HOME   |   REGRESAR AL ARCHIVO   |   ENGLISH
 
Pulse para abrir y leer la Coronilla de la Misericordia Divina
Relevant Catholic Divine Inspirations and Holy Lights
Asi habla el Señor:
¡Escuchen! En Ramá se oyen lamentos, llantos de amargura: es Raquel que llora a sus hijos; ella no quiere ser consolada, porque ya no existen.
El Profeta Jeremias 31:15
Al verse engañado por los magos, Herodes se enfureció y mandó matar, en Belén y sus alrededores, a todos los niños menores de dos años, de acuerdo con la fecha que los mayor le habían indicado.

Así se cumplió lo que había sido anunciado por el profeta Jeremías:
"En Ramá se oyó una voz, hubo lágrimas y gemidos: es Raquel, que llora a sus hijos y no quiere que la consuelen, porque ya no existen".
San Mateo 2:16-18
Salió este impío mandato de Herodes a los seis meses del nacimiento de nuestro Redentor. Y cuando se comenzó a ejecutar, sucedió que nuestra gran Reina estaba un día con su Hijo santísimo en los brazos y mirando a su alma y operaciones conoció en ella como en un claro espejo todo lo que pasaba en Belén, más claramente que si estuviera presente a los clamores de los niños y de sus padres.
Vio también la divina Señora cómo su Hijo santísimo pedía al Padre eterno por los padres y madres de los inocentes y que a los difuntos los ofrecía como primicias de su muerte y que, por ser sacrificados a cuenta del mismo Redentor, pedía se les diese uso de razón para que voluntariamente ofreciesen sus vidas y admitiesen la muerte en gloria del mismo Señor y les pagase con premios y coronas de mártires lo que padecían.

Y todo lo concedió el Padre eterno, y lo conoció nuestra Reina en su Hijo unigénito y le acompañó e imitó en el ofrecimiento y peticiones que hacía, y a los padres y madres de los niños mártires acompañó también en el dolor y compasión por la muerte de sus hijos y ella fue la verdadera y primera Raquel que lloró a los hijos de Belén y suyos (Mt 2, 17-18); y ninguna otra madre supo llorarlos como ella, porque ninguna supo ser madre como lo era nuestra Reina y Señora.
Fragmentos de La Ciudad Mística de Dios, manifestado por Nuestra Señora a Sr. María de Jesus (María de Agreda) http://themostholyrosary.com/
Oración para abolir el aborto
Dios Padre, te agradezco por el obsequio de mi vida,
   por las vidas de todos mis hermanos y hermanas.
Sé que no hay nada que destruya la vida más que el
   aborto,
   y me regocijo al saber que Tu has conquistado la muerte
   con la Resurrección de Tu Hijo.
Estoy listo para poner de mi parte en la lucha para abolir el aborto.
Este día me comprometo
   a nunca más quedarme en silencio,
   nunca más quedarme pasivo,
   y nunca más olvidarme de los no nacidos.
Me comprometo a ser activo en los movimientos
   pro vida,
y nunca dejar de luchar por la vida
   hasta que todos mis hermanos y hermanas sean protegidos,
   y que nuestra nación sea de nuevo una
   nación con libertad y justicia
   no solo para algunos, sino para todos,
   Por Cristo Nuestro Señor. ¡Amen!
http://www.priestsforlife.org
Fragmentos de la Homilia Pro-Vida del 2005 por Papa Francisco (Cardenal Bergoglio)
"¡Cuidado!, yo vine a traer vida y vida en abundancia, pero ¡cuidado!"
Este envío que nos da Jesús es para algo muy importante, es para algo muy grande. Jesús nos dice una cosa que nos llama la atención, cuando alguien le pregunta: “bueno ¿a qué viniste vos al mundo?“. “Mire, yo vine a traer vida y que la vida sea en abundancia, yo los envío a ustedes para que lleven adelante esa vida, y que sea abundante”.

Jesús no vino a traer muerte, más aún, la muerte del odio, la muerte de las peleas, la muerte de la calumnia, ese matar con la lengua. Jesús no vino a traer muerte, la muerte la sufrió Él por defender la vida, Jesús vino a traer vida y esa vida abundante, y nos envía llevando esa vida pero nos dice: “¡Cuidado!”, que hay gente que tiene lo que hoy escuchamos, no está en el Evangelio, la cultura de la muerte. Es decir que la vida le interesa tanto cuanto sirva, tanto cuanto le puede dar una utilidad y si no, no interesa. Y en todo el mundo, prendido está este yuyo de la cultura de la muerte.
Cuando uno habla de esas cosas de la cultura de la vida, a la que estamos llamados, se siente la pena de que en tantos corazones, y aun desde chicos, se le siembre la cultura de la muerte. Se le siembre el egoísmo, se le siembre el “bueno y a mí que me importa lo que le pasa al otro”, quién soy yo para cuidar al otro. Esa frase, ¿se acuerdan quién la dijo primero? Caín. “¿Acaso soy yo el que tiene que cuidar a mi hermano?”, Es frase de crimen, es frase de muerte, es una pena que a veces ya de chicos crezcan en esta concepción, que se les inculque esta concepción egoísta y se configure el hombre y la mujer.

Lo dije acá una vez y lo repito, que le podemos poner como sobrenombre yo, me, mi, conmigo, para mi, todo para uno, nada dar a otro, porque dar la vida es abrir el corazón, cuidar la vida es des-hilvanarse en la ternura y la calidez hacia los otros, preocupar mi corazón por los otros.
Cuidar la vida del principio al final, qué cosa tan sencilla, qué cosa tan linda. Si nosotros vamos por el camino de la vida nos pueden pasar cosas feas, pero no importa, vale la pena, El abrió el camino primero. Así que, ¡adelante y no se desanimen, cuiden la vida, que vale la pena! Que así sea.
Nota: Este texto fue publicado por la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA).
Masacre de los Inocentes de Léon Cogniet; 1824; Musée des Beaux-Arts, Rennes, Francia; http://upload.wikimedia.org
Los Santos Inocentes (Restrike Etching) Grabado de William Charles Thomas Dobson
Ícono de Nuestra Señora de Czestochowa

Lea sobre la campaña de Océano a Océano patronizada por Human Life International
Nuestra Señora de la Expectatíva

Lea la Litanía de Jesús en el Vientre de la Santísima Virgen María
28 de Diciembre- La Fiesta de Los Santos Inocentes - "Las Flores de los Mártires"
 
Este sitio está dedicado a Nuestro Señor Jesucristo
en la Santísima Virgen María
para la Gloria de Dios

se imparta (28 de Octubre, 2013)
Cooperatores Veritatis
Omnia ad majoren Dei Gloriam!
(¡Todo para la mayor gloria de Dios!)
Contáctanos/escríbenos via email a info@verdadcatolica.net.
El diseño y algunos materiales son ©2013-2017 por VerdadCatolica.Net - Todos los Derechos Reservados
Algunas obras rigen bajo licencia pública o abierta - otras están protegidas por derechos de propiedad intelectual de copyright de sus dueños.        top
 
 

Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.