HOME   |   REGRESAR AL ARCHIVO   |   ENGLISH
 
Pulse para abrir y leer la Coronilla de la Misericordia Divina
Relevant Catholic Divine Inspirations and Holy Lights
Origen: La Sexta Estación de la Cruz
Veronica limpia la cara de Jesús
V. Te adoramos, Oh Cristo, y te bendecimos.
R. Porque con tu Santa Cruz has redimido al mundo.
El creció como un retoño en su presencia, como una raíz que brota de una tierra árida, sin forma ni hermosura que atrajera nuestras miradas, sin un aspecto que pudiera agradarnos. Despreciado, desechado por los hombres, abrumado de dolores y habituado al sufrimiento, como alguien ante quien se aparta el rostro, tan despreciado, que lo tuvimos por nada.
Libro del Profeta Isaiah 53:2-3
¡Escucha, Señor, yo te invoco en alta voz, apiádate de mí y respóndeme! Mi corazón sabe que dijiste: "Busquen mi rostro". Yo busco tu rostro, Señor, no lo apartes de mí. No alejes con ira a tu servidor, Tú, que eres mi ayuda; no me dejes ni me abandones, mi Dios y mi salvador.
Libro de Salmos 27:8-9
San Mateo 5:8
Santa Veronica de Bernardo Strozzi; 1628;Museo del Prado, Madrid, España; http://www.wga.hu
Camino al Calvario con el Velo de Veronica de Giovanni Cariani; 1523-25; Pinacoteca Tosio Martingo, Brescia, Italia; http://www.wga.hu
Santa Veronica de Guido Reni (1575-1642); Museo Pushkin de Bellas Artes, Moscú, Rusia
Meditación de La Sexta Estación de la Cruz
"Yo busco tu rostro, Señor, no lo apartes de mí." (Salmo 27:9).

Veronica - Bernice, en la tradición Griega - manifiesta el deseo universal de los hombres y mujeres devotos del Antiguo Testamento, el deseo de todos los creyentes en ver el rostro de Dios.

En el Camino de Jesús a la Cruz, ella al principio no hizo nada mas que obrar un acto de bondad femenina: le ofreció un velo a Jesús.

No dejó ser desalentada por la brutalidad de los soldados o el miedo que aterrorizaba a los discípulos.

Ella es la imagen de esa buena mujer quien, en medio del trastorno y consternación, muestra su coraje con su origen en su bondad y no permite que su corazón se desconcierte.
"Benditos son los puros en sus corazones", el Señor dijo en su Sermón en el Monte, "ya que ellos verán a Dios" (Mateo 5:8).

Al principio, Veronica solamente vió un rostro sacudido y lleno de dolor. Sin embargo su acto de amor impresionó la imagen de Jesús en su corazón: en su rostro humano, ensangrentado y con moretones, ella vió el rostro de Dios y su bondad, el cual nos acompaña aun en nuestras penas mas profundas.

Sólo con el corazón podemos verlo a Jesús.

Sólo el amor nos purifica y nos da la abilidad para ver.

Sólo el amor nos permite reconocer el Dios que es el amor mismo.
Oración de La Sexta Estación de la Cruz
Oh Señor, dadnos corazones anciosos para buscar tu rostro.

Aléjanos de la ceguera del corazón que solo ve la superficialidad en todo.

Dádnos la simplicidad y pureza que nos permite reconocer Tu presencia en el mundo.

Cuando no somos capaces en lograr grandes obras, dános el coraje que proviene de la humildad y la bondad.

Graba tu rostro en nuestros corazones

Rogamos que Te encontremos en nuestro camino y mostremos Tu imagen al mundo. Amén
Oración a Santa Verónica
Querida Santa Verónica, amorosamente ofreciste a Jesucristo tu velo en Su camino a Golgotá, el cual El usó para limpiar su Preciosa Sangre de su Santo Rostro.

En este gran acto de bondad que tu le diste a Él, Él te dejó con su Santísima Imagen en tu velo.

Santa Verónica, ora por nosotros a Nuestro Señor Jesús que Su Santo Rostro sea impreso sobre nuestros corazones, para que siempre podamos tener presente Su Pasion y Muerte atormentadas, las cuales el soportó por amor hacia nosotros.

Queridísima Santa Verónica, augmenta nuestro deseo de contemplar el rostro mas resplandeciente de nuestro Redentor, ese rostro que se asemeja ¡tanto! al rostro de Su madre, la Santísima Virgen María.

Pedimos que nuestro anhelo por la visión beatífica, la de comteplarlo a Dios cara a cara, nos de la motivación a entregar nuestras vidas enteras en el servicio al Señor.

Pedimos que sin cesar lo busquemos a Nuestro Señor Jesucristo en la cara del pobre, del enfermo, del moribundo, del solitario, del rechazado, y del no amado.

Pedimos que con alegría cantemos, en coro con el salmista, "De Ti mi corazón ha dicho: busca Su rostro. Es tu rostro Oh Señor que yo busco, no lo apartes de mí." Amén
Fiesta de Santa Verónica - Limpiando el Rostro de Jesús con su Amor
 
Este sitio está dedicado a Nuestro Señor Jesucristo
en la Santísima Virgen María
para la Gloria de Dios

se imparta (28 de Octubre, 2013)
Cooperatores Veritatis
Omnia ad majoren Dei Gloriam!
(¡Todo para la mayor gloria de Dios!)
Contáctanos/escríbenos via email a info@verdadcatolica.net.
El diseño y algunos materiales son ©2013-2017 por VerdadCatolica.Net - Todos los Derechos Reservados
Algunas obras rigen bajo licencia pública o abierta - otras están protegidas por derechos de propiedad intelectual de copyright de sus dueños.        top
 
 

Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.