HOME   |   REGRESAR AL ARCHIVO   |   ENGLISH
 
Pulse para abrir y leer la Coronilla de la Misericordia Divina
Relevant Catholic Divine Inspirations and Holy Lights
SEÑAL DE LA CRUZ

Por la señal de la Santa Cruz, líbranos Señor Dios nuestro de nuestros enemigos. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Ven, Espíritu Santo, ven por medio de la poderosa intercesión del Corazón Inmaculado de María, tu amadísima esposa, ven. (se repite 3 veces)

ACTO DE CONTRICIÓN

Pésame Dios mío y me arrepiento de todo corazón de haberos ofendido. Pésame por el infierno que merecí y por el Cielo que perdí, pero mucho más me pesa porque pecando ofendí a un Dios tan bueno y tan grande como vos. Antes querría haber muerto que haberos ofendido, y propongo firmemente no pecar más y evitar todas las ocasiones próximas de pecado. Amén.

CREDO

Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, Su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de la Santa María Virgen; padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre Todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén

PADRE NUESTRO

Padre Nuestro que estás en los Cielos, Santificado sea Tu Nombre; venga a nosotros tu Reino; hágase Tu Voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén

AVE MARÍA

Dios te salve, María, llena eres de gracia; el Señor es Contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

GLORIA

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, es ahora y será por siempre, por los siglos de los siglos. Amén

LA ORACIÓN DE FATIMA

Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno y lleva a todas las almas al cielo, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia. Amén
(Nuestra Señora de Fátima, 13 Julio 1917)

SALVE REGINA

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, ¡vida, dulzura y esperanza nuestra! A ti te clamamos, nosotros los desterrados hijos de Eva, a ti te enviamos nuestros suspiros, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada, tus ojos de misericordia hacia nosotros y después de este destierro, muéstranos el fruto bendito de tu vientre, Jesús. ¡Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María!
V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Cristo.

LA PLEGARIA DEL ROSARIO

Oremos. Oh Dios, cuyo Unigénito Hijo, con su vida, muerte y resurrección, ha comprado para nosotros la recompensa de la vida eterna, concédenos, te suplicamos, que meditando los misterios del Santísimo Rosario de la Bendita Virgen María, podamos imitar lo que contienen y obtener lo que prometen, a través del mismo Cristo Nuestro Señor. Amén

SAN MIGUEL

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla. Sé nuestro amparo contra la perversidad y las asechanzas del demonio. Reprímale Dios, te pedimos suplicantes y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, arroja al infierno con tu Divino Poder a satanás y a todos los espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas. Amén

LA ORACIÓN PROMETEDORA DE FÁTIMA

Dios mío, yo Te creo, Te adoro, confío en Ti y Te Amo. Ruego el perdón para todos aquellos que no creen, no adoran, no confían y no te aman. Amén
LA ORACION DE INVOCACIÓN DEL ESPÍRITU SANTO

Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor,
V. Envía tu Espíritu y serán creados;
R. Y tú renovarás la faz de la tierra.
Oremos: Oh Dios, que hizo instruir a los corazones de los fieles, por la luz del Espíritu Santo, concédenos por el mismo Espíritu para ser realmente sabio, y nunca se regocijan en su consuelo, por Cristo Nuestro Señor. Amén

UN ACTO DE FE

Dios mío, creo firmemente que Tú eres un Dios en tres Personas divinas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Creo que tu Hijo divino se hizo hombre y murió por nuestros pecados, y que ha de venir a juzgar a los vivos ya los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de los muertos y la vida eterna. Amén

UN ACTO DE ESPERANZA

¡Oh, mi Dios, confiar en tu poder omnipotente, infinita misericordia, la bondad y las promesas, espero obtener el perdón de mis pecados, la ayuda de tu gracia y la vida eterna, por los méritos de Cristo Jesús, mi Señor y Salvador. Amén

UN ACTO DE CARIDAD

Oh Dios mío, os amo sobre todas las cosas, con todo mi corazón y alma, porque Tú eres todo lo bueno y digno de todo amor. Yo amo a mi prójimo como a mí mismo por amor a Ti. Perdono a todos los que me han hecho daño, y pido perdón a todos aquellos a quienes he herido. Amén

EL MEMORARE

Acordaos, oh piadosísima Virgen María, que jamás se ha oído decir, que ninguno de los que han acudido a vuestra protección implorado tu auxilio, haya sido desamparado. Animado por esta confianza, a Vos acudo, Madre, Virgen de las vírgenes y gimiendo bajo el peso de mis pecados me atrevo a comparecer ante Vos. Madre de Dios, no desechéis mis súplicas, antes bien, escuchadlas y acogedlas benignamente. Amén

ORACIÓN AL ÁNGEL DE LA GUARDA

Ángel de Dios, mi querido guardián, a quien su amor me he sido encomendado; siempre estád cada día a mi lado para iluminarme y cuidarme, para gobernarme y guiarme. Amén

ALMA DE CRISTO

Alma de Cristo, santifícame.
Cuerpo de Cristo, sálvame.
Sangre de Cristo, embriágame.
Agua del costado de Cristo, lávame.
Pasión de Cristo, confórtame.
Oh, buen Jesús, óyeme.
Dentro de tus llagas, escóndeme.
No permitas que me aparte de Ti.
Del maligno enemigo, defiéndeme.
En la hora de mi muerte, llámame.
Y mándame ir a Ti
para que con Tus Santos te alabe,
por los siglos de los siglos, Amén.
Pulse aquí para visitar la página del Rosario
Batalla de Lepanto de Paolo Veronese; 1572; Gallerie dell’Accademia, Venicia; http://www.wga.hu/index1.html
La Santa Alianza (coalición en el sur católico Europeo de estados marítimos) atribuye la victoria a la Virgen María, cuya intercesión con Dios habían implorado para la victoria a través de la utilización del Rosario. El Papa Pío V instituyó un nuevo día de la fiesta Católica de Nuestra Señora de la Victoria para conmemorar la batalla, que ahora se celebra por la Iglesia Católica como la fiesta de Nuestra Señora del Rosario. http://en.wikipedia.org
Oraciones del Santísimo Rosario - El Poder de la Fe - el Poder de la Oración
 
Este sitio está dedicado a Nuestro Señor Jesucristo
en la Santísima Virgen María
para la Gloria de Dios

se imparta (28 de Octubre, 2013)
Cooperatores Veritatis
Omnia ad majoren Dei Gloriam!
(¡Todo para la mayor gloria de Dios!)
Contáctanos/escríbenos via email a info@verdadcatolica.net.
El diseño y algunos materiales son ©2013-2017 por VerdadCatolica.Net - Todos los Derechos Reservados
Algunas obras rigen bajo licencia pública o abierta - otras están protegidas por derechos de propiedad intelectual de copyright de sus dueños.        top
 
 

Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.