HOME   |   REGRESAR AL ARCHIVO   |   ENGLISH
 
Pulse para abrir y leer la Coronilla de la Misericordia Divina
Relevant Catholic Divine Inspirations and Holy Lights
de Santa Gertrudis la Mayor
Salve, mi mas pequeño amoroso Jesús, dulcisimo amor, mas allá de todo amor creado!
Te saludo y en los deseos de todos los Cristianos, Te abrazo.

Salve, mi mas pequeño encantador Jesús, niño noble de Nazaret,
   rosa plena de Jericó, brote en flor ¡del Cielo!

Atrae nuestros corazones a Ti y refréscalos con Tu dulzura.
Salve, mi mas amable pequeño Jesús, pan vivo de Belén,
   cordero inocente de Jerusalén, ¡recien nacido Rey de Judea!
Recíbenos en Tu clan de Tus sirvientes elegidos.

Salve, mi mas pequeño hermoso Jesús, Pastor atento a tus obejas celestiales,
   amado compañero-hermano de todos los hijos de los hombres,
   delicada flor plantada por el Espíritu Santo en el corazón virgen de María,
   luminoso amanecer naciendo de la noche oscura ¡para la alegría de la tierra entera!
Alejanos de la oscuridad del pecado.

¡Gloria y alabanza a Ti, tierno, pequeño y dulce Jesús!

Desde las profundidades de mi corazón Te rezo y Te adoro
   por el amor que tienes por mi y toda la humanidad,
   Estuviste dispuesto a estar en un pesebre y sufrir
   tan enorme pobreza y miseria.
Doy gracias y adoro Tus tiernos brazos y Tus tiernas manos y pies,
   y alabo tu amor inexpresable que manifestaste
   del vientre de tu Padre Celestial,
   decendiendo al establo pobre y miserable.

¡Glória y alabanza a Ti, noble y pequeño Jesús!
Te saludo y alabo con el mismo amor fervoroso
   con el cual Tu madre Te amó y glorificó tan intensamente.

¡Glória y alabanza a Ti, amadisimo, pequeño Jesús!
   dulce delicia de regocijo eterno.
Te saludo y alabo con el mismo amor
   que Te hizo dejar al Cielo para ser un pobre Niño.

¡Glória y alabanza a Ti, preciosisimo, pequeño Jesús!
   ¡júbilo y honor de tu Padre Celestial!
Te doy gracias a través de Tu Propio Dulce Corazón
   el cual Has revelado al mundo entero a través de tu nacimiento.

Te saludo una y otra vez, mas hermoso y pequeño Jesús,
   mas dulce delícia del Corazon de tu Padre, curador de almas enfermas.
Te ofrezco mi propio corazón para Tu eterna gloria y servicio.

¡Jesús, corona, amor, alegría, júbilo de virgenes!
Tu amor hizo de Ti el Hijo de una Virgen.
Que seas glorificado y alabado para siempre. Amén
The Christ Child de Andreas Müller; 1849 Walters Art Museum; Baltimore, Maryland; http://commons.wikimedia.org/

El durmiente niño yace en una sábana blanca cubierta con una tela rosada. El es identificado por una aurora de luz y tres rayos estilizados que forman un halo y por la cinta que El sujeta en la cual está inscripto: [AGN] US DEI ECCE QUI T[OLLIS PECCATA MUNDI: MISERERE NOBIS] (Misal Romano, Comunión: 3). Está rodeado de flora y fauna meticulosamente pretados, repletas con simbolismo Cristiano. Los arbustos de rosas aluden al martirio, las plantas de frutillas a la justicia perfecta, las violets a la humildad, varios tallos de maiz a la naturaleza humana de Cristo, algunas margaritas a su inocencia, la mariposa a la Resurreción, el jilguero a la Pasión, el par de tórtolas a la pureza, y la andorina la Encarnación. Esta pintura replica una sección de una obra sin localizar de la Virgen y San Juán acompañados por tres ángeles adorando al Niño Jesucristo, la cual fue reproducida en un grabado de acero por Wm. Ridgway en una Biblia publicada por James S. Virtue en Londres, sin fecha.
San Esteban, Primer Santo Martir
Ayúdanos, con tus plegarias, el entrar en el espíritu del misterio de tu Verbo hecho Carne, ahora que celebramos el Nacimiento de nuestro Salvador. Tu eres el guardia fiel de su Cuna; ¿quien podría guiarnos mejor al Bebé Divíno, que yace ahí?

Tu otorgaste testimonio a su Divinidad y Humanidad; Tu predicaste este Hombre Dios. (...) Muéstranos tambien a este Redentor, de cierto, no parado a la mano derecha de su Padre, sino el dulce y hulmide Bebé, el que ahora Se manifiesta al mundo, en el cual El acaba de nacer, envuelto en pañales, colocado en un pesebre. Nosotros tambien deseamos Darle testimonio, contando como su Nacer es uno de amor y misericordia; deseamos mostrar, con nuestras vidas, que el ha nacido dentro de nuestros corazones.

Obten para nosotros esa devoción al Infante Divino, la cual te dio tan gran coraje en el dia de tu tribulación: tendremos devoción. ¡Si, como Ti! Somos sencillos de corazón y sin miedo en nuestro amor por Jesús, ya que el amor es mas fuerte que la muerte. No nos olvidemos nunca que cada Cristiano debe estar listo para el martírio, simplemente porque es un Cristiano. Que la vida de Cristo, la cual ya ha empezado a latir dentro de nosotros, crezca, gracias a nuestra fidelidad y conducta para que, tal como el Apostol lo expresa, lleguemos a la plenitud de Cristo (Ef. IV. 13).
Fragmentos de St. Stephen, the First Martyr de Dom Prosper Gueranger, 1870
http://catholicharboroffaithandmorals.com
El Martírio de San Esteban de Peter Paul Rubens; 1616-1617; Musée des Beaux-Arts, Valenciennes, Francia; http://www.wga.hu
Actos de los Apostoles 7:58-59
Abriendo Nuestros Corazones al Divino Niño Jesús en el Dia de la Fiesta de San Esteban
 
Este sitio está dedicado a Nuestro Señor Jesucristo
en la Santísima Virgen María
para la Gloria de Dios

se imparta (28 de Octubre, 2013)
Cooperatores Veritatis
Omnia ad majoren Dei Gloriam!
(¡Todo para la mayor gloria de Dios!)
Contáctanos/escríbenos via email a info@verdadcatolica.net.
El diseño y algunos materiales son ©2013-2017 por VerdadCatolica.Net - Todos los Derechos Reservados
Algunas obras rigen bajo licencia pública o abierta - otras están protegidas por derechos de propiedad intelectual de copyright de sus dueños.        top
 
 

Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.