HOME   |   REGRESAR AL ARCHIVO   |   ENGLISH
 
Pulse para abrir y leer la Coronilla de la Misericordia Divina
Relevant Catholic Divine Inspirations and Holy Lights
En mi lecho, durante la noche,
busqué al amado de mi alma.
¡Lo busqué y no lo encontré!

Me levantaré y recorreré la ciudad; por las calles y las plazas,
buscaré al amado de mi alma.
¡Lo busqué y no lo encontré!

Me encontraron los centinelas
que hacen la ronda por la ciudad:
¿Han visto al amado de mi alma?

Apenas los había pasado,
encontré al amado de mi alma.
Cantar de los Cantares 3:1-4a
Santo María Magdalena de Carlo Dolci; 1644-1646; El Hermitagio, San Petersburgo
http://www.wga.hu/index1.html
En el primer día de la semana, siendo aun madrugada, María Magdalena fue al sepulcro y vio que la piedra había sido sacada. Corrió al encuentro de Simón Pedro y del otro discípulo al que Jesús amaba, y les dijo: "Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto."

María se había quedado llorando afuera del sepulcro. Mientras lloraba, se asomó para ver el interior del sepulcro y entonces vio a dos ángeles vestidos de blanco, sentados uno a la cabecera y otro a los pies del lugar donde había sido puesto el cuerpo de Jesús. Ellos le dijeron: "Mujer, ¿por qué lloras?" María respondió: "Porque se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto". Al decir esto se dio vuelta y vio a Jesús, que estaba allí, pero no lo reconoció. Jesús le preguntó: "Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?" Ella, pensando que era el jardinero, le respondió: "Señor, si se lo ha llevado, hagame saber dónde lo ha puesto y yo iré a buscar". Jesús le dijo: "¡María! Ella entonces lo reconoció y le dijo en hebreo: "¡Raboní!" es decir ¡Maestro! Jesús le dijo: "No me retengas, porque todavía no he subido al Padre. Ve a decir a mis hermanos: 'Subiré a mi Padre, el Padre de ustedes; a mi Dios, el Dios de ustedes'". María Magdalena fue entonces a anunciar a los discípulos que había visto al Señor y que Él le había dicho esas palabras.
Juan 20:1-2, 11-18
Noli Me Tangere de Correggio; 1525; Museo del Prado, Madrid http://www.wga.hu/index1.html
María Magdalena fue la segunda mujer más importante en el Nuevo Testamento después de María, la madre de Jesús.

Poseída una vez por siete demonios, los cuales fueron expulsados por Jesús, experimentó una conversión completa y profunda de su corazón y alma en su devoción al Señor.

Ella estuvo presente en dos de los momentos más importantes: la Crucifixión y la Resurrección.

Como resultado de su devoción, ella fue la primera persona en proclamar el Evangelio a Pedro ya los otros discípulos: ¡El Señor ha resucitado!
Julio 22 - Conmemoració de Santa María Magdalena
 
Este sitio está dedicado a Nuestro Señor Jesucristo
en la Santísima Virgen María
para la Gloria de Dios

se imparta (28 de Octubre, 2013)
Cooperatores Veritatis
Omnia ad majoren Dei Gloriam!
(¡Todo para la mayor gloria de Dios!)
Contáctanos/escríbenos via email a info@verdadcatolica.net.
El diseño y algunos materiales son ©2013-2017 por VerdadCatolica.Net - Todos los Derechos Reservados
Algunas obras rigen bajo licencia pública o abierta - otras están protegidas por derechos de propiedad intelectual de copyright de sus dueños.        top
 
 

Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.