HOME   |   REGRESAR AL ARCHIVO   |   ENGLISH
 
Pulse para abrir y leer la Coronilla de la Misericordia Divina
Relevant Catholic Divine Inspirations and Holy Lights
Habacuc 2:20
Salmo 130:6
Oración a Nuestra Señora de la Soledad
Dignísima Madre de Dios, que estando en pie junto a la Cruz de Jesús, vuestro Unigénito Hijo, le visteis penar, agonizar y morir, quedando sola y desamparada, sin más alivio que amarguras, y sin más compañía que tormentos.

Participar quiere mi alma, oh dolorida Virgen, en vuestras penas y aflicciones, para que os acompañe toda mi vida en el justo sentimiento de la muerte de vuestro querido Hijo.

Permitidme, oh solitaria Tórtola, que os asista continuamente en tan amarga Soledad, sintiendo lo que sentís, y llorando lo que llorais.

Infundid en mi pecho, oh Madre del verdadero amor, una encendida caridad para amar a vuestro Divino Hijo, que por mi amor murió crucificado; y concededme el favor que pido en esta oración, para gloria de Dios, honra vuestra y provecho de mi alma. Amén
Nuestra Señora de la Soledad de Oración
Dolorosísima Virgen María, de la Soledad, abogada de los tristes y enfermos, Vos, que con la espada en el pecho, atraes todo corazón humano para que contemple el amor de vuestras piedades.

A vos llego, confiadísimo de hallar un pozo de dulce consuelo para mis penas y sufrimientos.

Ayúdame a vencer las tentaciones de este mundo, y en mi soledad sé una compañía alegre que alumbre mi entendimiento y voluntad; por el mérito de vuestros dolores, concédeme lo que os pido en esta oración, si ha de ser para vuestra mayor honra y gloria, y bien de mi alma. Amén

3 Padres Nuestros con Ave María y Gloria
Luego de haber sepultado al cuerpo muerto de Jesucristo en la tumba que José de Arimatea había provisto, la Santa María permanece en SOLEDAD recordando los tormentos sufridos por su Hijo, esperado Su Resurrección gloriosa.
La devoción a Nuestra Señora de la Soledad llegó a toda Europa por el siglo XV, gracias en gran parte al orden de Las Servitas, conocidos por su devoción a Nuestra Señora de los Dolores. La Soledad de María es el último de los Siete Dolores de la Virgen María.
San Pedro llorando ante la Virgen María de Guercino; 1647; Musée du Louvre, París, Francia; http://www.wga.hu
Pendiente en el Limbo de Duccio di Buoninsegna; 1308-1311; Museo dell'Opera del Duomo, Siena, Italia; http://www.wga.hu
Jesús Cristo en el Limbo (Cell 31) de Fra Angelico; 1441-1442; Convento di San Marco, Florence, Italia; http://www.wga.hu
Pendiente en el Limbo de Giotto di Bondone; 1320-1325; Alte Pinakothek, Munich, Alemania; http://www.wga.hu
De una homilia antigüa para el Santo Sábado
El Señor desciende al infierno
Algo raro está pasando - hay un gran silencio sobre la tierra hoy, un gran silencio y quietud. La tierra entera mantiene silencio porque el Rey está dormido. La tierra tembló y ahora está quieta porque Dios se ha dormido en la carne y ha resucitado a todos los que han dormido desde que el mundo se creó. Dios ha muerto en la carne y el infierno tiembla con temor.

Él se fue en busca de nustro primer pariente, como una obeja perdida. Queriendo con gran deseo visitar aquellos que viven en la oscuridad y en la sombra de la muerte, sue fue a liberar de la angustia los cautivos Adám y Eva, Él quien es Dios y el hijo de Eva.

El Señor los encontró cargando su Cruz, el arma que le ganó la victoria. Al verlo, Adán, el primer hombre creado, golpeó su pecho con terror y exclamó a todos: "Que mi Señor, esté con todos ustedes". Cristo le contestó: "Y con tu espíritu." Jesús lo agarró de la mano y lo resucitó, diciendo: "Despierta, Oh durmiente, levántate de los muertos y Cristo te dará la luz."
"Yo soy tu Dios, y por ti me he manifestado como tu hijo. Por amor a ti y tus descendientes Yo, ahora, por mi propia autoridad, mando que vengan todos los que han estado prisioneros, que todos en la oscuridad sean iluminados, que todos los que duermen, despiertan. Te ordeno, Oh durmiente, despíértate. No te he creado para que seas un prisionero en el infierno.

Levántate de los muertos, ya que Yo soy la vida para los muertos. Asciende, obra de mis manos, quien fuiste creado en mi imágen. Levántate, vayamosnos de este lugar, ya que tu estás en Mi y Yo en ti; juntos formamos una sola persona y no podemos ser separados.

Por ti, Yo, tu Dios, me hize tu hijo; Yo, el Señor, adopté la forma de un esclavo; Yo, quien tiene su hogar en los cielos, descendió a la tierra y debajo de la tierra. Por ti, por el hombre, yo me hize como un hombre sin ayuda, libre entre los muertos. Por ti, Yo, quien dejó un jardín, fuí traicionado por los Judios en un jardín, y fuí crucifijado en un jardín.

Mira sobre mi cara los escupitajos que recibí para poder restorar en ti la vida que Yo te soplé una vez. Mira ahí las marcas de los lazetazos que recibí para poder remodelar tu imágen distorcionada a la mia."
"Sobre mi espalda mira las marcas de las laceraciones que soporté para remover la carga del pesado que pesa sobre tu espalda. Mira a mis manos, clavadas firmemente al madero, para ti, quien una vez estrechaste malvadamente tu mano hacia un arbol.

Me dormí sobre la Cruz y para ti una espada atravesó mi costado cuando te dormias en el paraiso y de tu costado la crié a Eva. Mi costado ha curado el dolor dentro de ti. Mi sueño te despertará de tu sueño en el infierno. La lanza que me atravesó ha envainado la lanza que fue usada contra ti.

Levántate, vamosnos de este lugar. El enemigo te guió fuera del paraíso terrenal. Yo no he de restaurarte a ese paraiso, pero si te coronaré en el Cielo. Te prohibí el arbol que era sólo un símbolo de la vida. Pero mira, Yo quien soy la vida misma soy ahora uno contigo. He mandado a cherubimes para que te guarden como se guarda a los esclavos; pero ahora los hago adorarte como un dios.

El trono formado por los cherubimes te espera, sus portadores veloces y entusiasmados. La cámara nupcial está adornada, el banquete está listo, las eternas moradas preparadas, los tesoros de todas las cosas buenas te esperan. El Reino del Cielo ha sido preparado para ti para toda la eternidad."
Traducción del Inglés por Jan Paul von Wendt
http://divineoffice.org
Sábado Santo y Nuestra Señora de la Soledad - En silencio esperando la luz para abrir el camino entre las sombras de la oscuridad
 
Este sitio está dedicado a Nuestro Señor Jesucristo
en la Santísima Virgen María
para la Gloria de Dios

se imparta (28 de Octubre, 2013)
Cooperatores Veritatis
Omnia ad majoren Dei Gloriam!
(¡Todo para la mayor gloria de Dios!)
Contáctanos/escríbenos via email a info@verdadcatolica.net.
El diseño y algunos materiales son ©2013-2017 por VerdadCatolica.Net - Todos los Derechos Reservados
Algunas obras rigen bajo licencia pública o abierta - otras están protegidas por derechos de propiedad intelectual de copyright de sus dueños.        top
 
 

Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.