HOME   |   REGRESAR AL ARCHIVO   |   ENGLISH
 
Pulse para abrir y leer la Coronilla de la Misericordia Divina
Oraciones a la Preciosísima Sangre de Jesucristo
Una Muy Poderosa Consagración
a la Preciosísima Sangre of Jesuscristo
Oh Preciosísima Sangre de Jesús,
a través del Inmaculado Corazón de María,
su Inmaculada Concepción y San José,
Me consagro a mi mismo y a todos,
todos los días de mi vida
a tu amor y adoración.
Me coloco a mi mismo y a mis seres queridos
en una manera especial
bajo tu poderosa protección,
implorando que tu bendición
siempre esté con nosotros.

Preciosísima Sangre,
se nuestra luz en la oscuridad,
nuestra fuerza ante la tentación,
nuestro consuelo en la angustia,
nuestro pasaporte al Cielo,
y el objeto eterno de nuestra alabanza y amor.
Amén
Oracion a la Preciosísima Sangre
de Santa Catalina de Siena
On dulce Jesús, mi Amor, para fortalecer mi alma y rescatarlo de la debilidad en la cual ha caido, Tu has construido una muralla a su alrededor y has mezclado el mortero con Tu sangre, confirmando mi alma y uniendolo con la dulce voluntad y caridad ¡de Dios!

Tal como la lima se mezcla con agua y se coloca entre las piedras para cementarlas, asi Tu, Oh Dios, has colocado entre Tu criatura y Ti la Sangre de tu unigénito Hijo, cementando con tu lima divina del fuego de la caridad ardiente, de tal modo que no hay Sangre sin fuego, ni fuego sin Sangre.

Tu Sangre fue derramada, Oh Cristo, ¡por la sangre del amor! Amen
Oración a la Preciosísima Sangre de San Alberto El Mayor
Te adoro, Oh Preciosísima Sangre de Jesús, flor de la creaciín, fruto de la virginidad, instrumento inefable del Espíritu Santo, y gozo al pensar que Tu viniste de la gota de sangre virginal en la cual el Amor Eterno imprimió su movimiento mismo; Tu fuiste asumida por el Verbo y deificada en Su persona. Estoy sobrepasado con emoción cuando pienso en Tu traspasar, del corazón de la Santa Virgen al corazón del Verbo. Siendo vivificada por el aliento de la Divinidad, te haz hecho adorable porque Tu eres así la Sangre de Dios.

Te adoro adjunto a las venas de Jesús, preservada en Su humanidad como la mana en la urna dorada, el recordatorio de la Redención Eterna que El logró durante los dias de Su vida terrenal.

Te adoro, Sangre del nuevo, eterno Testamento, fluyendo de las venas de Jesús en Getsemaní, de Su carne rota por las flagelaciones en el Praetorio, de sus manos y pies perforados y de su costado abierto en Gólgota.

Te adoro en los Sacramentos, en la Eucaristía, donde sé que Tu estás substancialmente presente.

Coloco mi confianza en Ti, Oh adorable Sangre, nuestra Redención, nuestra regeneración. Cae, gota por gota, dentro de nuestros corazones que se han alejado de Ti, y suaviza sus durezas.

Oh adorable Sangre de Jesús, limpia nuestras manchas, sálvanos de la ira del ángel vengador. Irriga a la Iglesia; hazla fructífera con Apóstoles y obradores de milagros, enriquézcala con almas santos, puros y radiantes con Divina belleza. Amén
Oración de Santa Metilde a las Cinco Santa Heridas de Jesucristo
Te agradezco, Oh Señor Jesucristo, por la dolorosa Herida de Tu pie izquierdo, del cual fluyó la Preciosísima Sangre que limpia nuestros pecados. En ella me hundo y escondo todos los pecados que he cometido. Amén

Te agradezco, Oh Señor Jesucristo, por la dolorosa Herida de Tu pie derecho, del cual la fuente de paz se derrama para nosotros. En sus profundidades me hundo y entierro todos mis deseos, para que sean purificados y permanezcan impecables de cualquier mancha terrenal. Amén

Te agradezco, Oh Señor Jesucristo, por la dolorosa Herida de Tu mano izquierda, de la cual la fuente de gracia se derrama para nosotros. En ella adjunto todos mis males espirituales y físicos para que, en unión con Tus sufrimientos, puedan tornarse dulces para mi, y que mi paciencia sea una dulce fragancia ante Dios. Amén

Te agradezco, Oh Señor Jesucristo, por la dolorosa Herida de Tu mano derecha, de la cual la medicina del alma fue derramada para nosotros. En ella escondo todas mis negligencias y omisiones que he cometido en mis ejercícios virtuosos, para que puedan ser expiadas a través de tus obras celosas. Amén

Te agradezco, Oh Señor Jesucristo, for la sanadora Herida de Tu dulcísimo Corazón, del cual Agua y Sangre Viva y las riquezas de todo bien se derramaron para nosotros. Me coloco en esta Herida, y ahí uno todo mi amor imperfecto con tu amor Divino, para que así sea perfeccionado. Amén
Nuestro Señor Jesucristo dictó esta oración a Santa Matilde cuando se acercó a besar la Santa Cruz durante un Viernes Santo
Memorare a Nuestra Señora de la Preciosísima Sangre
RECUERDA, Oh Santísima Madre de la Preciosísima Sangre, el doloroso derrame de la Sangre de tu Jesús y las mas amargas lágrimas que tu mezclaste con Su Sangre Redentora.

En el nombre de la Sangre de la Víctima del Reparo y de las santas lágrimas; en el nommbre de las siete espadas que perforaron tu corazón, con el cual tu te convertiste en Mediadora de todas las gracias para la raza humana y la Reina de Mártires: ten piedad de mi alma y de todas sus miserias; ten piedad por pecadores y las almas inocentes; ten piedad por los pobres, los enfermos y todos los que sufren, tanto física y moralmente; ten piedad por los agonizantes, especialmente los que dejarían a este mundo sin Tu intercesión, que los purificaría en la Sangre del Cordero.

Es precisamente gracias a la Sangre de tu Moribundo Hijo, por Sus Sufrimientos Inexpresables, por Su última súplica a Su Padre en favor a la humanidad, por su Muerte ignominiosa y por la perpetuación de Su Sacrificio en los Altares Católicos, que te ruego que no rechaces mis súplicas, sino que las escuches con Tu gracia. Amén
Oración de Santa Gertrudis Magna
para la Conversión de Pecadores
Nuestro Señor dictó esta oración a Santa Gertrudis Magna, para liberar mil almas del Purgatorio cada vez que se reza.

Padre Eterno,
te ofrezco la Preciosísima Sangre
de Tu Hijo Divino, Jesucristo,
en unión con las misas
dichas en todo el mundo hoy,
por todas las almas benditas del Purgatorio,
por los pecadores en todas partes,
por los pecadores en la Iglesia Universal,
los en mi propia casa y
dentro de mi familia. Amén
La Oración a la Milagrosa Preciosísima Sangre
Señor Jesús, vengo delante Ti, tal cual como estoy.
Pido perdón por mis pecados,
Me arrepiento de mis pecados,
por favor perdóname me.
En Tu Nombre, perdono a todos
por lo que han hecho contra mi.
Renuncio a Satanás, los espíritus malignos
y todas sus obras.
Te doy mi ser entero, Señor Jesús.
Te acepto como mi Señor Dios y Salvador.
Sáname,
Cámbiame,
Fortaléceme en cuerpo, alma y espíritu.
Ven Señor Jesús,
Cúbreme con Tu Preciosísima Sangre,
y lléname con Tu Espíritu Santo.
Te amo Señor Jesús,
Te alabo Señor Jesús,
Te agradezco Jesús,
Te seguiré cada dia de mi vida. Amén

María, Madre Mia, Reina de Paz, todos los Ángeles
y Santos, por favor ayúdame. Amén
Reza esta oración con fe, no importe como te sientas. Cuando tu llegas al punto donde sinceramente expresas cada palabra con todo tu corazón, Jesús cambiará tu vida entera de una manera muy especial. ¡Ya verás!
Oraciones a La Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo
 
Este sitio está dedicado a Nuestro Señor Jesucristo
en la Santísima Virgen María
para la Gloria de Dios

se imparta (28 de Octubre, 2013)
Cooperatores Veritatis
Omnia ad majoren Dei Gloriam!
(¡Todo para la mayor gloria de Dios!)
Contáctanos/escríbenos via email a info@verdadcatolica.net.
El diseño y algunos materiales son ©2013-2017 por VerdadCatolica.Net - Todos los Derechos Reservados
Algunas obras rigen bajo licencia pública o abierta - otras están protegidas por derechos de propiedad intelectual de copyright de sus dueños.        top
 
 

Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.