HOME   |   REGRESAR AL ARCHIVO   |   ENGLISH
 
Pulse para abrir y leer la Coronilla de la Misericordia Divina
Relevant Catholic Divine Inspirations and Holy Lights
La Primera Trasverberación del Corazón, 5 de Agosto, 1918
La trasverberación es una gracia extraordinaria que algunos santos como Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz han recibido. El corazón de la persona escogida por Dios es traspasado por una flecha misteriosa o experimentado como un dardo que al penetrar deja tras de sí una herida de amor que quema mientras el alma es elevada a los niveles más altos de la contemplación del amor y del dolor. (La trasverberación es un fenómeno conocido tambien como el assalto del Serafino en Italiano).

El Padre Pío recibió esta gracia extraordinaria el 5 de agosto de 1918. En gran simplicidad, el Padre le narró a su director espiritual lo sucedido: "Yo estaba escuchando las confesiones de los jóvenes la noche del 5 de Agosto cuando, de repente, me asusté grandemente al ver con los ojos de mi mente a un visitante celestial que se apareció frente a mí. En su mano llevaba algo que parecía como una lanza larga de hierro, con una punta muy aguda. Parecía que salía fuego de la punta. Vi a la persona hundir la lanza violentamente en mi alma. Apenas pude quejarme y sentí como que me moría. Le dije al muchacho que saliera del confesionario, porque me sentía muy enfermo y no tenía fuerzas para continuar. Este martirio duró sin interrupción hasta la mañana del 7 de agosto. Desde ese día siento una gran aflicción y una herida en mi alma que está siempre abierta y me causa agonía."
http://www.corazones.org;
http://caccioppoli.com
Padre Pio recibe el dardo místico de amor o la trasverberación. Pintura por Koó; http://caccioppoli.com
Heridas de la Sagrada Estigma del Padre Pio, 20 de Diciembre, 1918
Las estigmas de Padre Pio sucedió la mañana del 20 de Septiembre de 1918, entre las 9 y las 10 horas de la mañana. El escribe: "Yo estaba en el coro haciendo la oración de acción de gracias de la Misa y sentí poco a poco que me elevaba en una oración siempre más suave, que me llenaba de una gran paz interior.

De pronto una gran luz me deslumbró y se me apareció Cristo que sangraba por todas partes. De su cuerpo llagado salían rayos de luz que más bien parecían flechas que me herían los pies, las manos y el costado. Cuando volví en mí, me encontré en el suelo, llagado. Las manos, los pies y el costado me sangraban y me dolían hasta hacerme perder todas las fuerzas para levantarme. Me sentía morir, y hubiera muerto si el Señor no hubiera venido a sostenerme el corazón que sentía palpitar fuertemente en mi pecho.

A gatas me arrastré hasta la celda. Me recosté y recé, miré otra vez mis llagas y lloré, elevando himnos de agradecimiento a Dios."
Padre Pio estaba arrodillado en el desván del coro cuando recibió las heridas.
Coronilla del Padre Pio
Oh Jesús, lleno de gracia y caridad,
víctima para los pecadores,
tan impulsado por Tu amor hacia nosotros
que Tu te dignaste en morir sobre la Cruz,
Humildemente te encomiendo a glorificar en el Cielo
y sobre la tierra,
el sirviente de Dios, Padre Pio de Pietrelcina,
quien participó generosamente
en Tus sufrimientos,
quien Te amó tanto
y obró tan fielmente
para la gloria de tu Padre Celestial
y para el bien de las almas.
Confiante, te imploro que me otorges,
a través de su intercesión,
la gracia de (menciona aquí tu pedido),
el cual deseo ardorosamente.Amén

Reza tres Padre Nuestros, tres Ave Marías y tres Glorias
El Crucifijo "tomó vida" en 1918 y le dió el Estigma al Padre Pio. http://caccioppoli.com
Oración para la Intercesión del Padre Pio
Dios lleno de Gracia, Tu generosamente bendeciste tu surviente, Padre Pio, con los Dones del Espíritu Santo. Tu marcaste su cuerpo con las cinco heridas de Cristo Crucificado, como un testigo poderoso de tu salvadora Pasión y Muerte de tu Hijo, y como una inspiración conmovedora para mucha gente de tu misericordia infinita, Tu perdón y Tu amor.

En el confesionario, Padre Pio trabajó sin cesar por la salvación de almas. A través de su poderosa intercesión, muchos que sufrian fueron curados de enfermedad y males. Premiado con el don del discernimiento, el podía leer los corazones de la gente. De la sangre de sus heridas brotaba una dulce fragancia, un signo especial de Tu Santa Presencia. Con dignidad e intensa devocióon, el celebraba la Misa diaria, invitando a muchos hombres y mujeres a una unión mayor con Jesucristo, en el Sacramento de la Santa Eucaristía.

A través de la intercesión de San Pio, te pido con confianza que me otorges la gracia de (haz tu pedido aquí). Ayúdame a imitar su ejemplo de santidad en la oración y compasión, para que yo tambien, pueda fielmente seguir al Señor resurrecto y un dia gozar en el Reino del Cielo, donde Tu vives y reinas para siempre. Amén
Padre Pio bendiciendo a los fieles adentro de la Iglesia de San Giovanni Rotondo, Italia, desde el coro.
Oración para los Enfermos de San Pio
Santo Padre Pío, ya que durante tu vida terrena mostraste un gran amor por los enfermos y afligidos, escucha nuestros ruegos e intercede ante el Padre misericordioso por los que sufren. Asiste desde el cielo a todos los enfermos del mundo; sostiene a quienes han perdido toda esperanza de curación; consuela a quienes gritan o lloran por sus tremendos dolores; protege a quienes no pueden atenderse o medicarse por falta de recursos materiales o ignorancia; alienta a quienes no pueden reposar porque deben trabajar; vigila a quienes buscan en la cama una posición menos dolorosa; acompaña a quienes pasan las noches insomnes; visita a quienes ven que la enfermedad frustra sus proyectos; alumbra a quienes pasan una "noche oscura" y desesperan; toca los miembros y músculos que han perdido movilidad; ilumina a quienes ven tambalear su fe y se sienten atacados por dudas que los atormentan; apacigua a quienes se impacientan viendo que no mejoran; calma a quienes se estremecen por dolores y calambres; concede paciencia, humildad y constancia a quienes se rehabilitan; devuelve la paz y la alegría a quienes se llenaron de angustia; disminuye los padecimientos de los más débiles y ancianos; vela junto al lecho de los que perdieron el conocimiento; guía a los moribundos al gozo eterno; conduce a los que más lo necesitan al encuentro con Dios; y bendice abundantemente a quienes los asisten en su dolor, los consuelan en su angustia y los protegen con caridad. Amén
Oración para luego de comulgar de Santo Padre Pio
Quédate conmigo, Señor, porque es necesario tenerte presente para no olvidarte. Tú sabes con cuánta facilidad te abandono.
Quédate conmigo, Señor, porque soy débil y tengo necesidad de tu fortaleza para no caer tantas veces.
Quédate conmigo, Señor, porque Tú eres mi vida y sin Ti disminuye mi fervor.
Quédate conmigo, Señor, para mostrarme tu voluntad.
Quédate Señor, conmigo, para que oiga tu voz y la siga.
Quédate Señor, conmigo, porque deseo amarte mucho y estar en tu compañía.
Quédate conmigo, Señor, si quieres que te sea fiel.
Quédate conmigo, Señor, porque aunque mi alma sea tan pobre, desea ser para Ti un lugar de descanso, un nido de amor…
Quédate Jesús conmigo, porque se hace tarde y el día declina… Esto es, se acerca la muerte, el juicio, la eternidad…
Quédate conmigo; necesito redoblar mis fuerzas a fin de no desfallecer en el camino y para esto tengo necesidad de Ti.
Se hace tarde y viene la muerte.
Me inquietan las tinieblas, las tentaciones, las arideces, las cruces, las penas… ¡Cuánta necesidad tengo de Ti!
Haz que te conozca, como tus discípulos, al partir el pan. Esto es: que la unión eucarística sea la luz que disipe las tinieblas, la fuerza que me sostenga y la única alegría de mi corazón.
Quédate Señor, conmigo, porque cuando llegue la muerte quiero estar unido a Ti, si no realmente por la Santa Comunión, al menos por la gracia y el amor.
¡Quédate Jesús, conmigo! No te pido tu divina consolación, porque no la merezco, pero el don de tu santísima presencia… ¡eso sí, te lo pido!
¡Quédate Señor, conmigo! A Ti solo busco: tu amor, tu gracia, tu voluntad, tu corazón, tu espíritu, porque te amo y no quiero otra recompensa que amar.
Quiero un amor ferviente y profundo.
Quiero amarte con todo mi corazón, aquí en la tierra, para seguir amándote con perfección por toda la eternidad. Así sea. Amén
Oración a Santa María por San Pio de Pietrelcina
Santísima Virgen Inmaculada y Madre mía María, a ti que eres la Madre de mi Señor, la Reina del mundo, la Abogada, la Esperanza, el Refugio de los pecadores, recurro hoy, yo que soy el más miserable de todos, te venero, o gran Reina y te agradezco por todas las gracias me has dado hasta ahora, especialmente de haberme librado del infierno, tantas veces merecido por mi.

Yo te amo, Señora amabilísima y por el amor que te tengo, prometo querer servirte siempre y hacer todo lo que pueda para que tu seas amada más por los demás. Pongo en ti, después de Jesús, todas mis esperanzas, toda mi salud, acéptame como tu siervo, y acógeme bajo tu manto, tú Madre de Misericordia. Y ya que eres tan potente a ante Dios, líbrame de todas las tentaciones o obtenme la fuerza de vencerlas hasta la muerte.

A ti te pido el verdadero amor a Jesucristo, de ti espero hacer una buena muerte, Madre mía, por el amor que tienes a Dios, te ruego me ayudes siempre, pero más, en el último momento de mi vida,. No me abandones hasta no verme salvo en el cielo, bendiciéndote y cantando tus misericordias por toda la eternidad. Así espero y que así sea.

Te encomiendo las almas del purgatorio especialmente las más devotas del Santísimo Sacramento y de Maria Santísima. Te encomiendo a todos los pobres pecadores. Uno, en fin, Salvador mío querido, todos mis afectos, con los afectos de tu amorosísimo corazón y así unidos los ofrezco a tu eterno Padre y le ruego, en tu nombre, que por amor tuyo los acepte y los conceda. Alabados sean Jesús y María. Amén.
Padre Pio bendiciendo los fieles al final de la Misa
23 de Septiembre - San Padre Pio - Encontrando Fuerza en las Heridas de Cristo - Capuchino Italiano, Fraile y Místico - Primer Sacerdote en Recibir la Estigma
LEA LAS LETANÍAS A SAN PADRE PIO
 
Este sitio está dedicado a Nuestro Señor Jesucristo
en la Santísima Virgen María
para la Gloria de Dios

se imparta (28 de Octubre, 2013)
Cooperatores Veritatis
Omnia ad majoren Dei Gloriam!
(¡Todo para la mayor gloria de Dios!)
Contáctanos/escríbenos via email a info@verdadcatolica.net.
El diseño y algunos materiales son ©2013-2017 por VerdadCatolica.Net - Todos los Derechos Reservados
Algunas obras rigen bajo licencia pública o abierta - otras están protegidas por derechos de propiedad intelectual de copyright de sus dueños.        top
 
 

Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.