HOME   |   REGRESAR AL ARCHIVO   |   ENGLISH
 
Pulse para abrir y leer la Coronilla de la Misericordia Divina
Relevant Catholic Divine Inspirations and Holy Lights
De la Leyenda Menor de San Bonaventure
(de Stigmatibus sacris, 1-4; ed. Quaracchi, 1941; pag. 202-204)
El 17 septiembre celebramos la impresión de las llagas de San Francisco de Asís. Pocos santos han tenido tan decisiva influencia en la historia civil y eclesiástica de todos los tiempos como el Poverello de Asís. Y pocos han vivido las máximas evangélicas como este hombre que se identificó tanto con Jesucristo crucificado, que mereció recibir en su cuerpo las señales de la Pasión.

De acuerdo con sus biógrafos, dos años antes de su muerte, San Francisco se retiró a Toscana con cinco de sus hermanos más cercanos, en el Monte Alvernia, para celebrar la Asunción de la Santísima Virgen y preparar la fiesta de San Miguel Arcángel por cuarenta días de el ayuno. Fue en la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz. Francisco, arrodillado ante su celda, oraba rezando con los brazos abiertos a la espera del amanecer, cuando fue objeto de una gracia excepcional. El Señor crucificado se le apareció en la figura de un serafín de seis alas. Después de pasar tiempo con él en una conversación dulce, partió dejándole impreso en el cuerpo las llagas sagradas.

Por lo tanto, Francisco, que tanto deseaba asemejarse a Cristo, con este rasgo se identificó más a Cristo crucificado.

Al final de su vida, cuando ya estigmatizado y al borde de sus fuerzas sufría sin tregua, física y moralmente, alcanza la cumbre de la perfecta alegría y compone el Cántico de las Criaturas. Hace falta haber entrado de lleno en el misterio Pascual de muerte y resurreción para poder componer este himno en el que, la creación entera, reconcilada, encuentra su unidad en Dios.

Todo lo que hoy experimentamos, aspiración a la libertad, a la paz, a la vida, a la felicidad, al compartir, al respeto por el hermano y por la creación, nos ha sido ya propuesto por Francisco de Asís. Por eso, su mensaje sigue atrayéndonos y nos lleva en seguimiento de Cristo.
http://www.fmm.org
Oración a Jesús Crucificado de San Francisco
Señor Jesucristo,
te pido que me concedas
dos gracias antes de
que yo muera.

La primera, que yo llegue a sentir,
en cuando sea posible,
en mi alma y en mi cuerpo,
los dolores que Tú padeciste
a lo largo de tu amarguísima pasión.

La segunda, que yo sienta en mi corazón,
en cuanto sea posible,
el extremado amor en que
te abrazaste, Tú, el Hijo de Dios,
y que te llevó a sufrir gustosamente
tan atroces tormentos por nosotros
miserables pecadores. Amén
Oración a San Francisco en el Monte de La Verna
por Papa Juan Pablo II
Oh San Francisco,
que recibiste los estigmas en La Verna,
el mundo tiene nostalgia de ti
como icono de Jesús crucificado.

Tiene necesidad de tu corazón
abierto a Dios y al hombre,
de tus pies descalzos y heridos,
y de tus manos traspasadas e implorantes.

Tiene nostalgia de tu voz débil,
pero fuerte por el poder del Evangelio.

Ayuda, Francisco, a los hombres de hoy
a reconocer el mal del pecado
y a buscar su purificación en la penitencia.

Ayúdalos a liberarse también
de las estructuras de pecado,
que oprimen a la sociedad actual.

Reaviva en la conciencia de los gobernantes
la urgencia de la paz
en las naciones y entre los pueblos.

Infunde en los jóvenes tu lozanía de vida,
capaz de contrastar las insidias
de las múltiples culturas de muerte.

A los ofendidos por cualquier tipo de maldad
concédeles, Francisco,
tu alegría de saber perdonar.

A todos los crucificados por el sufrimiento,
el hambre y la guerra,
ábreles de nuevo las puertas de la esperanza. Amén
Oración de San Fracisco de Asís
Señor, hazme un instrumento de tu paz.
Donde haya odio, siembre yo amor;
donde haya injuria, perdón;
donde haya duda, fe;
donde haya tristeza, alegría;
donde haya desaliento, esperanza;
donde haya sombras, luz.

¡Oh, Divino Maestro!
Que no busque ser consolado sino consolar;
que no busque ser amado sino amar;
que no busque ser comprendido sino comprender;
porque dando es como recibimos;
perdonando es como Tú nos perdonas;
y muriendo en Ti, es como nacemos a la vida eterna. Amén
Oración en Similitud de la Oración de San Francisco de Asis
La Paz retornará . . .
Si tu crees que una sonrisa es mas poderosa que un arma,
Si tu crees en el poder la mano estrechada,
Si tu puedes mirar a otros con la chispa del amor,
Si tu puedes elegir en confiar en vez de sospechar,
Si tu consideras que depende de ti en tomar el primer paso,
y no la otra persona,
Si la mirada de un niño aun conquista tu corazón,
Si puedes regocijarte en la alegría de otro,
Si la injusticia repartida a los demás te disgusta como si la hubieras vivido,
Si, para ti, un foraño es un nuevo hermano,
Si, por amor, puedes dar un poco de tu tiempo,
Si puedes aceptar un acto de servicio de otro,
Si sabes como endulzar el pan que compartes al unirlo con una porción de tu corazón,
Si tu crees que el perdonar logra mas que la venganza
Si puedes escuchar a un largo cuento de penas y no mostrar fastidio o impaciencia,
Si tu puedes sinceramente decir un "mea culpa" en vez de hecharle la culpa a los demás,
Si, para ti, el otro viene primero y mas que nada como hermano,
Si prefieres tener la culpa vos mismo en vez de perjudicar al otro,
Si no te permites dar un ojo ciego a las consequencias de tus palabras y tus actos,
Si puedes asumir la parte del pobre y del oprimido sin verte a
ti mismo como un heroe,
Si tu consideras el amor como el único disuasivo,
Si tu realmente crees que la paz es posible,
. . . entonces LA PAZ retornará.
P. Guilbert, Pax Christi; http://www.fmm.org
San Francisco Recibiendo la Stigmata de Giotto; circa 1300; Musée du Louvre, Paris, Francia; http://commons.wikimedia.org
Leyenda de San Francisco: 22. Verificación de la Stigmata de Giotto di Bondone; 1300; Iglesia Superior, San Francesco, Asis, Italia; http://www.wga.hu
San Francisco Recibe la Stigmata de Cigoli; 1596; Galleria degli Uffizi, Florencia, Italia; http://www.wga.hu
San Francisco abrazando a Cristo Crucificado
San Francisco de Nicholas Roerich; 1931; http://www.wikipaintings.org
17 de Septiembre - La Stigmata Sagrada de Cristo Crucificado Impresa en San Francisco de Asis
 
Este sitio está dedicado a Nuestro Señor Jesucristo
en la Santísima Virgen María
para la Gloria de Dios

se imparta (28 de Octubre, 2013)
Cooperatores Veritatis
Omnia ad majoren Dei Gloriam!
(¡Todo para la mayor gloria de Dios!)
Contáctanos/escríbenos via email a info@verdadcatolica.net.
El diseño y algunos materiales son ©2013-2017 por VerdadCatolica.Net - Todos los Derechos Reservados
Algunas obras rigen bajo licencia pública o abierta - otras están protegidas por derechos de propiedad intelectual de copyright de sus dueños.        top
 
 

Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.