HOME   |   REGRESAR AL ARCHIVO   |   ENGLISH
 
Pulse para abrir y leer la Coronilla de la Misericordia Divina
Relevant Catholic Divine Inspirations and Holy Lights
Sermón sobre el Sacerdocio de El Pequeño Catequismo
del Cura de Ars
por San Juan María Vianney (1786-1859)
Hijos mios, hemos llegado al Sacramento de Ordenamiento. Este Sacramento eleva el hombre a Dios. ¿Quien es un sacerdote? Es un hombre que toma el lugar de Dios--un hombre vertido con todos los poderes de Dios. "Anda," le dijo Nuestro Señor al sacerdote; "tal como Mi Padre me envió, yo te envío. Todo el poder entero se me ha dado en el Cielo y en la tierra. Ve entonces, enseña a todas las naciones. . . ." Quien te oye a ti, me oye a Mi. Aquel que te desprecia me desprecia. Cuando el sacerdote remite los pecados, el no dice "Dios te perdona"; él dice, "te absuelvo." Durante la Consagración, él no dice, "Este es el Cuerpo de Nuestro Señor;" él dice, "Este es Mi Cuerpo."

San Bernardo nos dice que todo nos ha llegado a través de María; y tambien podemos decir que todo nos ha llegado a través del sacerdote; si, toda felicidad, toda gracia, todo regalo celestial. Si no tuvieramos el Sacramento de Ordenación, no lo tendríamos a Nuestro Señor. ¿Quien lo colocó ahí en ese tabernáculo? El sacerdote lo hizo. ¿Quien recibió tu alma, al entrar en esta vida? El sacerdote. ¿Quien lo alimenta, le da la fuerza para hacer su pelegrinaje? El sacerdote. ¿Quien lo ha de preparar para aparecerse ante Dios, lavando a ese alma, por última vez, en la sangre de Jesucristo? El sacerdote - siempre el sacerdote. Y si ese alma llegara al punto de la muerte, ¿quien lo va a elevar? ¿Quien lo va a restaurar a la calma y la paz? Una vez mas, el sacerdote. No puedes pensar en un sola bendición de Dios sin encontrar, al lado con esa recolección, la imagen del sacerdote.
Vete a confesarle a la Santísima Virgen, o a un ángel. ¿Han de absolverte? No. ¿Te darán el Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor? No. La Santísima Virgen no puede hacer que su Divino Hijo descienda a la Hostia. Tal vez tengas doscientos ángeles ahí, pero no te absolverán. Un sacerdote, no importa cuan sencillo sea, lo puede hacer. Te puede decir, "Vaya en paz; te perdono." Oh, ¡que grandioso es un sacerdote! El sacerdote no entenderá la enormidad de su oficio hasta que él esté en el Cielo. Si lo comprendiera en la tierra, se moriría, no de temor, sino de amor. Los otros beneficios de Dios no servirían para nada sin el sacerdote.

¿De que serviría una casa llena de oro, si no tuvieras a nadie que te abriera la puerta? El sacerdote posee la llave de los tesoros celestiales. Es él quien abre la puerta; él es el sobrecargo del buen Dios, el distribuidor de Su riqueza. Sin el sacerdote, la Muerte y la Pasión de Nuestro Señor nos serían inutil. Mira a los bárbaros: ¿que provecho han sacado de la muerte de nuestro Señor? ¡Alás! No pueden compartir en las bendiciones de la Redención mientras ¡no tengan sacerdotes para aplicar Su Sangre a sus corazones!
Un sacerdote no es sacerdote para si mismo; él no se auto-absuelve; no se auto-administra los Sacramentos. El no es ni existe solo para si mismo. Él es y existe para ti. Despues de Dios, el sacerdote es todo. Deja a una parroquia estar veinte años sin sacerdotes y ahí terminaran adorando bestias. Si el Padre misionero y yo nos vayaramos, ustedes se preguntarían, "¿Que podemos hacer en esta iglesia? Ya no hay mas Misa; Nuestro Señor ya no está aquí, por ende deberíamos rezar en casa." Cuando la gente quiero destruir la religión, comienzan atacando al sacerdote, porque donde ya no hay mas un sacerdote no hay sacrificio, y donde no hay cualquier sacrificio ya no hay mas religión.

Cuando la campana te llama a la iglesia, si alguien te preguntara, "¿Adonde vas?" tal vez contestes, "voy a alimentar mi alma." Si alguien te preguntara, señalando al tabernaculo, "¿que es esa puerta dorada?" "Ese es nuestro almacén, donde guardamos el verdadero Alimento de nuestros almas." "¿Quien tiene la llave? ¿Quien llace en las provisiones? ¿Quien prepara la fiesta, y quien sirve la mesa?" "El sacerdote." "¿Y cual es el alimento?" "El precioso Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor." ¡Oh Dios! ¡Oh Dios! ¡Como nos has amado! Mira el poder del sacerdote; de un pedazo de pan la palabra de un sacerdote hace un Dios. Es mas que crear al mundo. Alguien dijo, "¿Entonces, Santa Filomena obedece al Cura de Ars?" De cierto, ella muy probablemente lo obedece, ya que Dios lo obedece a él.
Si yo conociera a un sacerdote y a un ángel, debería saludarlo al sacerdote antes de saludarlo al ángel. El último es un amigo de Dios, pero el sacerdote ocupa Su lugar. Santa Teresa besaba el suelo por donde un sacerdote había pasado. Cuando ves a un sacerdote, deberías decir, "Ahí está quien me hizo un hijo de Dios, y me abrió el Cielo por medio del Bautismo Sagrado; él me purificó luego de haber pecado; él es quien nutre mi alma." Al ver una torre de una iglesia, tal vez digas, "¿Que se encuentra en ese lugar?" "El Cuerpo de Nuestro Señor." "¿Porqué Él está ahí?" "Porque un sacerdote estuvo ahí, y recitó la Santa Misa."

Que alegría sintieron los Apóstoles despues de la Resurrección de Nuestro Señor, al ver el Maestro quienes ¡tanto! amaron. El sacerdote debe sentir la misma alegría, al verlo a Nuestro Señor, sujetándolo en sus manos. Se les dá un gran valor a los objetos en Loreto que han sido colocados en la taza de beber de la Santísima Virgen y de su Niño Jesús. Pero los dedos de un sacerdote, que han tocado la adorable Carne de Jesucristo, que han sido sumergidos en la cáliz que contiene Su Sangre, en el pix donde Su Cuerpo se ha puesto: ¿no son aún mas preciosos? El sacerdocio es el amor del Corazón de Jesús. Cuando lo mires al sacerdote, piensa en Nuestro Señor Jesucristo. Amén
http://catholicharboroffaithandmorals.com
Santa Filomena Apareciendo ante San Juan María Vianney; Reliquario de Ars, Francia; http://www.philomena.org
Acto de Amor del Santo Cura de Ars
Te amo, Oh mi Dios.
Mi único deseo es amarte
Hasta el último suspiro de mi vida.

Te amo, Oh infinitamente amoroso Dios,
Y prefiero morir amándote
que vivir un instante sin Ti.

Te amo, oh mi Dios, y mi único temor es ir al infierno
Porque ahí nunca tendría la dulce
consolación de tu amor,

Oh mi Dios, si mi lengua no puede decir
cada instante que te amo,
por lo menos quiero que mi corazón lo repita
cada vez que respiro. Ah, dame la gracia
de sufrir mientras que te amo,
Y de amarte mientras que sufro,
y el día que me muera
No solo amarte
pero sentir que te amo.
Te suplico que mientras más cerca estés de mi hora
Final aumentes y perfecciones mi amor por Ti.
Amén.
Oración para los Sacerdotes A través de la Intercesión
de San Juan María Vianney
Mas misericordioso Padre Celestial, te damos las gracias por nuestros fieles sacerdotes y obispos, cuyos paterna espiritualidad y ejemplos de fidelidad, sacrificio propio y devoción son tan vitales para la fé de tu gente.

Que nuestros padres espiritaules sean guiados por el ejemplo de San Juan Vianney. Dales una fé valiente ante la cara de la confusión y el conflicto, esperanza en los tiempos de problemas y dolor, y amor duradero para Ti, para sus familias, y para toda tu gente en todo el mundo. Que la luz de Tu Verdad ilumine sus vidas y sus buenas obras.

Asiste a todos tus padres espirituales para que, a través de Tu gracia, puedan crecer consistentemente en santidad y en el conocimiento y la comprensión de Tu Verdad. Que generosamente impartan esta sabiduría a aquellos que necesitan de ella. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén
Dios Padre y Ángel por Giovan Francesco Barbieri; 1620; Musei di Strada Nuova, Genoa, Italia; http://commons.wikimedia.org
8 de Agosto - San Juan María Bautista Vianney - El Sacerdote Posee la Llave - Santo Patrono Universal de los Sacerdotes
 
Este sitio está dedicado a Nuestro Señor Jesucristo
en la Santísima Virgen María
para la Gloria de Dios

se imparta (28 de Octubre, 2013)
Cooperatores Veritatis
Omnia ad majoren Dei Gloriam!
(¡Todo para la mayor gloria de Dios!)
Contáctanos/escríbenos via email a info@verdadcatolica.net.
El diseño y algunos materiales son ©2013-2017 por VerdadCatolica.Net - Todos los Derechos Reservados
Algunas obras rigen bajo licencia pública o abierta - otras están protegidas por derechos de propiedad intelectual de copyright de sus dueños.        top
 
 

Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.