HOME   |   REGRESAR AL ARCHIVO   |   ENGLISH
 
Pulse para abrir y leer la Coronilla de la Misericordia Divina
Relevant Catholic Divine Inspirations and Holy Lights
El Santo Nombre de María - El poder de Su Nombre
de San Alfonso de Liguori
Ricardo de San Laurencio dice "no hay tan poderoa ayuda en cualquier nombre, ni hay otro nombre otorgado a los hombres, después del nombre de Jesús, del cual se logra ¡tanta! salvación para los hombres, como con el nombre de María." Continúa: "La invocación devota de este nombre dulce y santo nos conduce a la acquisición de gracias superabundantes en esta vida, mas un muy alto grado de gloria en la vida próxima."

Después del más sagradp nombre de Jesús, el nombre de María es tan rico en toda cosa buena, que ni en la tierra ni en el cielo hay otro del cual las almas devotas puedan recibir tanta gracia, esperanza y dulzura. Por lo tanto Ricardo de San Laurencio alienta a los pedacores a recurrir a este grandioso nombre, "porque él por si solo será suficiente para curarlos de todos sus males;" y "porque no hay trastorno, no importa cuan maligno sea, que no ceda inmediatamente al poder del nombre de Mariía."

El Bendito Raimundo Jordano dice que "no importa cuan cohibido o endurecido un corazón esté, el nombre de esta Bendita Virgen tiene una eficacia tal, que con solo pronunciarlo una vez el corazón será maravillosamente enternecido." Es más, bien se sabe y es una experiencia diaria vivida por los clientes de María, que su poderoso nombre da la fuerza particular necesaria para sobrellevar las tentaciones en contra de la pureza.
En una palabra, "tu nombre, Oh Madre de Dios, está lleno de gracias y bendiciones divinas," como dice San Metodio. Tanto es así que San Bonaventure declara que "tu nombre, Oh María, no se puede pronounciar sin traer alguna gracia a quien lo hace con devoción." . . otorga, Oh Señora, que recordemos a menudo nombrarte con amor y confianza: ya que esta práctica muestra o la posesión de gracia divina, o sino le plegaria con la cual pronto hemos de recuperarla.

Por el otro lado, Tomás A. Kempis afirma que "los demonios temen la Reina del Cielo a un grado tal que con solo oir el pronunciar de su gran nombre, vuelan de aquel quien lo nombra, como si huyeran del fuego." La Bendita Virgen misma le reveló a Santa Brígida que "no hay en la tierra un pecador, no importa su falta del amor a Dios, del cual el diablo no se ve obligado en dejarlo de inmediato, si el invoca su santo nombre con una sincera determinación de arrepentirse."

En otra ocasión ella repitió lo mismo que nos dijo el santo, exclamando: "de hecho es que todos los demonios veneran y temen su nombre a tal grado que al oirlo, sueltan inmediatamente de sus garras el alma que sujetaban cautivo. " Nuestra Bendita Señora tambien le dijo a San Brígida que: "de la misma forma en que los ángeles rebeldes vuelan de los pecadores que invocan el nombre de María, así tambien los buenos ángeles se acercan a las almas justas que pronuncian su nombre con devoción."
Las Tres Promesas

Gran consuelo son de verdad las promesas de auxilio hechas por Jesuscristo a aquellos que son devotos al nombre de María, ya que un día durante la escucha de Santa Brígida, Él le promotió a su Santísima Madre que Él otorgaría tres gracias especiales a todos quienes invocaban su santo nombre con confianza:

Primero, que Él les concedería pena perfecta por sus pecados;
Segundo, que sus crimenes serian expiados, y
Tercero, que Él les daría la fuerza para obtener la perfección, y a lo largo la gloria del paraiso.

Y entonces nuestro Salvador divino agregó: "Ya que tus palabras, Oh Madre mia, son tan dulces y agradabales para Mi, yo no puedo negarte lo que me pides."

San Efrém incluso llega a decir que "el nombre de María es la llave de las puertas del Cielo," en las manos de aquellos que lo invocan devotamente. Por lo tanto, no es sin razón que San Bonaventure dice que "María es la salvación de todos quienes la llaman." "¡Oh nombre mas dulce! Oh María, ¿que es lo que tu misma debes ser, ya que tu mombre solo es tan amable y lleno de gracia?" preguntó el Bendito Enrique Suso.

Por lo tanto, siempre tomemos ventaja del hermoso consejo que nos da San Bernardo con estas palabras: "Ante peligros, perplejidades, en casos dudosos, piensa en María; llámala. No dejes que ella se aleje de tus labios; no permitas que se separe de tu corazón."
Los Poderosos Nombres de Jesús y María

En cada peligro de perder la gracia divina, debemos pensar en María e invocar su nombre, junto con el nombre de Jesús, ya que estos dos nombres siempre van juntos. Oh, entonces, nunca permitas que estos tan dulces nombres partan de nuestros corazones, o de nuestros labios, ya que nos darán la fuerza no solo para no ceder sino para conquistar todas nuestras tentaciones.

"La invocación de los nombres sagrados de Jesús y María," dice Tomás A. Kempis, "es una breve oración tan dulce para la mente, así como tambien poderosa para proteger aquellos que la usan en contra de los enemigos de sus salvación, siendo además fácil de recordar."
La Hora de la Muerte

Por lo tanto vemos que el santísimo nombre de María es dulce por cierto para sus clientes durante la vida terrenal, por causa de las grandiosas gracias que ella obtiene para ellos. Pero mas dulce aun será para ellos el arribo de sus muertes, debido al fin tranquilo y santo que les será asegurado.

Entonces, Oh lector devoto, suplícale a Dios que te otorge en el momento de tu muerte que el nombre de María sea la última palabra de tus labios. Esta era la oración de San Germano: "Que el último movimiento de mi lengua sea pronunciar el nombre de la Madre de Dios." Oh dulce, oh segura es esa muerte que es acompañada y protegida por la locución de ese nombre, ya que Dios solo otorga la gracia de su invocación a aquellos quien Él está por salvar.

El Padre Sertorio Caputo de la Sociead de Jesús exhortaba a todos los que asistían a los moribundos con frecuencia a pronunciar el nombre de María, ya que este nombre de vida y esperanza, cuando es repetido en la hora de la muerte, es suficiente para hacer que los demonios huyan y para comfortar a tales personas en sus sufrimientos.
"Bendito es el hombre que ama tu nombre, Oh María," exclama San Bonaventure."Si, ¡realmente bendito es aquel que ama tu dulce nombre, Oh Madre de Dios! ya que", nos sigue relatando, "tu nombre es tan glorioso y admirable que nadie que lo recuerda en la hora de su muerte tiene ningun temor."

Tal es su poder que ninguno de los que lo invocan en la hora de la muerte temen los asaltos de sus enemigos. San Camilo de Lellis imploró a los miembros de su comunidad que les hagan recordar a menudo los moribundos el decir los santos nombres de Jesús y María. Tal era su costumbre cuando asistía a la gente en su última hora.

Oh, que podamos terminar nuestras vidas como lo hizo el Padre Capuchin, Fulgencio de Ascoli, quien falleció cantando: "Oh María, Oh María, ¡la criatura mas hermosa! Déjanos partir juntos."

Concluyámos con la tierna plegaria de San Bonaventure:

"Te pido, Oh María por la gloria de tu nombre, que venga y se reuna con mi alma cuando está partiendo de este mundo, y que lo tenga en tus brazos."
http://themostholyrosary.com
Oración diaria para obtener el Poderoso Patrocinio de María Santísima
de San Alfonso Liguori
Santísima Virgen Inmaculada, mi Madre María, es a ti, quien eres la Madre de mi Señor, la Reina del mundo, la abogada, esperanza y refugio de pecadores, que tenga recurso a ti en este dia, yo, quien mas que nada no merezco tu piedad. Con la máxima humildad te ofrezco mi homenaje, Oh grandiosa Reina, y te agradezco todas las gracias que has obtenido para mi hasta ahora y particularmente por haberme salvado del Infierno, el cual, por mis pecados, me he merecido tantas veces.

Te amo, Oh adorable Dama, y por mi amor hacia ti, Te prometo servirte siempre y hacer todo lo posible dentro de mi poder para tambien ganarte el amor de los demás. En tus manos coloco todas mis esperanzas; confío la salvación de mi alma a tu cuidado. Acéptame como tu siervo, Oh Madre de Misericordia; recíbeme bajo tu manto. Y, ya que tienes tanto poder con Dios, libérame de todas las tentaciones y obtén para mi la fuerza para triunfar sobre ellas hasta la muerte.

De ti pido la gracia de un amor perfecto hacia Jesucristo. A través de tu ayuda espero tener una muerte feliz. Oh mi Madre te imploro, por el amor que tienes hacia mi Dios: ayúdame todo el tiempo, pero especialmente en el último momento de mi vida terrenal. No me dejes, te imploro, hasta que me veas seguro en el Cielo, bendiciéndote y cantando tus misericordias para toda la eternidad, Amén. Así espero, que así sea.
Madonna del Parto de Taddeo Gaddi; (1290-1366); Chiesa di San Francesco di Paola, Firenze, Italia; http://commons.wikimedia.org
Coronación de la Virgen María de Peter Paul Rubens, 1609; El Museo Hermitage, San Petersburgo, Rusia; http://commons.wikimedia.org
Revlations de Santa Brígida de Suecia, Italian Miniaturist; 1400; Illumination on parchment; The Morgan Library and Museum, New York; http://www.wga.hu
Un mosaico que muestra a la Virgen María al lado de Jesucristo; Chora Church Museum (Kariye Cami), Estanbul; http://commons.wikimedia.orgo
Pieta de Michelangelo; Basílica de San Pedro, el Vaticano; http://commons.wikimedia.orgo
Madona y el Niño Jesús Coronados de Antonio da Negroponte; 1455; San Francesco della Vigna, Venice, Italia; http://www.wga.hu
Virgen de la Humildad de Fra Angelico; 1418; Museo El Hermitage, San Petersburgo, Rusia; http://www.wga.hu
Invoque los nombres poderosos de Jesús y María - Oración diaria para obtener el Patrocinio de gran alcance de la Santísima María
 
Este sitio está dedicado a Nuestro Señor Jesucristo
en la Santísima Virgen María
para la Gloria de Dios

se imparta (28 de Octubre, 2013)
Cooperatores Veritatis
Omnia ad majoren Dei Gloriam!
(¡Todo para la mayor gloria de Dios!)
Contáctanos/escríbenos via email a info@verdadcatolica.net.
El diseño y algunos materiales son ©2013-2017 por VerdadCatolica.Net - Todos los Derechos Reservados
Algunas obras rigen bajo licencia pública o abierta - otras están protegidas por derechos de propiedad intelectual de copyright de sus dueños.        top
 
 

Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.