Pulse para abrir y leer la Coronilla de la Misericordia Divina

Relevant Catholic Divine Inspirations and Holy Lights
San Luigi Orione - Esperanza Indestructible en Dios
San Luigi Orione - Esperanza Indestructible en Dios
San Luigi Orione - Esperanza Indestructible en Dios
 
 


Padre Luigi Orione en Africa con huérfanos; http://knowingdonorione.blogspot.com


¿Qué provecho obtiene el trabajador con su esfuerzo?

Yo vi la tarea que Dios impuso a los hombres para que se ocupen de ella.

El hizo todas las cosas apropiadas a su tiempo, pero también puso en el corazón del hombre el sentido del tiempo pasado y futuro, sin que el hombre pueda descubrir la obra que hace Dios desde el principio hasta el fin.

Yo comprendí que lo único bueno para el hombre es alegrarse y buscar el bienestar en la vida.

Después de todo, que un hombre coma y beba y goce del bienestar con su esfuerzo, eso es un don de Dios.

Yo reconocí que todo lo que hace Dios dura para siempre: no hay que añadirle ni quitarle nada, y Dios obra así para que se tenga temor en su presencia.

Lo que es, ya fue antes, lo que ha de ser, ya existió, y Dios va en busca de lo que es fugaz.

Yo he visto algo más bajo el sol: en lugar del derecho, la maldad y en lugar de la justicia, la iniquidad.

Entonces me dije a mí mismo: Dios juzgará al justo y al malvado, porque allá hay un tiempo para cada cosa y para cada acción.

Yo pensé acerca de los hombres: si Dios los prueba, es para que vean que no se distinguen de los animales.

Por eso, yo vi que lo único bueno para el hombre es alegrarse de sus obras, ya que esta es su parte: ¿Quién, en efecto, lo llevará a ver lo que habrá después de él?

Eclesiastes 3: 9-18, 22



 
 
 
 


Padre Luigi Orione en Africa con huérfanos; http://knowingdonorione.blogspot.com


¿Qué provecho obtiene el trabajador con su esfuerzo?

Yo vi la tarea que Dios impuso a los hombres para que se ocupen de ella.

El hizo todas las cosas apropiadas a su tiempo, pero también puso en el corazón del hombre el sentido del tiempo pasado y futuro, sin que el hombre pueda descubrir la obra que hace Dios desde el principio hasta el fin.

Yo comprendí que lo único bueno para el hombre es alegrarse y buscar el bienestar en la vida.

Después de todo, que un hombre coma y beba y goce del bienestar con su esfuerzo, eso es un don de Dios.

Yo reconocí que todo lo que hace Dios dura para siempre: no hay que añadirle ni quitarle nada, y Dios obra así para que se tenga temor en su presencia.

Lo que es, ya fue antes, lo que ha de ser, ya existió, y Dios va en busca de lo que es fugaz.

Yo he visto algo más bajo el sol: en lugar del derecho, la maldad y en lugar de la justicia, la iniquidad.

Entonces me dije a mí mismo: Dios juzgará al justo y al malvado, porque allá hay un tiempo para cada cosa y para cada acción.

Yo pensé acerca de los hombres: si Dios los prueba, es para que vean que no se distinguen de los animales.

Por eso, yo vi que lo único bueno para el hombre es alegrarse de sus obras, ya que esta es su parte: ¿Quién, en efecto, lo llevará a ver lo que habrá después de él?

Eclesiastes 3: 9-18, 22



 
 
 


Padre Luigi Orione en Africa con huérfanos; http://knowingdonorione.blogspot.com


¿Qué provecho obtiene el trabajador con su esfuerzo?

Yo vi la tarea que Dios impuso a los hombres para que se ocupen de ella.

El hizo todas las cosas apropiadas a su tiempo, pero también puso en el corazón del hombre el sentido del tiempo pasado y futuro, sin que el hombre pueda descubrir la obra que hace Dios desde el principio hasta el fin.

Yo comprendí que lo único bueno para el hombre es alegrarse y buscar el bienestar en la vida.

Después de todo, que un hombre coma y beba y goce del bienestar con su esfuerzo, eso es un don de Dios.

Yo reconocí que todo lo que hace Dios dura para siempre: no hay que añadirle ni quitarle nada, y Dios obra así para que se tenga temor en su presencia.

Lo que es, ya fue antes, lo que ha de ser, ya existió, y Dios va en busca de lo que es fugaz.

Yo he visto algo más bajo el sol: en lugar del derecho, la maldad y en lugar de la justicia, la iniquidad.

Entonces me dije a mí mismo: Dios juzgará al justo y al malvado, porque allá hay un tiempo para cada cosa y para cada acción.

Yo pensé acerca de los hombres: si Dios los prueba, es para que vean que no se distinguen de los animales.

Por eso, yo vi que lo único bueno para el hombre es alegrarse de sus obras, ya que esta es su parte: ¿Quién, en efecto, lo llevará a ver lo que habrá después de él?

Eclesiastes 3: 9-18, 22

"Solo la Caridad Salvará al Mundo" *
"Solo la Caridad Salvará al Mundo" *
"Solo la Caridad Salvará al Mundo" *
 

Jesucristo Crucifijado de Diego Velazquez; 1632; Museo del Prado, Madrid, España http://commons.wikimedia.org
 
 

Trabaja, Buscando a Solo Dios
de los escritos de San Don Orione (1872-1940)

Ayer, cuando estaba en el cuarto de un buen sacerdote, mis ojos se encontraron con estas palabras: ¡Solo Dios! Mi mirar en ese momento estaba lleno de agotamiento y dolor y mi mente estaba pensando de tantas otras cosas como el ayer, lleno de anxiedad, y sobre todo el torbellino de tanta angustia. Y por encima el ruido confuso de tantos suspiros, me parecía oir la amable y buena voz de mi Ángel: ¡Solo Dios! Alma desconsolado, ¡Solo Dios!

Sobre una ventana había una planta de ciclamen. Mas allá un corredor con unos pocos sacerdotes meditando piadosamente, y aun más alla, un Crucifijo, un querido y venerado Crucifijo que me hacía recordar años memorables y buenos y, con mis ojos llenos de lágrimas terminé postrado ante los pies del Señor. Mi alma se sentía como levantado y una voz pacífica y comsolante parecía provenir de Ese Corazón Atravésado, invitándome a levantarme y confiar todas mis penas a Dios, y a rezar.

Que silencio más dulce, lleno de paz... y en ese silencio ¡Solo Dios! Seguí repitiendome la frase: ¡Solo Dios! Y al hacerlo ¡sentí una calma y benéfica atmósfera rodeando mi alma!

Y entonces vi detras de mi la razón por mis dificultades presentes: vi que en vez de tratar de complacerlo solo a Dios en mi labor, durante años estaba rogando alabanza de los hombres, y estaba continuamente buscando anciosamente que alguien me vea, me aprecie y me aplaude; y llegué a ver esta conclusión: debo comenzar una nueva vida aquí y ahora: trabajar, buscando a Solo Dios!

Trabajar debajo de la mirada de Dios, ¡de Solo Dios!

¡Oh! si, una regla nueva para vivir se encuentra en estas palabras: todo lo que se necesita para la Obra de la Providencia Divina está aquí: ¡la mirada de Dios!

Es necesario comenzar una nueva vida, y debe ser empezada con esta primícia: obrar, trabajar, ¡buscandolo a Dios solamente! Trabajar bajo la mirada de Dios, ¡de Solo Dios!

La mirada de Dios es como el rocío que fortalece, como un rayo radiante de luz que fertiliza y expande: por lo tanto, hagamos nuestro trabajo sin gran ruido y sin descanso; obremos en la contemplación de Dios, de Solo Dios.

La mirada humana es un rayo abrazador que empalidece los colores, hasta los mas resistentes: en nuestro caso, sería como un aliento helado de viento que dobla, tuerce y arruina el tallo aun frágil de esta pobrecita pequeña planta.

Todo acto que se hace para atraer a la atención y para ser visto, pierde su frescura en los ojos del Señor: es como una flor que ha pasado por muchas manos y se ha tornado apenas presentable.

O humilde Obra de Providencia Divina, sé la flor del desierto que crece, se abre y florece porque Dios le ha dicho que lo haga, la cual no está perturbada si un pájaro que pasa la ve o no, o si el viento soplando la dispersa y le quita los pocos petalos que tiene.

Para nuestra alma y para la totalidad de nuestra vida: ¡Solo Dios! ¡Solo Dios!

La Soledad sin Dios agitará el espíritu y amargará el corazon: es como una llanura cubierta de flores, pero no tiene nada mas que un sol pálido y sin vida.

La Soledad con Dios, al contrario, es una atmósfera dulce, cálida ¡que sabe bien como curar los tormentos del corazón!

¡Solo Dios! Oh ¡que provechoso y consolante es tener solo la voluntad de Dios como nuestro testigo! Solo Dios es una santidad ¡del mas alto nivel! Solo Dios, es la fundación mas segura del poder un día alcanzar el Cielo. Solo Dios, hijos mios: ¡Solo Dios!



 
 


Jesucristo Crucifijado de Diego Velazquez; 1632; Museo del Prado, Madrid, España http://commons.wikimedia.org  
 
 
 
 
 


Padre Orione celebrando la Santa Misa  
 
 
 
 
 


Padre Orione y el Santísimo Sacramento


Jesucristo Crucifijado de Diego Velazquez; 1632; Museo del Prado, Madrid, España http://commons.wikimedia.org
 
 

Trabaja, Buscando a Solo Dios
de los escritos de San Don Orione (1872-1940)

Ayer, cuando estaba en el cuarto de un buen sacerdote, mis ojos se encontraron con estas palabras: ¡Solo Dios! Mi mirar en ese momento estaba lleno de agotamiento y dolor y mi mente estaba pensando de tantas otras cosas como el ayer, lleno de anxiedad, y sobre todo el torbellino de tanta angustia. Y por encima el ruido confuso de tantos suspiros, me parecía oir la amable y buena voz de mi Ángel: ¡Solo Dios! Alma desconsolado, ¡Solo Dios!

Sobre una ventana había una planta de ciclamen. Mas allá un corredor con unos pocos sacerdotes meditando piadosamente, y aun más alla, un Crucifijo, un querido y venerado Crucifijo que me hacía recordar años memorables y buenos y, con mis ojos llenos de lágrimas terminé postrado ante los pies del Señor. Mi alma se sentía como levantado y una voz pacífica y comsolante parecía provenir de Ese Corazón Atravésado, invitándome a levantarme y confiar todas mis penas a Dios, y a rezar.

Que silencio más dulce, lleno de paz... y en ese silencio ¡Solo Dios! Seguí repitiendome la frase: ¡Solo Dios! Y al hacerlo ¡sentí una calma y benéfica atmósfera rodeando mi alma!

Y entonces vi detras de mi la razón por mis dificultades presentes: vi que en vez de tratar de complacerlo solo a Dios en mi labor, durante años estaba rogando alabanza de los hombres, y estaba continuamente buscando anciosamente que alguien me vea, me aprecie y me aplaude; y llegué a ver esta conclusión: debo comenzar una nueva vida aquí y ahora: trabajar, buscando a Solo Dios!

Trabajar debajo de la mirada de Dios, ¡de Solo Dios!

¡Oh! si, una regla nueva para vivir se encuentra en estas palabras: todo lo que se necesita para la Obra de la Providencia Divina está aquí: ¡la mirada de Dios!

Es necesario comenzar una nueva vida, y debe ser empezada con esta primícia: obrar, trabajar, ¡buscandolo a Dios solamente! Trabajar bajo la mirada de Dios, ¡de Solo Dios!

La mirada de Dios es como el rocío que fortalece, como un rayo radiante de luz que fertiliza y expande: por lo tanto, hagamos nuestro trabajo sin gran ruido y sin descanso; obremos en la contemplación de Dios, de Solo Dios.

La mirada humana es un rayo abrazador que empalidece los colores, hasta los mas resistentes: en nuestro caso, sería como un aliento helado de viento que dobla, tuerce y arruina el tallo aun frágil de esta pobrecita pequeña planta.

Todo acto que se hace para atraer a la atención y para ser visto, pierde su frescura en los ojos del Señor: es como una flor que ha pasado por muchas manos y se ha tornado apenas presentable.

O humilde Obra de Providencia Divina, sé la flor del desierto que crece, se abre y florece porque Dios le ha dicho que lo haga, la cual no está perturbada si un pájaro que pasa la ve o no, o si el viento soplando la dispersa y le quita los pocos petalos que tiene.

Para nuestra alma y para la totalidad de nuestra vida: ¡Solo Dios! ¡Solo Dios!

La Soledad sin Dios agitará el espíritu y amargará el corazon: es como una llanura cubierta de flores, pero no tiene nada mas que un sol pálido y sin vida.

La Soledad con Dios, al contrario, es una atmósfera dulce, cálida ¡que sabe bien como curar los tormentos del corazón!

¡Solo Dios! Oh ¡que provechoso y consolante es tener solo la voluntad de Dios como nuestro testigo! Solo Dios es una santidad ¡del mas alto nivel! Solo Dios, es la fundación mas segura del poder un día alcanzar el Cielo. Solo Dios, hijos mios: ¡Solo Dios!




Trabaja, Buscando a Solo Dios
de los escritos de San Don Orione (1872-1940)

Ayer, cuando estaba en el cuarto de un buen sacerdote, mis ojos se encontraron con estas palabras: ¡Solo Dios! Mi mirar en ese momento estaba lleno de agotamiento y dolor y mi mente estaba pensando de tantas otras cosas como el ayer, lleno de anxiedad, y sobre todo el torbellino de tanta angustia. Y por encima el ruido confuso de tantos suspiros, me parecía oir la amable y buena voz de mi Ángel: ¡Solo Dios! Alma desconsolado, ¡Solo Dios!

Sobre una ventana había una planta de ciclamen. Mas allá un corredor con unos pocos sacerdotes meditando piadosamente, y aun más alla, un Crucifijo, un querido y venerado Crucifijo que me hacía recordar años memorables y buenos y, con mis ojos llenos de lágrimas terminé postrado ante los pies del Señor. Mi alma se sentía como levantado y una voz pacífica y comsolante parecía provenir de Ese Corazón Atravésado, invitándome a levantarme y confiar todas mis penas a Dios, y a rezar.

Que silencio más dulce, lleno de paz... y en ese silencio ¡Solo Dios! Seguí repitiendome la frase: ¡Solo Dios! Y al hacerlo ¡sentí una calma y benéfica atmósfera rodeando mi alma!

Y entonces vi detras de mi la razón por mis dificultades presentes: vi que en vez de tratar de complacerlo solo a Dios en mi labor, durante años estaba rogando alabanza de los hombres, y estaba continuamente buscando anciosamente que alguien me vea, me aprecie y me aplaude; y llegué a ver esta conclusión: debo comenzar una nueva vida aquí y ahora: trabajar, buscando a Solo Dios!

Trabajar debajo de la mirada de Dios, ¡de Solo Dios!

Oh! si, una regla nueva para vivir se encuentra en estas palabras: todo lo que se necesita para la Obra de la Providencia Divina está aquí: ¡la mirada de Dios!

Es necesario comenzar una nueva vida, y debe ser empezada con esta primícia: obrar, trabajar, ¡buscandolo a Dios solamente! Trabajar bajo la mirada de Dios, ¡de Solo Dios!

La mirada de Dios es como el rocío que fortalece, como un rayo radiante de luz que fertiliza y expande: por lo tanto, hagamos nuestro trabajo sin gran ruido y sin descanso; obremos en la contemplación de Dios, de Solo Dios.

La mirada humana es un rayo abrazador que empalidece los colores, hasta los mas resistentes: en nuestro caso, sería como un aliento helado de viento que dobla, tuerce y arruina el tallo aun frágil de esta pobrecita pequeña planta.

Todo acto que se hace para atraer a la atención y para ser visto, pierde su frescura en los ojos del Señor: es como una flor que ha pasado por muchas manos y se ha tornado apenas presentable.

 
 
 


Jesucristo Crucifijado de Diego Velazquez; 1632; Museo del Prado, Madrid, España http://commons.wikimedia.org  
 
 
 
 


Padre Orione celebrando la Santa Misa  
 
 
 
 


Padre Orione y el Santísimo Sacramento
O humilde Obra de Providencia Divina, sé la flor del desierto que crece, se abre y florece porque Dios le ha dicho que lo haga, la cual no está perturbada si un pájaro que pasa la ve o no, o si el viento soplando la dispersa y le quita los pocos petalos que tiene.

Para nuestra alma y para la totalidad de nuestra vida: ¡Solo Dios! ¡Solo Dios!

La Soledad sin Dios agitará el espíritu y amargará el corazon: es como una llanura cubierta de flores, pero no tiene nada mas que un sol pálido y sin vida.

La Soledad con Dios, al contrario, es una atmósfera dulce, cálida ¡que sabe bien como curar los tormentos del corazón!

¡Solo Dios! Oh ¡que provechoso y consolante es tener solo la voluntad de Dios como nuestro testigo! Solo Dios es una santidad ¡del mas alto nivel! Solo Dios, es la fundación mas segura del poder un día alcanzar el Cielo. Solo Dios, hijos mios: ¡Solo Dios!

 
 
"La alegría perfecta solo se encuentra en la dedicación perfecta de uno mismo a Dios, al ser humano y a toda la humanidad." *
 
 
 
 
 
 
 


Estatua de Don Orione orando en la Capilla del Templo de la Madonna della Guardia, Ceranesi, Italia http://commons.wikimedia.org
Homilía de Juan Pablo II, durante la Canonización de San Luigi Orione, FDP, Sexto Domingo de Pascuas, 16 de Mayo, 2004

"Hombres que han arriesgado sus vidas por Nuestro Señor Jesucristo" (Hechos 15: 26).

Estas palabras de los Hechos de los Apóstoles pueden ser bien aplicadas al Santo Luigi Orione, un hombre que se dió enteramente por la causa de Cristo y de Su Reino.

Sufrimientos físicos y morales, fatiga, dificultad, desentendimientos y todo tipo de obstáculos caracterizaron su ministerio apostólico.

"Cristo, la Iglesia, almas", el diría: "son amados y servidos en la Cruz y a través de la crucifixión, o no son amados y servidos para nada" (Escritos, 68, 81).

La esencia de esta estrategia de caridad fue "sin límites porque fue abierta ampliamente por la Caridad de Cristo" (ibid., 102, 32).

La pasión por Cristo fue el alma de su vida audaz, el ímpetu interior de un altruismo sin reservas, la siempre fresca fuente de una esperanza indestructible.

Este humilde hijo de un hombre que reparaba rutas proclamó que "solo la caridad salvará al mundo" (ibid., 62, 13), y a todos frecuentemente les decia que "la alegría perfecta solo se puede encontrar en la perfecta dedicación de uno mismo a Dios y al hombre, y a toda la humanidad" (ibid.).

 
 
 


Estatua de Don Orione orando en la Capilla del Templo de la Madonna della Guardia, Ceranesi, Italia http://commons.wikimedia.org
 
Homilía de Juan Pablo II, durante la Canonización de San Luigi Orione, FDP, Sexto Domingo de Pascuas, 16 de Mayo, 2004

"Hombres que han arriesgado sus vidas por Nuestro Señor Jesucristo" (Hechos 15: 26).

Estas palabras de los Hechos de los Apóstoles pueden ser bien aplicadas al Santo Luigi Orione, un hombre que se dió enteramente por la causa de Cristo y de Su Reino.

Sufrimientos físicos y morales, fatiga, dificultad, desentendimientos y todo tipo de obstáculos caracterizaron su ministerio apostólico.

"Cristo, la Iglesia, almas", el diría: "son amados y servidos en la Cruz y a través de la crucifixión, o no son amados y servidos para nada" (Escritos, 68, 81).

La esencia de esta estrategia de caridad fue "sin límites porque fue abierta ampliamente por la Caridad de Cristo" (ibid., 102, 32).

La pasión por Cristo fue el alma de su vida audaz, el ímpetu interior de un altruismo sin reservas, la siempre fresca fuente de una esperanza indestructible.

Este humilde hijo de un hombre que reparaba rutas proclamó que "solo la caridad salvará al mundo" (ibid., 62, 13), y a todos frecuentemente les decia que "la alegría perfecta solo se puede encontrar en la perfecta dedicación de uno mismo a Dios y al hombre, y a toda la humanidad" (ibid.).

 
 
 


Estatua de Don Orione orando en la Capilla del Templo de la Madonna della Guardia, Ceranesi, Italia http://commons.wikimedia.org
Homilía de Juan Pablo II, durante la Canonización de San Luigi Orione, FDP, Sexto Domingo de Pascuas, 16 de Mayo, 2004

"Hombres que han arriesgado sus vidas por Nuestro Señor Jesucristo" (Hechos 15: 26).

Estas palabras de los Hechos de los Apóstoles pueden ser bien aplicadas al Santo Luigi Orione, un hombre que se dió enteramente por la causa de Cristo y de Su Reino.

Sufrimientos físicos y morales, fatiga, dificultad, desentendimientos y todo tipo de obstáculos caracterizaron su ministerio apostólico.

"Cristo, la Iglesia, almas", el diría: "son amados y servidos en la Cruz y a través de la crucifixión, o no son amados y servidos para nada" (Escritos, 68, 81).

La esencia de esta estrategia de caridad fue "sin límites porque fue abierta ampliamente por la Caridad de Cristo" (ibid., 102, 32).

La pasión por Cristo fue el alma de su vida audaz, el ímpetu interior de un altruismo sin reservas, la siempre fresca fuente de una esperanza indestructible.

Este humilde hijo de un hombre que reparaba rutas proclamó que "solo la caridad salvará al mundo" (ibid., 62, 13), y a todos frecuentemente les decia que "la alegría perfecta solo se puede encontrar en la perfecta dedicación de uno mismo a Dios y al hombre, y a toda la humanidad" (ibid.).

 
 
"Don Orione fue el hombre mas caritivo que he conocido. Su caridad fue mas allá de los límites normales. Estaba convencido que el mundo podía ser conquistado por el amor."
Pope Saint John XXIII  
 
"Don Orione fue el hombre mas caritivo que he conocido. Su caridad fue mas allá de los límites normales. Estaba convencido que el mundo podía ser conquistado por el amor."
Pope Saint John XXIII  
 

"Restaurar Todo en Cristo"

Los Hijos de la Divina Providencia es una congregación religioso Católica Romana fundada en Italia en el año 1893 por San Luigi Orione. La Congregación recibe su inspiración de su fundador cuyo lema fue: "Instaurare omnia in Christo" (restaurar todo en Cristo). Se recuerda a San Luigi Orione por su dedicación a la justicia social y al servicio de los necesitados, a través del dicho "Haz bien a todos; lastima a nadie", un servicio guiado e inspirado por las enseñanzas de la Iglesia Católica.

Don Orione empezó su obra con huérfanos y niños abandonados en la ciudad de Tortona en la parte nor-occidental de Tortona cuando todavía era un estudiante. Era un hombre con enorme energía y capacidad emprendedora y, al tiempo de su fallecimiento en el año 1940 el y sus seguidores establecieron servicios para el cuidado de los ancianos, los descapacitados y los desvalidos. Hoy, menos de mil sacerdotes y hermanos de la Congregación están trabajando en treinta y dos paises por todo el mundo suministrando servicios en la carisma de San Luigi Orione.



 
 

 
San Don Orione en el mundo; http://donorionekenya.blogspot.com
 
 
 
 

 
San Don Orione en el mundo; http://donorionekenya.blogspot.com

"Restaurar Todo en Cristo"

Los Hijos de la Divina Providencia es una congregación religioso Católica Romana fundada en Italia en el año 1893 por San Luigi Orione. La Congregación recibe su inspiración de su fundador cuyo lema fue: "Instaurare omnia in Christo" (restaurar todo en Cristo). Se recuerda a San Luigi Orione por su dedicación a la justicia social y al servicio de los necesitados, a través del dicho "Haz bien a todos; lastima a nadie", un servicio guiado e inspirado por las enseñanzas de la Iglesia Católica.

Don Orione empezó su obra con huérfanos y niños abandonados en la ciudad de Tortona en la parte nor-occidental de Tortona cuando todavía era un estudiante. Era un hombre con enorme energía y capacidad emprendedora y, al tiempo de su fallecimiento en el año 1940 el y sus seguidores establecieron servicios para el cuidado de los ancianos, los descapacitados y los desvalidos. Hoy, menos de mil sacerdotes y hermanos de la Congregación están trabajando en treinta y dos paises por todo el mundo suministrando servicios en la carisma de San Luigi Orione.



 
 

"Restaurar Todo en Cristo"

Los Hijos de la Divina Providencia es una congregación religioso Católica Romana fundada en Italia en el año 1893 por San Luigi Orione. La Congregación recibe su inspiración de su fundador cuyo lema fue: "Instaurare omnia in Christo" (restaurar todo en Cristo). Se recuerda a San Luigi Orione por su dedicación a la justicia social y al servicio de los necesitados, a través del dicho "Haz bien a todos; lastima a nadie", un servicio guiado e inspirado por las enseñanzas de la Iglesia Católica.

Don Orione empezó su obra con huérfanos y niños abandonados en la ciudad de Tortona en la parte nor-occidental de Tortona cuando todavía era un estudiante. Era un hombre con enorme energía y capacidad emprendedora y, al tiempo de su fallecimiento en el año 1940 el y sus seguidores establecieron servicios para el cuidado de los ancianos, los descapacitados y los desvalidos. Hoy, menos de mil sacerdotes y hermanos de la Congregación están trabajando en treinta y dos paises por todo el mundo suministrando servicios en la carisma de San Luigi Orione.

 
 
 

 
San Don Orione en el mundo; http://donorionekenya.blogspot.com
De las colinas de Boston y Roma: la Madre de Dios nos cuida y protege
 
De las colinas de Boston y Roma: la Madre de Dios nos cuida y protege
De las colinas de Boston y Roma: la Madre de Dios nos cuida y protege
 
 
 
 


Estatua de la Madre de Dios, Reina del Universo de Arrigo Minerbi; 1954-56; Orient Heights, Boston, Massachusetts; (foto tomada en el día de la fiesta de San Luigi Orione, 12 de Marzo, 2015)
 
Un Templo dedicado a la Madona bajo el título de La Reina del Universo el la cima de Orient Heights con vista sobre Boston

Uno de los monumentos históricos mas conocidos del Boston Oriental (East Boston) es una estatua de 11 metros de altura de la Madona. En la cima del barrio de Orient Heights (los Altos del Oriente), constituye el centro de la Cede Nacional de los EEUU del Orden de Don Orione. Construído en el año 1956, la Estatua es una replica de tamaño real de la estatua original en el Centro de Don Orione Center en el Distrito de Montemario en Roma, Italia. Fue diseñado por el escultor Judio-Italiano Arrigo Minerbi, quien queria expresar su gratitud a la Iglesia Católica por haberlo protegido a el y su familia de los Nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Al frente del Templo se encuentra el Hogar de Don Orione, un hogar de ancianos fundado por los sacerdotes de Don Orione. La capilla fue diseñada por el arquitecto Italiano Mario Bacciocchi.

 
 
 

Estatua de la Madre de Dios, Reina del Universo de Arrigo Minerbi; 1954-56; Orient Heights, Boston, Massachusetts; (foto tomada en el día de la fiesta de San Luigi Orione, 12 de Marzo, 2015)
 
 
Un Templo dedicado a la Madona bajo el título de La Reina del Universo el la cima de Orient Heights con vista sobre Boston

Uno de los monumentos históricos mas conocidos del Boston Oriental (East Boston) es una estatua de 11 metros de altura de la Madona. En la cima del barrio de Orient Heights (los Altos del Oriente), constituye el centro de la Cede Nacional de los EEUU del Orden de Don Orione. Construído en el año 1956, la Estatua es una replica de tamaño real de la estatua original en el Centro de Don Orione Center en el Distrito de Montemario en Roma, Italia. Fue diseñado por el escultor Judio-Italiano Arrigo Minerbi, quien queria expresar su gratitud a la Iglesia Católica por haberlo protegido a el y su familia de los Nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Al frente del Templo se encuentra el Hogar de Don Orione, un hogar de ancianos fundado por los sacerdotes de Don Orione. La capilla fue diseñada por el arquitecto Italiano Mario Bacciocchi.

 
 
 


Estatua de la Madre de Dios, Reina del Universo de Arrigo Minerbi; 1954-56; Orient Heights, Boston, Massachusetts; (foto tomada en el día de la fiesta de San Luigi Orione, 12 de Marzo, 2015)
Un Templo dedicado a la Madona bajo el título de La Reina del Universo el la cima de Orient Heights con vista sobre Boston

Uno de los monumentos históricos mas conocidos del Boston Oriental (East Boston) es una estatua de 11 metros de altura de la Madona. En la cima del barrio de Orient Heights (los Altos del Oriente), constituye el centro de la Cede Nacional de los EEUU del Orden de Don Orione. Construído en el año 1956, la Estatua es una replica de tamaño real de la estatua original en el Centro de Don Orione Center en el Distrito de Montemario en Roma, Italia. Fue diseñado por el escultor Judio-Italiano Arrigo Minerbi, quien queria expresar su gratitud a la Iglesia Católica por haberlo protegido a el y su familia de los Nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Al frente del Templo se encuentra el Hogar de Don Orione, un hogar de ancianos fundado por los sacerdotes de Don Orione. La capilla fue diseñada por el arquitecto Italiano Mario Bacciocchi.

 
 

Los Templos fueron construidos para cumplir con los deseos de Don Orione que al lado de cada obra de caridad hubiera una obra de fe.

 
 
El Templo de la Madona en la cima de Monte Mario con vista sobre Roma

De las miles de estatuas, pinturas y mosáicos de la Madona en Roma, tal vez la que es mas querida por los Romanos es la estatus más visible. Esta visibilidad se debe a dos factores: el tamaño de la estatua y su ubicación. La estatua misma, hecha de bronce y cobre con chapa de oro, pesa mas de siete toneladas y medio y tiene nieve metros de altura; además, está situada sobre una base de diez y nueve metros de altura. Encima, su ubicación es en la cima de Monte Mario, el punto mas alto de la ciudad con una altitud de 132 metros. Fue eregida el 4 de Abril, 1953 como un ex-voto, una ofrenda votiva pedida con las firmas de mas de un millón de Romanos para darle las gracias a la Madona por salvar la ciudad de Roma durante la Segunda Guerra Mundial. El Templo se encuentra en el terreno del centro de rehabilitación y escuela de Don Orione.

 
 
 
 


El Templo de la Madona de Montemario de Arrigo Minerbi; 1953; Monte Mario, Italia http://media.06blog.it
 
 
El Templo de la Madona en la cima de Monte Mario con vista sobre Roma

De las miles de estatuas, pinturas y mosáicos de la Madona en Roma, tal vez la que es mas querida por los Romanos es la estatus más visible. Esta visibilidad se debe a dos factores: el tamaño de la estatua y su ubicación. La estatua misma, hecha de bronce y cobre con chapa de oro, pesa mas de siete toneladas y medio y tiene nieve metros de altura; además, está situada sobre una base de diez y nueve metros de altura. Encima, su ubicación es en la cima de Monte Mario, el punto mas alto de la ciudad con una altitud de 132 metros. Fue eregida el 4 de Abril, 1953 como un ex-voto, una ofrenda votiva pedida con las firmas de mas de un millón de Romanos para darle las gracias a la Madona por salvar la ciudad de Roma durante la Segunda Guerra Mundial. El Templo se encuentra en el terreno del centro de rehabilitación y escuela de Don Orione.

 
 
 

El Templo de la Madona de Montemario de Arrigo Minerbi; 1953; Monte Mario, Italia http://media.06blog.it
El Templo de la Madona en la cima de Monte Mario con vista sobre Roma

De las miles de estatuas, pinturas y mosáicos de la Madona en Roma, tal vez la que es mas querida por los Romanos es la estatus más visible. Esta visibilidad se debe a dos factores: el tamaño de la estatua y su ubicación. La estatua misma, hecha de bronce y cobre con chapa de oro, pesa mas de siete toneladas y medio y tiene nieve metros de altura; además, está situada sobre una base de diez y nueve metros de altura. Encima, su ubicación es en la cima de Monte Mario, el punto mas alto de la ciudad con una altitud de 132 metros. Fue eregida el 4 de Abril, 1953 como un ex-voto, una ofrenda votiva pedida con las firmas de mas de un millón de Romanos para darle las gracias a la Madona por salvar la ciudad de Roma durante la Segunda Guerra Mundial. El Templo se encuentra en el terreno del centro de rehabilitación y escuela de Don Orione.

 
 
 


El Templo de la Madona de Montemario de Arrigo Minerbi; 1953; Monte Mario, Italia http://media.06blog.it
 
 

Sin la oración nada bueno se logra. Las obras de Dios se hacen con nustras manos unidas, y arrodillados.
Aún cuando corremos, debemos permanecer espiritualmente arrodillados ante Él. *
 
 
 
12 de Marzo - Saint Luigi Orione (1872-1940) - Esperanza Indestructible en Dios - Apóstol de Caridad
 
 
 
 
* Citas de San Luigi Orione
* Citas de San Luigi
  Orione
 
 
 
 
* Citas de San Luigi Orione

12 de Marzo - Saint Luigi Orione (1872-1940) - Esperanza Indestructible en Dios - Apóstol de Caridad


Este sitio es dedicado a Nuestro Señor Jesucristo
en la Santísima Virgen María
para la Gloria de Dios

  La Bendición Apostólica de la Santa Sede en Roma se imparta (28 de Octubre, 2013)
Cooperatores Veritatis
 
Omnia ad majoren Dei Gloriam!
(¡Todo para la mayor gloria de Dios!)

Contáctanos/escríbanos via email a info@verdadcatolica.net.
El diseño y algunos materiales son ©2013-2017 por VerdadCatolica.Net - Todos los Derechos Reservados
Algunas obras rigen bajo licensia pública o abierta - otras están protegidas por derechos de propiedad intelectual de copyright de sus dueños.

   Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.  
 

   Hosted & powered by  UNI COMP® Inc.  
 
top
X
OUR FATHER

Our Father, Who Art In Heaven
Hallowed Be Thy Name.
Thy Kingdom come,
Thy Will be done
On earth as it is in Heaven.
Give us this day our daily bread
And forgive us our trespasses
As we forgive those who trespass against us.
Liberate us from all temptation[*]
And deliver us from all evil. Amen



[*] Liberate us is in keeping with the original Latin text.
       God usually does not "lead us" to temptation
       (unless we are tested),
       but gives us the grace to overcome and/or resist it
X
HAIL MARY

Hail Mary, full of grace
The Lord is with thee.
Blessed art though among women,
And blessed is the fruit
Of thy womb, Jesus.
 
Holy Mary, Mary of God
Pray for us sinners
Now, and in the hour
Of our death. Amen


 
X
APOSTLE'S CREED

I believe in God, the Father Almighty Creator of Heaven and earth;
And in Jesus Christ, His Only Son, our Lord;
Who was conceived by the
[work and grace of the] Holy Ghost,[*]
Born of the Virgin Mary,
Suffered under Pontius Pilate,
Was crucified, died and was buried.
He descended into the Dead.[**]
On the third day, He rose again;
He ascended into Heaven,
And sits at the right hand of God,
the Father Almighty.
From thence he shall come to judge
the living and the dead.
 
I believe in the Holy Ghost,[*]
The Holy Catholic Church,
The communion of saints,
The forgiveness of sins.
The resurrection of the body,
And life everlasting. Amen


[*] Holy Ghost: may be substituted with the current Holy Spirit.
[**] the Dead: "inferi", the underworld or the dead in Latin.
X
GLORIA

Glory be to the Father, and to the Son,
and to the Holy Ghost[*],
as it was in the beginning, is now,
and ever shall be, world without end.
Amen

[*] Holy Ghost: may be substituted with the current Holy Spirit.
X
DE PROFUNDIS

Out of the depths I have cried to Thee, O Lord:
Lord, hear my voice.
Let Thine ears be attentive
to the voice of my supplication.

If thou, O Lord, wilt mark iniquities:
Lord, who shall abide it.
For with Thee there is merciful forgiveness:
and because of Thy law,
I have waited for Thee, O Lord.

My soul hath waited on His word:
my soul hath hoped in the Lord.
From the morning-watch even until night,
let Israel hope in the Lord.

For with the Lord there is mercy:
and with Him plenteous redemption.
And He shall redeem Israel
from all her iniquities.

Glory be to the Father, and to the Son,
and to the Holy Ghost[*],
as it was in the beginning, is now,
and ever shall be, world without end.
Amen

[*] Holy Ghost: may be substituted with the current Holy Spirit.
X
DE PROFUNDIS

Out of the depths I have cried to Thee, O Lord:
Lord, hear my voice.
Let Thine ears be attentive to the voice
of my supplication.

If thou, O Lord, wilt mark iniquities:
Lord, who shall abide it.
For with Thee there is merciful forgiveness:
and because of Thy law,
I have waited for Thee, O Lord.

My soul hath waited on His word:
my soul hath hoped in the Lord.
From the morning-watch even until night,
let Israel hope in the Lord.

For with the Lord there is mercy:
and with Him plenteous redemption.
And He shall redeem Israel
from all his iniquities.

V. Eternal rest give unto them, O Lord.
R. And let perpetual light shine upon them.
V. From the gate of hell.
R. Deliver their souls, O Lord.
V. May then reset in peace.
R. Amen.
V. O Lord, hear my prayer.
R. And let my cry come unto Thee.
V. The Lord be with you.
R. And with Thy Spirit.

(50 days indulgence to all who pray the De Profundis with V. and R.
"Requiem aeternam" (Eternal Rest) three times a day.
Pope Leo XIII, February 3, 1888)


Let us pray:
O God, the Creator and Redeemer of all
the faithful, we beseech Thee to grant
to the souls of Thy servants the remission
of their sins, so that by our prayers
they may obtain pardon for which they long.
O Lord, who lives and reigns,
world without end. Amen

May they rest in peace. Amen

X
PADRE NUESTRO

Padre Nuestro,
que estas en los Cielos
Santificado sea Tu Nombre;
Venga a nosotros tu Reino;
Hágase Tu Voluntad
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
Perdona nuestras ofensas,
Como también nosotros
perdonamos a los que nos ofenden,
No nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal. Amén
 
X
AVE MARÍA

Dios te salve, María,
llena eres de gracia;
El Señor es Contigo;
Bendita Tú eres
entre todas las mujeres,
Y bendito es el fruto
De tu vientre, Jesús.
 
Santa María,
Madre de Dios,
Ruega por nosotros
pecadores,
Ahora y en la hora
De nuestra muerte.
Amén
 
X
CREDO

Creo en Dios, Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo,
Su único Hijo, Nuestro Señor,
Que fue concebido por obra
y gracia del Espíritu Santo,
Nació de la Santa María Virgen;
Padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
Fue crucificado, muerto y sepultado,
Descendió a los infiernos,
Al tercer día resucitó de entre los muertos,
Subió a los cielos
Y está sentado a la derecha de Dios,
Padre Todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar
a los vivos y a los muertos.

Creo en el Espíritu Santo,
La Santa Iglesia Católica,
La comunión de los santos,
El perdón de los pecados,
La resurrección de la carne
Y la vida eterna. Amén
 
 
X
DE PROFUNDIS

Desde lo hondo a Ti grito, Señor; Señor,
escucha mi voz;
Estén Tus oidos atentos
a la voz de mi súplica.

Si llevas cuenta de los delitos, Señor,
¿quién podrá resistir?
Pero de ti procede el perdón,
y así infundes respeto.
Mi alma espera en el Señor.

Espera en su palabra;
mi alma aguarda al Señor,
más que el centinela la aurora.
Aguarda Israel al Señor.

Como el centinela la aurora;
porque del Señor viene la misericordia.
la redención copiosa;
y Él redimirá a Israel de todos sus delitos.

Gloria al Padre, al Hijo y al
Espíritu Santo,
como es desde el principio,
es ahora y será por los siglos de los siglos.
Amén

X
GLORIA

Gloria al Padre, al Hijo y al
Espíritu Santo,
como es desde el principio,
es ahora y será por los siglos de los siglos.
Amén

X
DE PROFUNDIS

Desde lo hondo a Ti grito, Señor;
Señor, escucha mi voz;
Estén Tus oidos atentos a
la voz de mi súplica.

Si llevas cuenta de los delitos, Señor,
¿quién podrá resistir?

Pero de ti procede el perdón,
y así infundes respeto.
Mi alma espera en el Señor.

Espera en su palabra;
mi alma aguarda al Señor,
más que el centinela la aurora.
Aguarda Israel al Señor.

Como el centinela la aurora;
porque del Señor viene la misericordia,
la redención copiosa;
y Él redimirá a Israel de todos sus delitos.

V. Dadles, Señor, a todas las almas
el descanso eterno.
R. Y haced lucir sobre ellas
vuestra eterna luz.
V. Que en paz descansen.
R. Amén.