HOME   |   REGRESAR AL ARCHIVO   |   ENGLISH
 
Pulse para abrir y leer la Coronilla de la Misericordia Divina
Relevant Catholic Divine Inspirations and Holy Lights
En aquel momento los discípulos se acercaron a Jesús para preguntarle:

¿Quién es el más grande en el Reino de los Cielos?

Jesús llamó a un niño, lo puso en medio de ellos

y dijo:

Les aseguro que si ustedes no cambian o no se hacen como niños, no entrarán en el Reino de los Cielos

Por lo tanto, el que se haga pequeño como este niño, será el más grande en el Reino de los Cielos.

El que recibe a uno de estos pequeños en mi Nombre, me recibe a mí mismo.
San Mateo 18:1-5
La Vida de San Juan Bosco
San Juan Bosco logró lo que mucha gente consideraba una imposibilidad: caminaba por las calles de Turín, Italia, buscando a los pilluelos mas sucios y asperos posibles, haciendolos buenos hombres. Su éxito extraordinario puede ser resumido en las palabras de su Santo patrón, San Francisco de Sales: "La medida de su amor es que el amaba sin medida."

El conocimiento de la pobreza por parte de Juan era de primera mano. Nació en 1815 en la villa de Becchi in el distrito Piedmont en el norte de Italia y fue criado en la pequeña granja de sus padres. Cuando falleció su padre, Margarita Bosco y sus tres hijos tuvieron mas y mas dificultades en mantenerse, y mientras Juan todavia era un muchachito tenía que trabajar con sus hermanos en la granja. Aunque su vida fue dura, era un niño feliz e imaginativo. Aun siendo muchacho, Juan encontró que el juego inocente era compatíble con la religión. Para divertir a sus amigos aprendió a hacer juegos malabares y balancearse sobre una cuerda de equilibrista; pero solo los entretenerían bajo la condición que cada rendimiento comienze y termine con una oración.

Al ir creciendo, Juan empezó a pensar en ser sacerdote, pero la pobreza y falta de educación lo hacía parecer imposible. Un bondadoso sacerdote reconoció su inteligencia y le dió su primer aliento, enseñandole a leer y escribir. Tomando trabajos irregulares en la villa, y con la ayuda de su madre y algunos vecinos caridosos, Juan logró terminar la escuela y ser admitido al seminario diocesano en la cercana Turín. Como seminario donó su tiempo libre para velar sobre los golfillos que rondaban los barrios bajos de la ciudad. Cada todo Domingo les enseñaba catequismo, supervisaba sus juegos y los entretenía con cuentos y trucos; en poco tiempo con su bondad el ganó sus confianza, y su "Escuela Dominical" se convirtió en un ritual para ellos.

Despues de su ordenación en el 1841, se hizo asistente del capellán de un orfanato en Valocco, en las afueras de Turín. Su posición no duró mucho, ya que cuando el insitió que se les permitiera a sus muchachos escolares el jugar en los jardines del orfanato, fueron hechados, y entonces, renunció. Entonces empezó a buscar un hogar permanente para ellos, pero ningun barrio "decente" aceptaba a tal ruidosa multitud. Finalmente, en una zona bastante en ruinas de la ciudad, donde probablemente nadie protestaría, el primer oratorio fue establecido y fue nombrado para San Francisco de Sales. Al principio los muchachos atendiero el colegio en otros lados, pero cuanto mas maestros voluntearon su tiempo, clases empezaron a ser conducidas en la casa. Las inscripciones crecieron tan rapidamente que para el 1849 ya habían tres oratorios en varios lugares de la ciudad.

Durante mucho tiempo Don Bosco había considerado el fundar un orden para continuar con su obra y esta idea fue apoyada por el ministro de gabinete notoriamente anticlerico, llamado Rattazzi. Rattazzi había observado los resultados de su obra y, aunque una ley Italiana prohibía la fundación de comunidades religiosas en esa época, el le prometió apoyo gubernamental. The fundador-sacerdote fue a Roma en 1858 y, por sugerencia del Papa Pio IX, trazó una Regla para su comunidad, La Sociedad de San Franciso de Sales (los Salesianos). Cuatro años despues el fundó un Order para mujeres, Las Hijas de María, Auxiliadora, para cuidar muchachas abandonadas. Finalmente, para suplementar la obra de ambas congregaciones, el organizó una organización de laicos interesados en asistir estas obras.

Exhausto de viajar por toda Europa para acumular fondos para una nueva iglesia en Roma, Don Bosco falleció el 31 de Enero del 1888. Fue canonizado en 1934 por Papa Pio XI. La obra de Juan Bosco continúa hoy en mas de un mil de oratorios salesianos en todo el mundo. Ningun Santo moderno ha captivado el corazón del mundo mas velozmente que este agradable paisano-sacerdote de Turín, quien creía que el dar total confianza y amor es la manera mas efectíva de nutrir la virtud en todos.
del Libro Lives of the Saints for Every Day of the Year
Oh Dios nuestro querido Padre, a través de la intercesión de San Juan Bosco, otorga que podamos comprometernos nuevamente a ser signos y portadores de Tu amor para la gente joven, especialemente aquellos mas necesitados.

Y a través de nosotros, que todos los jovenes lleguen a experimentar tu amor por ellos. Que María la Auxiliadora, mantenga a la juventud libre de todo daño para que puedan crecer a ser ciudadanos honestos y buenos Cristianos. Pedimos todo esto a través de Jesucrito Nuestro Señor. Amén.
San Juan Bosco, ora por nosotros
Jesuscristo con Niños de Carl Heinrich Bloch; 1800s; http://en.wikipedia.org
31 de Enero - San Juan Melchor Bosco Occhiena, Sacerdote - Afectuoso Maestro de la Juventud
 
Este sitio está dedicado a Nuestro Señor Jesucristo
en la Santísima Virgen María
para la Gloria de Dios

se imparta (28 de Octubre, 2013)
Cooperatores Veritatis
Omnia ad majoren Dei Gloriam!
(¡Todo para la mayor gloria de Dios!)
Contáctanos/escríbenos via email a info@verdadcatolica.net.
El diseño y algunos materiales son ©2013-2017 por VerdadCatolica.Net - Todos los Derechos Reservados
Algunas obras rigen bajo licencia pública o abierta - otras están protegidas por derechos de propiedad intelectual de copyright de sus dueños.        top
 
 

Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.