HOME   |   REGRESAR AL ARCHIVO   |   ENGLISH
 
Pulse para abrir y leer la Coronilla de la Misericordia Divina
Relevant Catholic Divine Inspirations and Holy Lights
Decía estas cosas y llorando en la más amarga contrición de mi corazón, cuando de repente escuché la voz de un niño o una niña (no sabía cual) que venía de la casa vecina, cantando una y otra vez: "Toma y lee; Toma y lee". Inmediatamente dejé de llorar y empecé a pensar muy seriamente si era usual para los niños en una especie de juego de cantar esa canción, pero no podía recordar haber oído algo similar.
Así, represando el torrente de mis lágrimas, me puse en pie, porque no podía pensar que no se trataba de un mandato divino para abrir la Biblia y leer el primer pasaje que encontraría, ya que había oído cómo Antonio, llegando accidentalmente en la iglesia mientras se leía el Evangelio, recibió la advertencia que el oyó como si fuese dirigida a él: "anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo, y ven y sígueme "(Mateo 19:21). Por tal oráculo fue inmediatamente convertido a ti.
Así fue que rápidamente volví al banco donde estaba sentado Alipio, ya que había dejado el libro del Apóstol en su lugar cuando me fuí. Lo cogí, lo abrí y leí en silencio el apartado sobre las cuales mis ojos cayeron primero: "No en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia, sino vestíos del Señor Jesucristo, sin hacerle ningún caso a la carne para satisfacer sus concupiscencias "(Rom. 13:13). Ya no quería leer más, ni tampoco necesitaba hacerlo, ya que al instante en que terminé de leer esa frase, se había infundido en mi corazón algo así como la luz de la plena certeza -- y todas las tinieblas de la duda se desvanecieron dentro de mi.
San Agustín, Confesiones
"¿Por qué estás orgulloso hombre? Dios se humillió para ti. Tal vez te avergüences de imitar a un
hombre humilde. De ser asi entonces por lo menos imita al Dios humilde."
San Agustín, Confesiones
Amados, amémonos unos a otros, porque el amor es de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.
De esta manera el amor de Dios se reveló a nosotros: Dios envió a su Hijo unigénito al mundo para que tengamos vida por él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y envió a su Hijo como propiciación por nuestros pecados.

Amados, si Dios nos ha amado así, también nosotros debemos amarnos unos a otros. Nadie ha visto jamás a Dios. Sin embargo, si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros y su amor ha llegado en nosotros a la perfección. Así es como sabemos que permanecemos en él y él en nosotros, en que nos ha dado de su Espíritu.

Por otra parte, hemos visto y testificamos que el Padre envió a su Hijo como Salvador del mundo. Quien confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él y él en Dios.
1 Juan 4:7-15
"Es este Bien que se nos manda a amar con todo nuestro corazón, con toda nuestra mente y con toda nuestra fuerza. Es hacia este Bien que debemos ser guiados por los que nos aman, y hacia este Bien debemos llevar a los que amamos. De esta manera, cumplimos con los mandamientos de los que depende toda la ley y los profetas: "Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente"; y "Amarás a tu prójimo como a ti mismo.'

Porque, a fin de que un hombre puede aprender a amarse a sí mismo, una norma se creó para regular todas sus acciones en la que su felicidad depende. Porque el amor de uno propio no es más que querer ser feliz y la norma es la unión con Dios. Cuando, por lo tanto, una persona que sabe cómo amarse a sí mismo es ordenado amar a su prójimo como a sí mismo, ¿no es cierto, en efecto, que es mandado en persuadir a los demás, en la medida de lo que pueda, a amar a Dios?
San Agustín, La Ciudad de Dios
La Conversión de San Agustín de Fra Angelico; (b. 1395 - d.1455); http://en.wikipedia.org
San Agustín de Philippe de Champaigne; 1645-1650; Museo de Arte del Condado de Los Angeles; Los Angeles, California; http://en.wikipedia.org
San Agustín de Antonello da Messina; 1472;
Museo Nazionale, Palermo, Italia http://www.wikipaintings.org
28 de Agosto - San Agustín, Obispo y Doctor de la Iglesia
 
Este sitio está dedicado a Nuestro Señor Jesucristo
en la Santísima Virgen María
para la Gloria de Dios

se imparta (28 de Octubre, 2013)
Cooperatores Veritatis
Omnia ad majoren Dei Gloriam!
(¡Todo para la mayor gloria de Dios!)
Contáctanos/escríbenos via email a info@verdadcatolica.net.
El diseño y algunos materiales son ©2013-2017 por VerdadCatolica.Net - Todos los Derechos Reservados
Algunas obras rigen bajo licencia pública o abierta - otras están protegidas por derechos de propiedad intelectual de copyright de sus dueños.        top
 
 

Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.