la Cruz por sus enemigos.
  7. Su preciosa Sangre pide misericordia tantas veces, como gotas han derramado.
  8. Sus sagradas llagas imploran vuestro perdón.
  9. Por la oración de Jesús, vuestras oracionies en la Santa Misa son escuchadas con más agrado.
  10. Vuestra oración durante la Santa Misa es más eficaz, porque:
  1. Jesús la ofrece a su Padre en unión de la suya.
  2. Aboga por vuestra causa y se ocupa de vuestra salvación.
  3. Todos los ángeles presentes oran y piden por vosotros y ofrecen vuestras oraciones a su Soberano Señor.
  4. Por la virtud de la Santa Misa el demonio se mantiene alejado.
  5. El sacerdote ora muy particularmente por los concurentes, y hace que el santo sacrificio le sea más saludable.
  6. Asistiendo a la Santa Misa os convertís en sacerdotes espirituales y Jesucristo os otorga el poder de ofrecer el santo sacrificio por vosotros y por los demás.
  7. La Santa Misa es el presente más agradable que podéis ofrecer a la Santísima Trinidad.
  8. Este presente es más precioso que el cielo y la tierra.
  9. Vale tanto como Dios mismo.
  10. Es la gloria más grande de Dios.
  1. Es la alegría de la Santísima Trinidad.
  2. Este noble dón os pertenece, puesto que Jesucristo os lo ha cedido.
  3. La audición de la Santa Misa es el culto más grande de latría.
  4. Por medio de esta audición, rendís los homenajes más grandes a la Humanidad de Jesucristo.
  5. Honráis dignamente la pasión del Salvador, y os enriquecéis con sus frutos.
  6. Honráis a la Madre de Dios.
  7. Honráis y regocijáis a los ángeles y a los santos, mas que con muchas otras oraciones.
  8. Es el mejor medio de enriquecer vuestra alma.
  9. Es la buena obra por excelencia.
  10. Es un acto supremo de fe que os asegura una gran recompensa.
  1. Al prosternaros con devoción y humildad ante las Sagradas Especies, lleváis a cabo un acto de sublime adoración.
  2. Cada vez que miráis llenos de fe la Hostia Santa, ganáis una recompensa especial en el Cielo.
  3. Cada vez que os dais golpes de pecho con contricción de vuestros pecados, obtenéis la remisión de varias faltas.
  4. Su tuviste la desgracia de estar en pecado mortal y oís devotamente la Santa Misa, Dios os ofrecerá cada vez la gracia de la conversión.
  5. La Santa Misa aumenta en vosotros la gracia santificante y conseguís muchas gracias actuales.
  6. Asistiendo a la Santa Misa, os alimentáis espiritualmente con el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo.
  7. Tenéis la gracia insigne de poder contemplar a Jesucristo balo las Santas Especies.
  8. Recibís la bendición del sacerdote que Dios ratifica en el Cielo.
  9. La asistencia a la Santa Misa os atrae también bendiciones temporales.
  10. Os preserva de muchas desgracias.
  1. Os da fuerza contra las tentaciones.
  2. Os ha merecer la gracia de una buena muerte.
  3. Una Misa oída en honor de los ángeles o de los santos os procura su protección y su socorro, que es muy poderoso.
  4. A la hora de la muerte las Misas que hayas oído, serán un motivo de consuelo y de confianza en la Divina Misericordia.
  5. Os acompañarán ante el justo Juez y pedirán gracia para vosotros.
  6. Un gran número de Misas debidamente oídas, os aliviarán en las llamas del Purgatorio, porque:
  7. Cada una de ellas disminuye la pena temporal, más que la penitencia mas dura.
  8. Una sola Misa bien oída durante vuestra vida, será mas provechosa a vuestra alma que un gran número ofrecidas después de vuestra muerte.
  9. La devoción a la Santa Misa os valdrá una gloria grande en el Cielo.
  10. Puesto que cada Misa que oís eleva vuestro futuro rango en el Cielo, y aumenta vuestra beatitud eterna.
  1. No encontraréis un modo más eficaz de orar por vuestros amigos, que asistiendo a la Santa Misa.
  2. Es un medio seguro para corresponder a los beneficios recibidos.
  3. Los desgraciados, los que sufren, los enfermos, los moribundos, son poderosamente socorridos.
  4. Obtenemos la conversión de los pecadores.
  5. Todos los fieles alcanzan abundantes bendiciones.
  6. Se alivian las almas del Purgatorio.
  7. Los necesitados que no cuentan con medios para hacer celebras Misas por sus queridos difuntos, pueden, asistiendo devotamente a ellas, libertar a dichas almas del fuego del Purgatorio.
* De "Explicación del Santo Sacrificio de la Misa" por el Reverendo P. Martín de Cochem; 1896; versión Española de José Ciurana Maijó, Imprimatur: Curiæ, die 3 Octobris 1911, + Georgius, Ep. Cur.; J.M. Balzer, Libr. Cens.
Santa Gertrudis recibiendo revelación
La Santísima Trinidad de Nicolò Semitecolo (Nicoletto); 1370; Museo Diocesano di Padova, Padua, Italia http://commons.wikimedia.org
Misa de San Juan de Mata de Juan Carreño de Miranda - Akademie der bildenden Künste, Viena. Esta pintura es un modelo (estudio final) para el gran retablo que se encuentra en el Louvre desde 1964. http://www.wga.hu
El Niño Jesús con Cordero de Bernardino Luini; (1480/82-1532)
El Santo Sacrificio de la Misa de gran alcance para la Salvación del Mundo
 
Este sitio está dedicado a Nuestro Señor Jesucristo
en la Santísima Virgen María
para la Gloria de Dios

se imparta (28 de Octubre, 2013)
Cooperatores Veritatis
Omnia ad majoren Dei Gloriam!
(¡Todo para la mayor gloria de Dios!)
Contáctanos/escríbenos via email a info@verdadcatolica.net.
El diseño y algunos materiales son ©2013-2017 por VerdadCatolica.Net - Todos los Derechos Reservados
Algunas obras rigen bajo licencia pública o abierta - otras están protegidas por derechos de propiedad intelectual de copyright de sus dueños.        top
 
 

Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.